Manifestantes contra oleoducto cierran bancos

19 de mayo de 2017

Decenas de activistas de 350Seattle cerraron 13 bancos Chase en Seattle el 8 de mayo en alianza con los pueblos indígenas. La acción fue una confrontación con JPMorgan Chase y otros bancos para detener sus préstamos para el oleoducto Keystone XL, que se extendería desde Alberta, Canadá hasta los Estados Unidos, transportando petróleo extraído de arenas bituminosas canadienses.

Líderes indígenas han señalado que el petróleo de arenas bituminosas utiliza tres veces más energía para extraerlo que el petróleo regular, siendo así una causa del calentamiento global. El Keystone de 1.700 millas cruzaría el inmenso acuífero Oglala hasta el sureste de Nebraska.

Las/os manifestantes se presentaron cerca del mediodía frente a los bancos Chase de la ciudad. En algunos bancos, hicieron sátiras frente al banco en trajes que se usan para trabajar con materiales peligrosos. Otros bancos fueron ocupados por indígenas cantando a son de sus tambores. Las/os manifestantes, sosteniendo carteles y pancartas, se tomaron de brazos e hicieron declaraciones en otras sucursales. Coreaban: ¡“Ni carbón, ni petróleo! ¡Queremos nuestro dinero de vuelta”! Refiriéndose a los miles de millones de dólares en dinero de rescate que los bancos recibieron del gobierno federal durante la última recesión.

Una vez que la policía pudo alcanzar todas las acciones, arrestaron y encarcelaron a 26 personas. La acción recibió cobertura de prensa local, nacional e internacional.

Más de 121 Naciones Originarias, junto con otras organizaciones indígenas, han firmado la Alianza del Tratado Contra la Expansión de Arenas Bituminosas. Se pide a los bancos que se desprendan de todas las empresas que construyen el Dakota Access Pipeline, el Keystone XL (que será construido por TransCanada) y los otros tres oleoductos que salen de las arenas bituminosas.

Vivimos en un planeta acosado por sequías, migración forzada, derretimiento de las capas de hielo y crecimiento de los mares. La reciente decisión del gobierno de Donald Trump de aprobar el Keystone XL ha aumentado la crisis. James Hansen, director del Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA dijo que “sería el fin para el clima”, si el Keystone XL se construye para transportar el petróleo de las arenas bituminosas. (New York Times, 9 de mayo)

Sin el apoyo de los grandes bancos, las compañías petroleras no podrían permitirse el lujo de construir proyectos de arenas bituminosas como el Keystone. Y Chase está conectado a la industria petrolera tanto como mucho de ellos.