Crímenes históricos de militares franceses

Muchos jóvenes en París fueron víctimas inocentes del ataque del 13 de noviembre, pero eso no quiere decir que el estado imperialista francés es inocente. Aunque la Revolución Francesa de 1789 levantó las consignas idealistas de libertad, igualdad y fraternidad, el imperialismo francés, que se desarrolló a partir de esa revolución burguesa, tiene una historia sangrienta en el mundo. Las acciones de la clase dominante francesa han creado muchos enemigos, pero es la gente común, no a las élites, quienes pagan el precio.

Cuando Francia imperialista  acababa de salir de la ocupación alemana después de la Segunda Guerra Mundial, los pueblos árabes y bereberes comenzaron manifestaciones masivas y levantamientos en Argelia contra el dominio colonial francés. Para suprimir la rebelión, durante varios días las tropas y la policía francesas, actuando por orden del presidente francés emitida el 8 de mayo de 1945, masacraron cerca de 45.000 argelinos que pacíficamente se manifestaban en las ciudades de Setif, Guelma y Kherrata. (tinyurl.com/ncqzar5) Los ocupantes franceses mataron tanto como un millón de argelinas/os intentando aferrarse a esa nación, hasta que el pueblo finalmente ganó su liberación en 1962.

En 1947, las tropas coloniales francesas asesinaron 89.000 personas para “pacificar” una rebelión en Madagascar, una isla de África en el Océano Índico. (Le Monde Diplomatique, marzo de 1997) Durante la larga guerra francesa en Indochina, los militares franceses mataron a muchos más vietnamitas, laosianos, camboyanos y algunos chinos hasta que el imperialismo francés fue finalmente expulsado en 1954.

Incluso en el mismo París, el 17 de octubre de 1961, la policía francesa abrió fuego contra una manifestación de 30.000 argelinos, matando entre 70 y 300 personas. Si usted no ha oído hablar de esto, es porque la policía francesa y los medios de comunicación conspiraron para mantenerlo en secreto hasta que finalmente se verificó en la década de 1990. (“La batalla de París,” Jean-Luc Einaudi, 1991)

Esta historia de intervención militar imperialista continúa. Aviones franceses abrieron la guerra aérea contra Libia en 2011, llevando a la destrucción bárbara de ese país por la OTAN. Aviones franceses están bombardeando hoy en Siria e Irak, junto a la “coalición” liderada por Estados Unidos.