100 millones en la India se unen a la huelga general

By on March 6, 2013

La clase trabajadora y oprimida de la India demostró su fuerza y determinación los días 20 y 21 de febrero con una huelga general que cerró totalmente a muchas partes del país, afectando profundamente a otras.

La Huelga General de Toda la India fue organizada conjuntamente por 11 Centrales Sindicales y Federaciones Independientes de Trabajadores y Empleados, muchas de las cuales están afiliadas a partidos progresistas o de izquierda. Las demandas incluyen muchos puntos que les resultarán familiares a los/as trabajadores/as del mundo: proteger el derecho a organizar (un fin a la represalia contra organizadores/as sindicales); un alto a la subcontratación de trabajadores/as; aumento del salario mínimo y un fin a la exportación de puestos de trabajo.

En un comunicado de prensa emitido el 20 de febrero, los sindicatos declararon que “la respuesta sin precedente al llamado de huelga en todo el país, mucho más allá de nuestras expectativas, realmente refleja la ira del pueblo contra el persistente aumento de los precios del petróleo diesel, gas, carbón, electricidad y otros bienes esenciales para las necesidades básicas del pueblo”. También se reportó que muchos/as trabajadores/as no sindicados/as participaron en las huelgas y manifestaciones. (beforeitsnews.com, 21 de febrero)

Aunque fue ignorada por gran parte de los medios de comunicación burgueses del mundo, la huelga tuvo un impacto significativo. Prácticamente cerró el sector bancario y de seguros, la producción industrial y las instituciones educativas en muchas partes de la India, a pesar de las amenazas de represalias por los gobiernos nacional y estatal. Los/as trabajadores/as de las industrias privadas, incluyendo de las zonas económicas especiales, participaron junto a trabajadores/as del sector público.

El estado sureño de Kerala fue paralizado en gran parte, sin autobuses y con tiendas, fábricas e instituciones educativas cerradas, a pesar de las amenazas del gobierno estatal de quitar dos días de pago a los/as huelguistas. Más de 200.000 trabajadores/as de costura en la ciudad industrial de Tirupur, en el estado de Tamil Nadu, se declararon en huelga. Los mineros del carbón de la compañía estatal Singareni salieron de su trabajo en el estado de Andhra Pradesh.

En el norte de India, los estados de Haryana, Punjab y Chandigarh fueron fuertemente afectados. En la ciudad de Ambala en Harayana, Narender Singh, un conductor de autobús y tesorero de un sindicato afiliado, fue asesinado el 20 de febrero cuando un autobús lo atropelló mientras él estaba en una línea de piquete. Los/as manifestantes furiosos/as se enfrentaron con la policía después del incidente. Más de una docena de activistas sindicales quedaron heridos, cinco de ellos de gravedad.

Los/as trabajadores/as automotrices en la zona industrial de Gurgaon-Manesar, incluyendo a Maruti Suzuki, Hero MotoCorp y Suzuki Motocicleta India, se unieron a la huelga el segundo día. En el estado occidental de Gujarat, casi 8.000 autobuses estatales no salieron, y una gran parte del sector bancario también fue afectada.

La capital de New Delhi estaba prácticamente paralizada. En las zonas industriales de Noida, cerca de New Delhi, cientos de fábricas y vehículos, incluyendo más de una docena de autos de la policía, resultaron dañados después de que los/as trabajadores/as bloquearon las carreteras y se enfrentaron con la policía. Las autoridades se vieron obligadas a traer policías de fuera de la ciudad, junto con la Policía Provincial Armada, para reprimir a los/as trabajadores/as que se manifestaban.

‘Huelga total’ en el estado más poblado

En el estado más poblado del país, Uttar Pradesh, los medios de comunicación locales informaron que la huelga fue total en las ciudades de Meerut, Ghaziabad, Noida, Kanpur, Varanasi, Lucknow, Saharanpur, Unnao, Moradabad y Allahabad. Los mercados principales de Lucknow, como Aminabad y Hazratganj, estaban desiertos y las operaciones en las oficinas de correos y bancos estatales fueron interrumpidas.

Miles de pasajeros/as de trenes y vehículos se quedaron varados/as en los estados orientales de Orissa y Bihar cuando los/as manifestantes bloquearon la circulación de trenes, autobuses y carricoches.

“Los manifestantes están en cuclillas en las vías del ferrocarril o están capturando las locomotoras. Estamos verdaderamente desamparados,” Amitabh Prabhakar, un encargado de relaciones públicas de la zona centro-oriental de Ferrocarriles de India, dijo por teléfono. (Reuters, 20 de febrero)

Según Reuters, ”Las Cámaras de Comercio e Industria Asociadas dijeron . . . [que] se esperaba que la huelga de dos días causara una pérdida de 150 a 200 mil millones de rupias ($2,8 mil millones a $3,8 mil millones), afectando a sectores bancarios, de seguros y transporte”.

Los/as trabajadores y los pueblos oprimidos de India han demostrado que van a oponer resistencia tanto a la austeridad del gobierno y como al aumento de la explotación capitalista. Ellos/as merecen el apoyo y la solidaridad de los/as progresistas del mundo.

Bookmark and Share

Find more like this: Mundo Obrero , ,


UA-33407704-1