Hacia delante, luego de las Panteras Negras

PRIMERA PARTE

Este artículo fue publicado en inglés el 10 de agosto por los prisioneros del Colectivo Nuevo Agosto Negro.

¡Poder para el pueblo!

¡Necesitamos el empoderamiento de los prisioneros! Necesitamos participar en el movimiento más amplio que lucha contra el imperialismo estadounidense. Este post en este blog tiene la intención de iniciar una plataforma inaugural para que las/os prisioneros conscientes y politizados discutan las condiciones generales de la prisión en relación directa con el estado actual de las luchas existentes en todo el mundo. Estamos animando a las/os lectores y escritores a pensar en el contexto del internacionalismo y la solidaridad global.

Siendo este el 50 aniversario de la fundación del Partido Panteras Negras para la Autodefensa (PPNA) en el año 1966, hay que destacar algunos de los acontecimientos del pasado que siguen afectando a las actuales condiciones de reclusión en las cárceles de Estados Unidos.

I. Condiciones en las cárceles de EUA

El co-fundador y presidente del PPNA, Huey P. Newton (RIP), tras su encarcelamiento se encontró dentro de un abismo totalmente a oscuras, bajo privación sensorial completa, carente de higiene, obligado a hacer sus necesidades en un agujero en el piso y constantemente con hambre. Ese infame infierno fue descrito por el revolucionario como la celda “rompe alma”.

El tono nacional de las condiciones de las prisiones de EUA históricamente se ha establecido con las condiciones brutales de la Penitenciaría Eastern State, la reclusión en Pennsylvania, y el destierro a la isla de Alcatraz en California, culminando en los nuevos diseños de represión en Marion-Illinois; Pelican Bay Supermax; y la ADX actual en Colorado.

Reflexionando hace 50 años, las condiciones brutales que los prisioneros de la vieja escuela se enfrentaban no estaban en esos tiempos vinculados a las empresas privadas. Hoy en día, las empresas corporativas, en contratos por ganancias capitalistas, apoyan la tortura. Ha habido un gran salto en las armas tecnológicas de opresión – hombres y mujeres eran golpeados con porras – pero hoy en día reciben descargas de dispositivos Taser o descarga con picanas eléctricas y electrocutadas/os con 50.000 voltios.

Hay una compañía estadounidense llamada ERC, Inc., que comercializa la “silla de la tortura” – el término eufemístico para el público es “silla de cumplimiento” o “silla de control”. La página web oficial ilustra un funcionario de prisiones tranquilo, descansando cómodamente restringido al aparato. No hay pietaje visual del daño permanente a la médula y al cuello con complicaciones de circulación con la que miles de prisioneros quedan, causándoles dolor y sufrimiento.

Las empresas privadas se benefician de la fabricación y venta de instrumentos de tortura. El interés financiero en municiones químicas ha evolucionado desde el gas pimienta hasta los más avanzados agentes paralizantes neurales y cardíacos en aerosol. En el pasado, el abogado del PPN tuvo éxito en detener el uso del “rompe alma”; pero avancemos al presente en Pensilvania, donde no hay abogados del pueblo como en los años 1960 y 1970. En una demanda colectiva –la Pennsylvania Disabilities Rights Network v. John E. Wetzel, Secretario de Departamento de Correcciones de Pensilvania— los explotadores abogados de los demandantes facturaron por su litigio la cifra de $700.000. Sin embargo, las quejas originales de tortura con luces encendidas las 24 horas al día, las celdas duras de tortura y los equipos de tortura misteriosamente desaparecieron del acuerdo. Esto apunta a un patrón de larga data de los abogados que secuestran las demandas de prisioneros, que se utiliza constantemente en Pensilvania y más allá durante al menos los últimos treinta años.

Los prisioneros del siglo 21 en las plantaciones estadounidenses están enfrentando corporaciones como la Keefe Food Group, Wexford Medical Sources, Inc., y subsidiarias como Correct Care Solutions, Inc. Aunque ha habido un reciente éxito sobre las tarifas nacionales telefónicas para prisioneros contra la avaricia corporativa de Verizon, T-Netix, Tel-Link Global y otras, por todo el país las empresas privadas siguen conspirando, aprovechando y dando sobornos financieros a los funcionarios del gobierno estatal y local y en las cárceles del condado. Piense en Correccional Corporation of America, Prison Health Services, Inc., Wackenhut (G4S), Aramark Corp. – desde los suministros médicos hasta los servicios de alimentación y seguridad, el negocio con las prisiones está en apogeo. ¡Cada una de las prisiones tiene una plantación o un taller de explotación! El viejo modelo de institución penal encerrando a los prisioneros en mazmorras para que languidezcan aislados de toda la sociedad ha sido reemplazado por un nuevo modelo de líneas de producción con fines de lucro. En algunos estados es simplemente esclavitud – sin salarios – pero otros son más sofisticados con el peonaje a 17 centavos de dólar por hora durante seis horas, y no más de 42 centavos de dólar máximo por hora de mano de obra esclava.

En resumen, ningún prisionero hace 50 años tenía que pagar por las necesidades básicas para su higiene en confinamiento, o estar sujeto a cargos por consulta médica, que se redujera su adjudicación estatal de sobres o su pago de bienestar social en la prisión (una asignación mensual general de $14 a $19 para prisioneros que estaban desempleados). Simultáneamente, con la ausencia del subsidio, los prisioneros tienen que hacer frente a las empresas y la comercialización de sus productos de consumo – las tabletas informáticas, iPods, reproductores MP3, paquetes de cable digital vía satélite, televisión de pantalla plana – que se venden a los prisioneros pobres a precios inflados para endeudar a la fuerza a sus familias pobres que les apoyan.

Todo – mano de obra barata y los precios altos en medio de la tortura psicológica y la experimentación médica (programas de eugenesia), ensayo con fármacos genéricos, alimentos contaminados de los llamados países del Tercer Mundo, contratos de fondos de cobertura y subcontratación de mano de obra – hace que esta industria de prisión sea un gigante rentable.

El personal penitenciario deja que las infecciones por el VIH, el virus de la hepatitis C y otras enfermedades contagiosas se propaguen en los prisioneros. Las medidas preventivas y de tratamiento para la diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, mala salud en general y la obesidad en la prisión están retenidas. Mezcle eso con una epidemia de enfermedad mental, y luego obligue a los prisioneros a ser comercializados como productos de las empresas que controlan todos los tratamientos, y usted tiene una fuente de ganancias tan grande que justifica cualquier cantidad de tortura y represión para mantenerlo intacto.

II. Aislamiento solitario

El diseño moderno para el aislamiento solitario se puede remontar al bloqueo de la prisión de Marion en Illinois. El ex-Pantera Negro y luchador del Ejército de Liberación Negra Elder Sundiata Acoli – preso político / prisionero de guerra – se encontró completamente incomunicado de sus seguidores, visitantes y de su correspondencia.

Sin embargo, sus raíces se remontan aún más lejos. El imperialismo EUA adoptó sus llamadas Unidades de Viviendas de Seguridad y Control del Modelo de Stammheim, en la Alemania nazi de la década de 1940. A principios de la década de 1970 los criterios oficiales de la oficina de prisiones de EUA eran: “La afiliación, asociación o pertenencia pasada o actual de un prisionero a una organización que se ha demostrado está implicada en actos de violencia, intentos de interrumpir o derrocar al gobierno de EUA o cuya ideología publicada incluye abogar por violar la ley para ‘liberar’ prisioneros”.

Un método completo y sistemático fue ideado para dividir a los líderes y movimientos de masas a través de detención política, con el pretexto de criminalidad. Una vez contenidos, el estado sometía a los prisioneros en aislamiento bajo lo que se ha definido como la Tabla de Biderman de Coerción Penal.

Un hecho menos conocido debido a los prejuicios imperantes en las prisiones de EUA es que las mujeres también eran segregadas con dureza dentro de la cárcel en unidades de aislamiento en la famosa Lexington en KY. Estas unidades de aislamiento comenzaron subterráneas. ¡Estamos hablando de túneles en el interior de la tierra, una cueva, una tumba! Ahora estas tumbas se utilizan más que nunca, a pesar de los pocos informes selectivos mediáticos sobre los sacrificios valientes que incluyeron la pérdida de vida de prisioneros politizados en California, luchando contra el aislamiento y despertando un espíritu revolucionario en toda la nación.

El Dr. Frankenstein ha transportado sus malas prácticas de Pensilvania a California en la personificación del Dr. Jeffrey A. Beard, Ph.D., un psicólogo clínico con experiencia en los campos de concentración. El Dr. Beard por más de 30 años ha perfeccionado su arte con la creación de las Unidades de Aislamiento a Largo Plazo en Pensilvania, localizadas en el techo de la Penitenciaría Western, (SCI Pittsburgh).

Las condiciones diseñadas para el llamado “peor de lo peor” pasó por obstáculos legales hasta el máximo tribunal de la nación. Como era de esperar, los jueces del Tribunal Supremo confirmaron las nuevas formas de manipulación de la mente en aislamiento – absolutamente nada, privación total de periódicos, revistas, publicaciones de lectura. La ausencia total de información.

El revolucionario de California Abdul Olugbala Shakur escribió un artículo muy esclarecedor, publicado por ABC Chicago Zine Distro. Se llama “¿Qué es el confinamiento solitario?” (13 de agosto negro, 2014) Elaboró extensa y expertamente sobre estos nuevos diseños y sus efectos en el ambiente de las divisiones altamente raciales, religiosas y étnicas orquestada por los funcionarios del Estado.

La encarnación en Pensilvania de la Penitenciaría Eastern State – basada en el enfoque puritano del régimen de aislamiento para el arrepentimiento de los prisioneros a través, en ese momento, de coacción bíblica – ha reencarnado utilizando cualquier forma que tenga el estado: tortura física, farmacéutica y con aparatos más sofisticados. Mientras que las unidades de segregación a largo plazo en nombre han desaparecido, han renacido en la forma de la RRL (lista de liberación restringida). ¡Es una ironía cruel que los locos científicos nazis alemanes también tenían una lista de este tipo!

Estos prisioneros RRL pueden ahora ser recluidos en cualquier instalación. Las 23 y 1, y mayormente la rutina de 24 horas en la celda, son equivalentes a casas de sudor en la primavera y verano, y a una caja de hielo en los meses de otoño e invierno. Poca atención se ha prestado, mientras que en el pasado la Coalición para Acabar con el Encerramiento en Marion llamó la atención sobre las condiciones de Sundiata Acoli. La presión política internacional de la ex USSR sobre el presidente Ronald Reagan destacó el tratamiento de las mujeres en Lexington-KY. Litigios de prisión dieron como resultado el desmantelamiento de la unidad de segregación de mujeres.

Las circunstancias actuales están fuera de control debido a las ganancias actuales por visitas al médico, facturados a $10 para prisioneros sin dinero. Para los prisioneros con poco o ningún ingreso, esto significa pagar mucho más en relación con un ciudadano público que tiene tanto ingresos como seguro de salud. Las enfermedades de los prisioneros significan enormes ganancias. Y como otras empresas con fines de lucro venden ropa, calzoncillos largos, ropa térmica y guantes a precios altos (¿ya hacen la conexión con las salidas de aire frío?), salen muchas ganancias por las ventas o por enfermedades, y por lo general, por ambas. Esto se ha fabricado por 50 años, hasta el punto donde las corporaciones patrocinan la esclavitud y la tortura.

Ni siquiera hemos mencionado las ofertas lucrativas del llamado sindicato de guardias estatales. Es común que los funcionarios de prisiones tengan un día de familia y barbacoas dentro de la prisión. No es inusual que el personal tenga salchichas y hamburguesas en sus cuartos de comedor. Estas celebraciones en este barco de esclavos trae a la mente otras celebraciones históricas desvergonzados. En ambos períodos de nuestra historia, la ley ha jugado un papel en la legalización y legitimación de las costumbres de deshumanización.

Para que nos permita evaluar realmente lo que enfrentamos aquí, hay que ver que hace 25 años los prisioneros no tenían que lidiar con las facturas de teléfono T-Netix extorsionando nuestras familias y amigos; los productos del multimillonario Bob Barker elaborados en México explotando mano de obra barata; el secretario de estado John Kerry (su cónyuge es Teresa Heinz) – bueno, aquí se consume la mantequilla de maní Heinz ahora, no sólo salsa de tomate Heinz. Usted ve, el TLC asegura que se utilice el trabajo peor pagado y se concedan al complejo industrial de prisiones los contratos más grandes con prebendas, y todo es legal. Carcinógenos en los alimentos, químicos en los productos, materiales peligrosos y mercancías defectuosas – no tienen consecuencias. No importa: los prisioneros mueren, los prisioneros compran.

Mientras los prisioneros de hoy se vean a sí mismos como trabajadoras/es y consumidoras/es en un mercado capitalista global, serán condenados a ser peones, impotentes. Mientras los prisioneros se vean como víctimas de los mismos intereses que saquean América del Sur, África, Asia y el Oriente Medio, nuestro aislamiento físico y político continuará.