Apple y FBI – corporación más rica del mundo contra federales

El FBI tiene un iPhone usado por Syed Rizwan Farook, uno de los acusados de disparar en el ataque en San Bernardino-California. Un juez ha ordenado a la compañía Apple asistir al FBI para romper la clave de acceso que bloquea el ingreso al aparato. El presidente de Apple, Tim Cook, ha desafiado esa orden diciendo que hacer eso pondría en riesgo la seguridad de todos los iPhones.

Esa es la versión oficial, pero no lo es todo.

Edward Snowden, el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad, dice que los hechos se están ocultando y que hay muchas razones para desconfiar de las declaraciones oficiales.

La verdad es que Apple ya ha ayudado al FBI ampliamente en este caso. Apple puso a sus ingenieros totalmente a su disposición y ya ha proporcionado todos los datos de la última copia de seguridad del dispositivo, copia que se hizo seis semanas antes del ataque. Eso es una gran cantidad de información.

Si usted no lo sabía, el teléfono iPhone mantiene un registro de todo lo que usted hace: donde va, donde compra, lo que come y mucho más.

Ese iPhone no era el teléfono personal de Farook. Su teléfono personal fue destruido antes de que el tiroteo comenzara. El iPhone que el FBI tiene en su poder es el teléfono de su trabajo y es propiedad del Departamento de Salud del Condado de San Bernardino, el cual dio el permiso para la investigación. Así que no hay problema de Cuarta Enmienda (de privacidad) en el caso, ni Apple dice que la privacidad esté en cuestión.

Ya hay una puerta trasera

Tim Cook dice que el tema es la seguridad y en su carta pública dice que Apple no quiere construir una puerta trasera en sus dispositivos debido a preocupaciones por la seguridad. Pero ya todos los dispositivos de Apple tienen una o más puertas traseras. Apple utiliza regularmente las puertas traseras existentes para dar acceso de los datos en los dispositivos de Apple a las agencias policiales y de espionaje del gobierno.

Una puerta trasera, utilizando la definición que se encuentra en Wikipedia, es una manera de burlar la seguridad normal en un sistema. Una puerta trasera puede ser una parte oculta del sistema, un programa independiente o puede ser parte del dispositivo (hardware).

Aunque normalmente ocultas, en algunos casos las puertas traseras son intencionadas y ampliamente conocidas y pueden tener usos legítimos, tales como proporcionar al fabricante una manera de lidiar con la pérdida de las claves de las/os usuarios. Por ejemplo, las claves pre predeterminadas pueden funcionar como puertas traseras si no son modificadas por la/el usuario.

En los dispositivos de Apple, una puerta trasera común es la copia de seguridad de iCloud. Ésta da acceso a Apple de todos los contenidos del dispositivo sin tener que utilizar el código de acceso cifrado. Apple utiliza este para recuperar los datos personales de las/os usuarios, fotos por ejemplo, cuando un dispositivo se ha perdido o ha sido robado. Esto también significa sin embargo, que se trata de una puerta trasera que Apple puede utilizar regularmente para entregar datos de las/os usuarios a los federales.

Lo que el FBI está pidiendo en este caso es una modificación del sistema operativo que permitiría repetir entradas de contraseñas erróneas. La modificación permitiría al FBI romper fácilmente los códigos de acceso del iPhone en cuestión de minutos. Pero ellos no necesitan esto para acceder al iPhone de Farook.

John McAfee, fundador de la compañía del software antiviral McAfee, escribió en el sitio web Business Insider el 18 de febrero, que el FBI podía hacerlo por sí solo. “Voy a descifrar el teléfono San Bernardino de forma gratuita”, es el título de su comentario. (Tinyurl.com/jdm9ks6).  El técnico de seguridad Bruce Schneier, dice que las agencias de inteligencia ya han descifrado el iPhone y está de acuerdo que el FBI podría hacerlo por sí mismo. (Tinyurl.com/gmrfkwh)

La revista alemana Der Spiegel informó en el 2013 que la NSA tiene acceso completo al iPhone, y que pueden activar el micrófono y la cámara sin que la/el propietario del dispositivo lo sepa. (Tinyurl.com/kradbdq)

En una entrevista realizada en el programa “Panorama” de la BBC en octubre del año pasado, Edward Snowden dijo que los espías del gobierno pueden introducirse en cualquier teléfono para escuchar lo que está sucediendo en el lugar, ver archivos, mensajes y fotos, determinar exactamente dónde una persona está, y supervisar cada movimiento y cada conversación de una persona, incluso cuando el teléfono esté apagado.

El FBI no ha dicho por qué no pidieron a la NSA que les diera acceso al teléfono del Farouk.

Registros no están en el celular

Algo que está comúnmente mal entendido es el registro de comunicación del teléfono. Puede parecer que el FBI necesita acceder al iPhone de Farook para obtener los últimos registros de comunicación, pero el FBI ya tiene todos los registros de este iPhone. Los registros de comunicación para todos los dispositivos móviles siempre son almacenados por el proveedor de servicios, no en el propio teléfono.

Apple, en su apelación de la decisión judicial, ha demostrado que el FBI ha mentido acerca de muchos de los detalles del caso. No sólo Apple ha provisto total asistencia al FBI todo el tiempo, sino que la compañía también dijo al FBI cómo forzar una copia de seguridad completa del dispositivo al iCloud. El FBI manejó mal eso y no forzó una copia de seguridad, lo que les habría dado un acceso fácil a los datos que dicen que están buscando.

El FBI dijo ante el tribunal que lo que estaba solicitando sería únicamente para este teléfono, pero Apple mostró en su apelación que el Departamento de Justicia ya ha realizado solicitudes de este mismo procedimiento para otros 12 casos. El FBI miente. Realmente no ha cambiado su modo o métodos desde sus días más notorios como fuerza de policía secreta del ex director del FBI, J. Edgar Hoover.

‘Estrategia de mercadeo’ de Apple

El Departamento de Justicia – el FBI es el brazo ejecutor del Departamento de Justicia – hizo una inusual acusación en su respuesta judicial a Apple: “la actual negativa de Apple para cumplir con una orden de la Corte, a pesar de la viabilidad técnica de este modo, parece estar basada en su preocupación por su modelo de negocio y su estrategia pública del mercadeo de la marca”.

El Departamento de Justicia rara vez ataca a alguna empresa por su modelo de negocio o su estrategia de mercadeo. De hecho, es la tarea principal del Departamento de Justicia el proteger los intereses comerciales. Pero hay intereses comerciales en competencia y tal vez son precisamente los intereses comerciales de Apple la razón de que haya tomado una posición pública en contra de la orden judicial.

Apple es la transnacional más rica del mundo, número uno en el Financial Times Global 500 desde el año 2012. Es decir, que era la número uno hasta el mes pasado, cuando Alphabet, la empresa matriz de Google, le sobrepasó.

Apple está en una batalla codo a codo con Google, y en menor medida con Facebook, Microsoft y Amazon, para ser el principal portal al mundo digital. Es una clásica batalla por la dominación del mundo – y es intensa.

El modelo de negocio de Apple es vender dispositivos de alta tecnología a un precio alto. Google y Facebook permiten el acceso libre y recogen muchos datos sobre sus usuarias/os, que luego venden a otros, a anunciantes, por ejemplo.

Apple tiene que convencer a la gente de comprar su producto sobre otras opciones gratuitas o menos caras. Una de las promesas claves de Apple ha sido que se garantiza la privacidad y la seguridad. Lo que el Departamento de Justicia reveló es que hay una puerta trasera de entrada al iPhone. La estrategia de mercadeo de Apple ha dado a entender que eso no existe o se ha cerrado con su última actualización del software.

Desde que esta vulnerabilidad fue revelada, el New York Times, que invierte fuertemente en Apple y sus productos, informó que Apple había puesto en marcha una operación interna para cerrar este agujero que ahora es ampliamente conocido.