René González, de los 5 Héroes Cubanos, habla a la conferencia de prensa

Washington, D.C. — René González, el primero de los Cinco Héroes Cubanos en ser liberado de cárceles del imperio estadounidense, fue el primer orador en la conferencia de prensa celebrada el jueves, 30 de mayo en Washington, Distrito de Columbia, iniciando así la Segunda Jornada de Cinco Días por los Cinco. El propósito de esta jornada a nivel internacional, es retomar el caso de los Cinco Cubanos para aumentar la conciencia sobre esta grave injusticia cometida y la criminal política estadounidense hacia la hermana República de Cuba.

Para lograr un cambio en esta política y para liberar al resto de Los Cinco, nuestros hermanos Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández y Ramón Labañino, es preciso que el pueblo de Estados Unidos sepa y se una a esta convocatoria. Si bien hay un buen trabajo en el terreno legal, sabemos que la victoria en la mayoría de los casos, se debe a la presión de la opinión pública.

No es extraño entonces, que los grandes medios capitalistas estadounidenses brillaran por su ausencia en esta conferencia. Al contrario, ese mismo día, como buenos y fieles representantes de la política imperialista del gobierno y el Pentágono, hacían eco de la última barbarie cometida contra Cuba Revolucionaria: la decisión del gobierno estadounidense de mantener a Cuba como un estado patrocinador de terrorismo. Increíble hipocresía del país que precisamente promueve terrorismo a nivel económico, político y militar y le niega la libertad a cinco antiterroristas, que son los Cinco Cubanos.

Alicia Jrapko, representante y principal organizadora en EE.UU. del Comité Internacional por la Libertad de los 5 Cubanos inició la conferencia de prensa hablando de la importancia del caso y moderó el evento. La Segunda Jornada ha sido organizada por el Comité y endosado por el Instituto para el Estudio de las Políticas (IPS por sus siglas en inglés).

René la habla al pueblo de EEUU

Desde su hogar en su amada patria, por primera vez René se dirigió al pueblo de EE.UU. por medio de una conexión digital por Skype. Después de 15 años en prisión en EEUU, pudo regresar y quedarse en Cuba junto a sus seres queridos a cambio de renunciar a su ciudadanía estadounidense.

En su breve alocución en la conferencia, René dejó muy claro que su lucha por la liberación del resto de los Cinco no ha terminado y que mientras haya uno de ellos en cárceles de EEUU, seguirán siendo los Cinco Cubanos, pues solo disfrutará de su libertad cuando los Cinco sean liberados. Hablando en inglés, agradeció la solidaridad recibida por los Cinco de todas las personas alrededor de todo el mundo. Señaló la importancia de esta Segunda Jornada que hará que Washington oiga los reclamos por justicia de personas a nivel mundial y apeló a los y las representantes de los medios de comunicación presentes a que aprendieran más del caso y divulguen los hechos, exponiendo la verdad, para que se haga finalmente justicia a sus cuatro camaradas que aún permanecen encarcelados acusados de crímenes que nunca cometieron.

Juicio de odio, linchamiento mediático

Luego de René, habló Ignacio Ramonet quien viajó desde Francia, donde está radicado, para ser parte de la Jornada. Ramonet es profesor universitario y redactor de la versión española del periódico Le Monde Diplomatique, uno de los organizadores del Foro Social Mundial de Porto Alegre y autor del libro “100 horas con Fidel”.

Ramonet inició su presentación haciendo eco de lo que él dijo era la expresión de muchos reporteros europeos sobre el caso de los Cinco, que es un “juicio de odio y de venganza” por parte de EEUU. Lo catalogó como un “linchamiento mediático para influenciar al jurado y al tribunal creado por periodistas que hoy sabemos fueron pagados por el gobierno estadounidense resultando no solo en su condena, sino en cadenas desproporcionadas”. Sus palabras apasionadas en la defensa de Cuba y de los Cinco, invitaban a recordar la historia de Cuba, la cual enfatizó “nunca, en 60 años, cometió acto alguno de violencia contra Estados Unidos”. Y que, aunque ninguna persona de EE.UU. jamás ha sido herida por Cuba, ésta sin embargo sufre actos terroristas de EEUU.

Dolores Huerta, famosa co-fundadora de la Asociación Nacional de Trabajadores del Campo en los años 60 junto al también famoso César Chávez, recalcó en la conferencia la terrible atmósfera prejuiciada, “envenenada” contra Cuba que existe en Miami, donde se llevó a cabo el juicio de los Cinco. Llamó la atención a la dificultad que existe para que los familiares de los Cinco puedan visitarlos. Enfatizó la necesidad de que el presidente Barack Obama se manifieste y haga algo para liberar a los Cinco.

Wayne Smith, ex funcionario del Departamento de Estado por 25 años (1957-82), también se dirigió a la prensa. Smith es ahora director del Proyecto sobre Cuba del Centro para Política Internacional y también dirige el Proyecto de Intercambio con la Universidad de la Habana de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, MD.

Smith es gran conocedor de la política estadounidense hacia Cuba pues entre sus numerosos oficios en el gobierno, estuvo a cargo de la misión en la Sección de Intereses de EE.UU. en la Habana durante la administración de Jimmy Carter. Él señaló las múltiples contradicciones de la política irracional de EE.UU. hacia Cuba recordando también que América Latina está fuertemente unida tanto en su solidaridad con Cuba como en el rechazo a la política de agresión que el gobierno de EE.UU. tiene hacia Cuba.

También participaron en la conferencia algunas de las diferentes personalidades, parlamentarios/as, intelectuales, artistas y activistas de América Latina que formarán parte de la diversa gama de actividades que la Segunda Jornada por los Cinco tendrá el resto de la semana. Entre estas se encuentra la nicaragüense Sofía Clark D’Escoto, ex secretaria de la embajada de Nicaragua en Washington, y Fernando Morais, conocido escritor y político brasileño, autor de “Los últimos soldados de la guerra fría”, libro que revela detalles de la manipulación del caso sobre Los Cinco.

Al final de la discusión, René reiteró la disposición de Cuba para sentarse a hablar con EE.UU. sobre los muchos temas que le conciernen a ambos países; disposición que EE.UU. arrogantemente ha rechazado hasta el presente.

Cheryl LaBash, asistente de logística para la Jornada quien trabaja junto al Comité Internacional por la Libertad de los 5 Cubanos le comentó a esta escritora sobre la importancia de las palabras de René cuando dijo que la “decisión del caso se hará en el tribunal de millones” y por eso, dijo LaBash, es la importancia de que en Estados Unidos especialmente, se intensifique el trabajo para liberar a los Cinco Cubanos.