Activistas de Atlanta detienen ejecución hipotecaria

Atlanta, 10 de diciembre – Activistas defensores de la vivienda han incrementado la lucha contra los embargos, los desahucios y la falta de viviendas al tomar una vivienda propiedad de un banco que había sido cerrada en el barrio de Pittsburgh en Atlanta el 6 de diciembre. Acciones similares se llevaron a cabo el mismo día en varias ciudades de los EE.UU.

Frente a las cámaras de televisión, decenas de personas mudaron a Reneka Wheeler y Meusa Michelene y sus dos hijos, Dillon y Jahla, a la casa de color rosa brillante, 1043 de la calle Windsor. Desde mediados del verano, las dos mujeres, quienes habían perdido sus puestos de trabajo y se vieron obligadas a salir de su casa de alquiler, han ido de refugio en refugio. Al no ser aceptadas como una familia, las separaron.

Con la ayuda de Ocupar Nuestras Viviendas de Atlanta, ellas decidieron tomar acción. Se centraron en la catástrofe creada por las políticas bancarias y de vivienda que han causado estragos en millones de personas en los Estados Unidos. Explicaron que mediante la recuperación de viviendas ilegalmente tomadas de las familias y restaurarlas a su legítimo propósito – dar refugio a la gente – las dos esperaban forzar un debate sobre la falta de vivienda.

Ocupar Nuestras Viviendas de Atlanta ha declarado que hay siete casas vacías por cada persona desamparada en este país.

La comunidad de Pittsburgh se encuentra al lado suroeste de Atlanta, cerca de la carretera Interestatal 75. Era un próspero barrio afroamericano de gente trabajadora, pero ahora sus calles están bordeadas por casas tapiadas, cascos de edificios decrépitos o quemados y terrenos baldíos llenos de maleza. Esta devastación es el resultado de décadas de creciente desempleo, desarrollo urbano, recortes de servicios sociales, prácticas engañosas de hipotecas, propietarios ausentes y constructores especulativos. El valor de la vivienda ha caído un 84 por ciento en los últimos años, y alrededor del 50 por ciento de las viviendas están vacías.

Una de esas casas es la 1043 de la calle Windsor, una casa tomada por el banco M&T. Antes del 6 de diciembre, sus ventanas condenadas y su patio lleno de maleza contribuían a la apariencia de decadencia del vecindario. Ahora, la grama está recortada y se han sembrado flores, las luces están encendidas, y una familia de cuatro miembros está junta y sin frío. Las iglesias vecinas y gente de todas partes de la ciudad están equipando la casa, llevando comida y brindando apoyo las 24 horas.

La policía de Atlanta mantiene una presencia constante. El banco hasta ahora no se ha quejado. Por eso la policía aún no ha intentado desalojar a Wheeler y Meusa.

Una petición en la red de internet exige que el Banco M&T entregue la propiedad a la comunidad, específicamente al Centro Higher Ground Empowerment. Ocupar Nuestras Viviendas de Atlanta salvó de la ejecución hipotecaria a una vieja iglesia de la comunidad afroamericana en otro barrio económicamente deprimido en enero pasado. Su pastor se ha convertido en un vocero de la lucha contra las ejecuciones hipotecarias y los desalojos.

Ocupar Nuestras Viviendas de Atlanta celebró otra victoria después de un año de lucha para salvar la casa de la familia Pittman de una ejecución hipotecaria. La matriarca de la familia, Eloise Pittman, fue víctima de una hipoteca sin escrúpulos del Banco Chase, que ejecutó la toma hipotecaria mientras ella moría de cáncer en noviembre del 2011. Carmen, su nieta de 21-años de edad, condujo a su familia en un año de acciones de ocupación a gran escala, poniendo tiendas de campaña en los patios, organizando numerosas manifestaciones y marchas, llamadas telefónicas nacionales al Chase e incluso arriesgándose al arresto durante una ocupación del banco.

Chase ha entregado la propiedad y está de nuevo en manos de los Pittmans. El sábado 8 de diciembre, una celebración por la victoria tuvo lugar donde quemaron el aviso de desalojo.

Para obtener más información sobre otros embargos contra la lucha que se libra en Atlanta y para firmar la petición a M&T Bank, ver Occupy Our Homes Atlanta.