El asesinato deliberado de siete trabajadores de la World Central Kitchen (WCK) por no uno, ni dos, sino tres ataques aéreos israelíes el 1 de abril ha aumentado justificadamente la indignación mundial contra el Estado sionista del apartheid.

Estos trabajadores mártires -Saifeddin Issam Ayad Abutaha, Laizawmi “Zomi” Frankcom, Damian Soból, Jacob Flinkinger, John Chapman, James Henderson y James Kirby- procedían de distintas partes del mundo: la Palestina ocupada, Bretaña, Australia, Polonia, Canadá y Estados Unidos.

Su convoy de tres coches acababa de supervisar la entrega de más de 100 toneladas de ayuda humanitaria desde el almacén de Deir al-Balah, llevada al norte de Gaza en un embarcadero de ayuda recién construido.  La entrega y los movimientos de estos trabajadores habían sido coordinados con las Fuerzas de Ocupación israelíes, y sus vehículos estaban claramente marcados con el emblema del WCK.

World Central Kitchen participó en marzo en el primer envío de ayuda a Gaza a través de un corredor marítimo desde Chipre. Aquí sus trabajadores en Gaza, marzo de 2024.

La primera respuesta del criminal de guerra, el primer ministro Benjamin Netanyahu, fue que los asesinatos eran un “error” y una consecuencia “desafortunada” de la guerra y que las IOF “investigarían” lo ocurrido. Esto equivale a pedir a un zorro que vigile un gallinero. Después, el 5 de abril, un portavoz de las IOF, Daniel Hagari, declaró que las IOF asumían “plena responsabilidad” por el ataque, calificándolo de “tragedia”.  

El presidente Joe Biden emitió una declaración el 2 de abril en la que manifestaba lo “indignado” y “desconsolado” que estaba en relación con las muertes del WCK. Al mismo tiempo, concedió otros 18.000 millones de dólares para más armamento a Israel. A continuación, Biden instó a Israel a abrir la frontera de Erez para dejar pasar finalmente parte de la ayuda y continuar las negociaciones en Egipto con Hamás sobre la liberación de los rehenes israelíes secuestrados el 7 de octubre.  

El mismo día de los asesinatos de la WCK, la aviación israelí atacó el consulado iraní en Damasco (Siria), matando a siete personas. Entre los muertos figuraban el general de brigada Mohammad Reza Zahedi, alto mando de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica, y su adjunto, el general Mohammad Hadi Hajriahimi. El Ministerio de Asuntos Exteriores iraní emitió un comunicado en el que afirmaba que el ataque era “una violación de todas las obligaciones y convenciones internacionales”.  

Biden se puso en contacto con el gobierno iraní diciendo que Estados Unidos no tenía nada que ver con este ataque, en reacción a cualquier respuesta militar anticipada de Irán contra Israel.

Muertes de otros trabajadores humanitarios 

Mucha gente se ha preguntado en las redes sociales por qué hay que hacer hincapié sólo en las muertes de los trabajadores del WCK cuando al menos 200 trabajadores de ayuda humanitaria han sido martirizados por el supuesto delito de intentar proporcionar alimentos nutritivos, equipos médicos y otras ayudas al bloqueo que está matando de hambre a la población de Gaza. ¿Es porque la mayoría de estos trabajadores asesinados proceden del Norte Global, especialmente de países europeos?  

Son preguntas válidas, ya que muchos de estos otros 200 cooperantes asesinados trabajaban para el OOPS/UNRWA (Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente). La UNRWA fue objeto de ataques hace unos meses, cuando Israel acusó a algunos de sus trabajadores de colaborar con Hamás en la operación Al-Aqsa Flood, que tuvo lugar el 7 de octubre. No sólo se despidió a estos trabajadores, sino que se suspendió gran parte de la financiación de la UNRWA, como exigían Israel y Estados Unidos.  

La verdad es que a esta actual administración estadounidense y a cualquier administración anterior nunca les ha importado un bledo la difícil situación del pueblo palestino, sus amigos y sus aliados desde que Israel se estableció ilegalmente en 1948 bajo los auspicios de la ONU.  

Cualquier declaración pública del gobierno estadounidense en respuesta a cualquier atrocidad israelí es hipócrita y no puede tomarse en serio. Estas declaraciones pueden reflejar diferencias tácticas con la forma en que Israel está llevando a cabo el genocidio en lo que respecta a las víctimas civiles. Pero nada puede ocultar realmente el papel cómplice de Estados Unidos en el genocidio ni la determinación de Washington de respaldar a Israel a toda costa.  

Si la muerte de los siete trabajadores del WCK sirve para algo, es para que esta tragedia ilumine aún más todos los sacrificios que los numerosos trabajadores humanitarios, con o sin nombre, han realizado, incluso perdiendo la vida, para ayudar a aliviar el sufrimiento inmediato e inimaginable de la población de Gaza.  

Decir que el gobierno de Estados Unidos, es decir, el imperialismo estadounidense, es tan responsable como Israel, si no más, del genocidio que Israel ha llevado a cabo en Gaza durante los últimos seis meses es quedarse corto. Estados Unidos es el principal proveedor de bombas, tanques y otro armamento sofisticado a Israel, no sólo para aterrorizar a Gaza, Cisjordania y otros territorios ocupados, sino también para aterrorizar a los pueblos del resto de la región. Esto mantiene el flujo de lucrativos beneficios de los recursos de petróleo y gas en las arcas de la multimillonaria clase dominante.  

El ataque al consulado iraní es sólo un ejemplo de este terror israelí patrocinado por Estados Unidos contra cualquier gobierno que muestre solidaridad con el pueblo palestino y su resistencia.  

Estados Unidos podría detener el genocidio mañana mismo cortando toda ayuda a Israel. 

Editor

Share
Published by
Editor

Recent Posts

Rafah massacre confirms: Israel refuses ICJ order to halt genocide

Israel’s murderous May 26 airstrike targeting Palestinians living in tents in Rafah killed nearly 50…

May 29, 2024

U.S. pier technology designed for opening new theaters of war

The United States has completed construction of a military landing site — mischaracterized as a…

May 28, 2024

PhillyforSudan protests paramilitary coup in Sudan

Dozens of demonstrators, predominantly young Sudanese activists, gathered outside Philadelphia City Hall on May 26…

May 28, 2024

A historic ruling: NCAA ordered to pay student athletes

A historic working-class victory was achieved on May 23, when the National Collegiate Athletic Association…

May 28, 2024

Hamas condemns Israel, U.S. for Rafah massacre

The following remarks were given by senior Hamas leader Osama Hamdan, at a press conference…

May 27, 2024

Philly health workers say: ‘Bombing hospitals is a war crime!’

Philadelphia Philly Health Care Workers for Palestine (HCWL4Pal Philly), Families for Ceasefire, Drexel University Medical…

May 27, 2024