Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Los activistas laborales condenan las redadas del FBI

El Comité para Poner un Alto a la Represión del FBI convocó a una reunión nacional en la ciudad de Nueva York el 6 de noviembre. Todo el mundo que esté interesado en forjar el movimiento en contra de las redadas del FBI y el intento de un gran jurado para criminalizar a los activistas en contra de la guerra y activistas de solidaridad internacional fue invitado a asistir. Para más información, consulte www.StopFBI.net.

La siguiente carta ha sido escrita y publicada en stopFBI.net. Firmantes iniciales incluían Richard Berg, ex presidente, los Teamsters Local 743, Phyllis Walker, presidenta de AFSCME Local 3800; Cherrene Horazuk, líder del AFSCME Local 3800, Peter Rachleff, historiador del movimiento laboral, Macalester College, Gladys McKenzie, representante de área, AFSCME Consejo 5 ; Joe Burns, abogado laboral / negociador, y Dave Riehle, ex presidente del local, de United Transportation Union Local 650.

Hermanas y hermanos:

El 24 de septiembre, el FBI llevó a cabo redadas coordinadas en los domicilios y oficinas de 14 activistas contra la guerra en Minnesota, Illinois y Michigan. Durante los allanamientos el FBI confiscó todo, desde computadoras y listas de correo hasta dibujos de niños y fotos de Martin Luther King.

Diez de las 14 víctimas del ataque son miembros de sindicatos, entre ellos tres miembros de la Federación Americana de Empleados de Estado, Condado y Municipalidad (AFSCME) Local 3800, la Universidad de Minnesota, un miembro de Teamsters Local 320 (U. de Minnesota); un miembro del grupo Educación de Minnesota, y un líder principal de la Unión de Empleados de Servicio 73, de la Universidad de Illinois-Chicago.

Todos son activistas conocidos y respetados que, según voceros del FBI, fueron atacados por su papel en la búsqueda de justicia para los trabajadores y otros pueblos oprimidos a través de todo el mundo. Además de haber tenido invadido sus hogares, ellos fueron citados a comparecer ante un gran jurado. No han sido arrestados o acusados de ningún delito.

Cómo es intrínsecamente, el gran jurado de acusación es una expedición de pesca disfrazada. Ellos/as que están llamados/as para testificar no están permitidos/as a tener representación de abogados/as durante sus testimonios. Si ellos/as se niegan de cooperar, están amenazados/as con encarcelamiento, poniendo en riesgo sus empleos, casas y familias. Si están de acuerdo de dar testimonio, ellos/as dan crédito a una expedición de pesca ilegítima.

Cada persona estadounidense tiene el derecho constitucional de abogar y organizar por cambio a la política extranjera de los Estados Unidos. Estos/as activistas tienen derecho a la presunción de inocencia bajo la Constitución Estadounidense. Ninguna justificación aceptable o evidencia ha sido presentada por estas redadas y citaciones, y no hay razón a creer que se vayan a anunciar alguna razón.

Cuatro días antes de las redadas del 24 de septiembre, la Oficina del Inspector General de los Estados Unidos divulgó que la Agencia Federal de Investigación (la FBI por las siglas en inglés) había sistemática e ilegalmente espiado en activistas políticas, que el Director Robert Mueller había mentido al Congreso sobre los detalles de vigilancia; y que los agentes frecuentemente se confundieron la desobediencia civil con “el terrorismo nacional”.

Desde la lucha por la libertad de expresión de los Obreros Industriales del Mundo (IWW) en los años 1910 a las decisiones mayores de la corte de los años 30, inspiradas por el movimiento sindicalista de esos años, el movimiento sindicalista ha sido frecuentemente en la vanguardia de ellos/as que han defendido el derecho de hablar y protestar. Los/as sindicalistas comprendieron que sin poder de hablar, los esfuerzos sindicalistas hubieron sido aplastados.

Por necesidad la lucha por libertades civiles anduvo mano a mano con la lucha por los derechos de trabajadores/as. Lo que vemos ahora en estas redadas y las citaciones del gran jurado es recordativo de las Redadas de Palmer en los años 20, y el COINTELPRO de J. Edgar Hoover en los años 60. La FBI y el Departamento de Justicia tienen historias largas de explotar los miedos del público para romper los esfuerzos a organizar de sindicatos, movimientos anti-guerra y de derechos civiles.

Por todo el país hay organizaciones e individuos que están levantándose juntos/as para protestar el intento del gobierno estadounidense a silenciar y criminalizar el activismo. Enfrentarse a poder y al privilegio nunca han sido actividades populares en los Estados Unidos. Cualquier persona que haya vivido una huelga amarga sabe demasiado cómo las cortes, los medios de difusión y el gobierno se organicen contra los/as trabajadores/as en huelga. Es por eso que el movimiento sindicalista deba estar en la vanguardia de defender los derechos de disentir, como ha sido históricamente.

Escribimos para pedir que tú te juntes con nosotros/as para unirse en apoyo de nuestras/os hermanas y hermanos que se enfrentan ahora con esta caza de brujos/as. Sindicatos por todo el país están pasando resoluciones que denuncian las redadas de la FBI, y que están llamando para poner un fin a la investigación del gran jurado. Una resolución de muestra está en http://stopfbi.net/resources/trade-unionists, y también hay una carta para firmar por miembros/as individuos/as de sindicatos. Favor de presentar la carta en sus reuniones venideras de sindicato.

Para firmar la carta, envíe su nombre, títulos y si es por propósitos de solamente de identificación, a: [email protected] Si quiere que alguien hable sobre las redadas en su reunión, comuníquese con Cherrene, número de teléfono 612-940-0660 o [email protected] Para más información, ve a http://www.stopfbi.net.

También estamos pidiendo donaciones para ayudar con los costos de la defensa legal. Se puede mandar cheques al Commitee to Stop FBI Repression, P.O. Box 14183, Minneapolis, MN 55414.

¡Una lesión en uno es un daño a todos los!


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :