Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Las masas mexicanas protestan contra el TLCAN

Por Teresa Gutiérrez

Decenas de miles de [email protected] y pequeñ@s [email protected] llegaron con sus tractores y otros vehículos desde todas las partes de México para reunirse en la Ciudad de México el pasado 31 de enero. A [email protected] se unieron activistas de prominentes sindicatos militantes en una tremenda muestra de unidad entre [email protected] de la ciudad y del campo. Sus demandas: la revocación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, conocido como NAFTA por sus siglas en inglés.

Con esta acción, [email protected] [email protected] m[email protected] destacaron un fenómeno mundial que nunca se le oye relatar a los eruditos derechistas como Lou Dobbs o a los candidatos republicanos que intentan utilizar y culpar a [email protected] inmigrantes de los problemas de la sociedad. Más de 180 millones de [email protected] alrededor del planeta han sido [email protected] a salir de sus patrias como resultado de las políticas económicas capitalistas en una de las migraciones más grandes en la historia de la humanidad.

Esta migración forzada es cruel y atormentadora. La gente que deja sus países en África, Asia, el Caribe y América Latina arriesga su vida en busca de subsistencia. Los súper ricos en los centros imperialistas han utilizado su mano de obra barata y prescindible para expandir el capitalismo, el mismo sistema en que sus políticos hacen campaña para deportar a migrantes en números record. Como en épocas anteriores de crecimiento capitalista como fue la genocida y brutal trata de [email protected]—que resultó en la masacre de decenas de millones de [email protected][email protected] [email protected] de hoy también son [email protected] como mercancía desechable.

¿Qué está causando la migración sin precedentes de [email protected] de los países oprimidos hacia los países capitalistas económicamente dominantes?

El Presidente Bill Clinton firmó la ley del Tratado de Libre Comercio en diciembre de 1993 y forzó a millones de [email protected] y [email protected] [email protected] a salir de sus tierras y cruzar la frontera hacia los Estados Unidos.

Cruzar la frontera—con o sin documentos—no es nada nuevo para [email protected] [email protected] [email protected], quienes han estado [email protected] por siglos con la frontera México/EEUU. Pero el TLC ha intensificado la situación de extrema pobreza del pueblo mexicano.

Desde el primer día, [email protected] [email protected] han protestado en contra del TLC. El primordialmente indígena Ejército Zapatista de Liberación Nacional, (EZLN), entró al mundo político exactamente el 1º de enero de 1994, el mismo día en que el TLC entraba en vigencia en México, precisamente para protestar contra el tratado.

Un punto principal de la lucha en México en contra del TLC ha sido una enmienda a un artículo importante de la Constitución mexicana, el Artículo 27. Este artículo fue logrado durante la Revolución Mexicana en 1910 y prohibía la venta de tierras campesinas comunales conocidas como “ejidos.” El éxito de los imperialistas estadounidenses en agregar esta enmienda se convirtió en pesadilla para [email protected] [email protected] [email protected]

Hoy la lucha contra el TLCNA no solo sigue sino que se está intensificando.

‘Sin maíz, no hay país’

Un lema de este floreciente movimiento popular que se reunió el 2 de enero para organizar la actividad del 31 de enero es, “sin maíz, no hay país”. Los grupos campesinos, todos miembros del Diálogo Nacional, demandaron que el Congreso mexicano así como las Comisiones Agrarias y Permanentes Mexicanas revoquen el TLCNA.

La declaración que representa a cientos de grupos en parte dice: “Durante los 14 años del TLCNA, el desempleo, la inmigración, la destrucción de nuestras actividades agrícolas, la concentración de recursos en unas pocas manos, el deterioro del poder adquisitivo y los salarios, y la pobreza extrema han aumentado de una manera alarmante”.

Un instituto mexicano notó en agosto de 2007 que: “México tiene más de 6,4 millones de personas desempleadas, que representa un 13 por ciento de los 49,35 millones de mexicanos en edad de trabajar. Durante los seis años de la presidencia de Vicente Fox, 3,26 millones de personas emigraron –lo que es un promedio de 500.000 por año”. La declaración continúa diciendo que: “Según las estadísticas de octubre de 2004, un 1,5 por ciento estimado de la población entera del país controla aproximadamente la tercera parte del valor total de bienes y servicios” y “las familias más pobres sobreviven con 86 pesos por día mientras que las más ricas reciben 1.296 pesos a diario”.

La organización campesina también demanda que el TLCNA sea remplazado por un modelo nuevo, uno que “esté basado en el respeto y que desarrolle la propiedad social de la tierra y que proporcione un presupuesto federal para ayudar a los pobres” y a los campesinos de ingresos medianos.

Demanda que “la soberanía y la autosuficiencia en la alimentación sean las metas de la trasformación de la economía nacional, porque sin maíz y frijoles, no hay país”.

Otra demanda revolucionaria es “evitar la proliferación de los organismos modificados genéticamente (OMG) que son malos para nuestra salud”. [email protected] [email protected] [email protected] están documentando que las semillas naturales del país están comenzando a desaparecer. [email protected] [email protected] están [email protected] a sembrar semillas híbridas que vienen de corporaciones imperialistas como la Monsanto (de EEUU) y la Bayer (de Alemania). Las plantas que crecen de estas semillas no producen nuevas semillas, aumentando aún más la dependencia en esas compañías.

“Los campos no pueden aguantar más”, dice una de las consignas en las protestas.

Hablando en un mitin en contra del TLCNA, Lucha Castro, una prominente abogada y activista de la mujer denunció, “El TLCNA y las políticas relacionadas del gobierno son responsables de expulsar a 5 millones de personas de las zonas rurales de México. Apenas un 2 por ciento de las unidades productivas agrícolas de México se benefician del tratado, mientras que un 80 por ciento de las exportaciones agrícolas de México está controlado por capital extranjero.

“Para competir con los Estados Unidos todos estos años, los bosques y la tierra han sido devastados, y nuestros acuíferos han sido súper explotados,” siguió Castro.

[email protected] [email protected] [email protected] no se han beneficiado de mejores precios. En 1994, se podían comprar 20 kilos de tortillas y ocho kilos de frijoles con un salario mínimo. Hoy en día, sólo se pueden comprar seis kilos de tortillas y tres kilos de frijoles.”

El movimiento contra el TLCAN toma fuerza

Estas horrendas circunstancias están despertando una lucha militante. Un periódico importante en el norte de México, Frontera Norte-Sur, escribe que el TLCAN está despertando “el espíritu de Pancho Villa”, líder de la Revolución Mexicana, especialmente en el norte de México.

El 18 de enero, en una fría mañana, [email protected] y [email protected] del Movimiento de Resistencia Campesina Francisco Villa se reunieron en Ciudad Juárez para comenzar una caravana de tractores a la Ciudad de México. Las bajas temperaturas habían causado muertes por hipotermia y envenenamiento por monóxido de carbono, según reportó Frontera Norte-Sur.

El MRCFV estaba demandando que el gobierno mexicano renegociara el TLCAN bajo la consigna de la “Campaña Nacional ¡Sin maíz, no hay país!”.

La caravana de tractores siguió la misma ruta que usó Pancho Villa en su marcha a la Ciudad de México en 1914, y se reuniría con [email protected] manifestantes el 31 de enero en la Ciudad de México.

Uno de los líderes veteranos del movimiento le dijo a la prensa que “los tractores viejos en la caravana son lo mejor de la cosecha en el campo donde los bueyes y las mulas todavía dejan surcos en la tierra.” Tan diferente de la agropecuaria estadounidense.

La oposición al TLCAN siguió creciendo. Oficiales [email protected] de ambos partidos principales respaldaron el llamado del movimiento. Legislaturas estatales aprobaron resoluciones en apoyo a las demandas. Varios obispos prominentes se han adherido a la campaña. Organizaciones campesinas que al principio aprobaban el TLCAN ahora demandan revisiones. [email protected] de varios estados han acusado que el TLCAN viola la Constitución mexicana, y estas acusaciones pueden forzar a la Corte Suprema Mexicana a revisar la constitucionalidad del TLCAN.

El movimiento que se manifestó el 31 de enero ha anunciado que su próxima acción será entrar en el Congreso Mexicano y bloquear las cámaras el 7 de febrero.

Catorce años de sufrimiento a causa del TLCAN han forzado al pueblo mexicano a cruzar la frontera. Pero su continua lucha muestra que la represión engendra resistencia, y que los acuerdos imperialistas como el TLCAN pueden y deben ser revocados y derrocados.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :