Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Las elecciones del 2008 y las posibilidades de lucha

A continuación presentamos una declaración publicada por el grupo juvenil Combatamos el Imperialismo, Luchemos [email protected], (FIST, por sus siglas en inglés) Visite fistyouth.org.

4 de noviembre—La elección del Senador Barack Obama como el primer presidente negro de los Estados Unidos, es histórica. No hay cinismo que pueda borrar este hecho.

Aún más histórico fueron las grandes concentraciones de personas que hicieron fila frente a iglesias, bares, centros comunitarios, oficinas de sindicatos y hogares. En Chicago, cientos de miles llenaron el parque Grant. En Harlem, N.Y. miles vitoreaban frente a una gran pantalla de televisión al ver los resultados. Después de que fue anunciada la victoria, la multitud estalló en aplausos y vitoreo. So oían las bocinas de los carros, los niños corrían y gritaban, “¡Tenemos un presidente negro! ¡Lo merecemos! ¡Lo merecemos!”

Y de hecho, luego de cientos de años de opresión—desde cuando [email protected] [email protected] [email protected] fueron traí[email protected] a las costas de América del Norte [email protected] después de haber sobrevivido lo que debió haberse sentido como un tiempo interminable, [email protected] como carga en los barcos, después de haber visto como tiraban por la borda a [email protected] [email protected], cuyos cuerpos todavía cubren las aguas del Atlántico—las masas oprimidas negras se merecen un presidente negro.

Después de años de opresión y represión— de esclavitud en la práctica, apartheid, linchamientos, asesinatos de líderes, pobreza y exclusión, hasta el estado actual de racismo y represión—y a solo tres años del Huracán Katrina, esta victoria simbólica y las lágrimas de gozo y alivio, las sonrisas y las exclamaciones del pueblo negro, joven y viejo, no puede negarse o descartarse.

¿Cómo deben interpretar [email protected] [email protected] y [email protected] antiimperialistas el fenómeno de Obama y los logros del Partido Demócrata en el Congreso?

Es el deber de [email protected] [email protected] marxistas analizar cualquier levantamiento de [email protected] [email protected] y [email protected] [email protected] Fue Federico Engels, compañero de Karl Marx y co-escritor del “Manifiesto Comunista,” quien escribió que el sufragio universal es “la medida de madurez de la clase obrera. No puede y nunca podrá ser más de eso en el estado actual.”

La realidad es que el fenómeno Obama y los logros del Partido Demócrata están aprisionados por dos conjuntos contradictorios de expectativas—las de la clase capitalista gobernante, imperialista y las de las masas populares oprimidas negras, de las otras naciones oprimidas y de la clase trabajadora en general.

Las masa trabajadora y oprimida quiere el fin de la guerra en Irak; empleos con salarios justos; cuidado de salud; viviendas, incluyendo una moratoria en las retomas y desalojos; acceso a la educación; fin de las redadas y deportaciones; y que se termine la brutalidad policial, la ocupación policial de las comunidades oprimidas y el encarcelamiento de los jóvenes oprimidos en el complejo industrial de prisiones.

La clase dominante de los EEUU necesita una imagen más suave alrededor del mundo después de ocho años de reacción de la derecha. Su expectativa es una de rescates corporativos, acceso más barato a los recursos y más mercados.

El imperialismo de los EEUU no ha cambiado. ¿Qué importa si un apretón de manos y una sonrisa preceden la cuchillada por la espalda? Eso es lo que ofrecen [email protected] Demócratas.

La historia, sin embargo, pertenece a las masas y son las demandas de las masas las que van a comprobarse como más fuertes. Aunque [email protected] en el Partido Demócrata pueden haber tenido la intención de que las palabras “cambio” y “esperanza” fueran consignas huecas, sin contenido, las expectativas de las masas son de que esas palabras tengan sustancia.

La crisis económica se va a profundizar. El mercado de viviendas está saturado, al igual que el mercado de automóviles, y ya ha habido un declive en el sector de la construcción lo que ha resultado en despidos masivos. La crisis crediticia y la disminución de gastos por [email protected] [email protected] han resultado en más despidos. Todos los sectores alrededor del mundo están siendo golpeados y las bolsas de valores siguen oscilando. Puede ser que la situación empeore. La crisis capitalista puede eclipsar a la Gran Depresión y resultar en una crisis generalizada de sobreproducción.

Para [email protected] [email protected] y [email protected], esto significa más miseria. Para [email protected] antiimperialistas y [email protected], esto representa grandes oportunidades para ejercer una influencia más amplia e impulsar la lucha hacia un nivel más alto. Podemos explicar lo que es el imperialismo y demostrar solidaridad a nuestra clase a nivel mundial –desde Harlem hasta Irak y desde Palestina y Afganistán hasta África, Latinoamérica y Asia; para demostrarle a [email protected] [email protected] y [email protected] en los EEUU todo lo que tienen en común con [email protected] [email protected] y [email protected] alrededor del mundo y elevar las demandas de [email protected] [email protected]

La lucha vendrá y las millones de personas que salieron a las calles en celebración de ese evento histórico, y las millones de personas más que lo vieron con alegría no van a desaparecer, sino que saldrán a las calles al empeorar las condiciones.

Mientras la crisis capitalista se profundiza, mejoran las perspectivas para la lucha y por el socialismo.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :