Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

EDITORIAL

¿2011? ¡Que las tropas salgan ahora!

El fracaso total de Washington en su intento de imponer un llamado Acuerdo Sobre el Estatus de Fuerzas que gobierne la presencia de tropas estadounidenses en Irak después de más de cinco años y medio de guerra y ocupación, comprueba sin duda alguna que lo que es decisivo no es el poderío militar sino la voluntad de un pueblo que resiste la subyugación extranjera.

Parece que el acuerdo está predestinado al fracaso luego de ocho meses de “negociaciones” entre Washington y el régimen títere instalado por los Estados Unidos en Bagdad. Cientos de miles de iraquíes de todas las ideologías políticas y creencias religiosas — incluyendo a líderes y personal militar iraquí — recientemente han participado en manifestaciones en las calles para denunciar el acuerdo. Este acuerdo estipula la retirada de las tropas estadounidenses para finales del año 2011, la permanencia de docenas de bases militares estadounidenses en Irak y el control occidental — principalmente estadounidense — sobre la mayor parte de las reservas de petróleo iraquí.

Ni siquiera el Primer Ministro Nuri al-Maliki puede respaldar públicamente este acuerdo, el cual confina a Irak a una condición colonial permanente bajo la hegemonía estadounidense. Nasser al-Rubaie, miembro del parlamento iraquí del grupo de Moqtada al-Sadr lo dijo claramente: “Éste es un acuerdo que lleva a Irak de la ocupación directa al colonialismo con el apoyo del gobierno de Irak. Solo sirve al ocupante.” (London Sunday Times, 26 de octubre) Una reciente encuesta no oficial de miembros del parlamento, indicó que el acuerdo no va a tener el apoyo de la mayoría.

El pueblo iraquí sabe muy bien lo que la dominación estadounidense de su país ha significado: un millón de iraquíes [email protected], cientos de miles [email protected] y [email protected] y cinco millones [email protected] dentro de Irak y en los países vecinos de Jordania y Siria. Pobreza abyecta, 60 a 70 por ciento de [email protected], propagación de enfermedades, falta de agua potable y tratamiento médico, infraestructura destruida y peleas sectarias — han sido “el regalo de liberación” de Washington al pueblo iraquí.

Sin el Acuerdo Sobre el Estatus de Fuerzas, las 154.000 tropas estadounidenses no tendrán una “base legal” para quedarse en Irak después del 31 de diciembre cuando expire el “mandato” de guerra de las Naciones Unidas (ONU). El fracaso del imperialismo estadounidense en persuadir a su régimen títere firmar este acuerdo, demuestra que la política de guerra de Washington está tan arruinada como su política económica.

Casi 4.200 soldados estadounidenses han muerto en esta guerra, decenas de miles más han quedado horriblemente [email protected] y casi un billón de dólares — dinero necesitado urgentemente por la gente aquí en los Estados Unidos para empleos, servicios sociales, educación, cuidado de salud y vivienda — ha sido quemado en esta sangrienta aventura imperialista.

La heroica resistencia del pueblo iraquí al poder militar más poderoso en la historia del mundo debe alentar al movimiento estadounidense contra la guerra a tomar más acción. Es hora de que todas las fuerzas progresistas aquí intensifiquen sus esfuerzos para demandar el fin inmediato de la guerra y la ocupación estadounidense, el retiro de las tropas ahora, e insistir en la autodeterminación del pueblo iraquí.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :