Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Comprendiendo la situación mundial

Otro aspecto del ‘Capitalismo de Bajos Salarios’

Por Deirdre Griswold

Hemos discutido en esta conferencia dos libros que elaboran nuestra posición sobre cómo los cambios que se han dado en el capitalismo han impactado en la clase obrera: “Alta Tecnología, Bajos Salarios” por Sam Marcy y el libro más reciente “El Capitalismo de Salarios Bajos” por Fred Goldstein.

El libro de Marcy, escrito en 1985, describió cómo la revolución científico-tecnológica estaba cambiando los medios de producción y la clase obrera en sí. Un gran cambio se estaba gestando en la economía con menos empleos en la industria de manufactura y más en la industria de servicios. La nueva tecnología cambió la necesidad de las destrezas para los empleos en esta nueva fase. Los patronos buscaban [email protected] [email protected] cuales, por su opresión, se veían [email protected] a aceptar trabajos con salarios bajos. Más mujeres y gente de color comenzaron a emplearse en Estados Unidos. Marcy predijo que esto llevaría a socavar el poder social de [email protected] [email protected] más [email protected], que generalmente eran hombres blancos.

Lenin describió por primera vez el desarrollo de una aristocracia obrera privilegiada en los países opresores en su libro “Imperialismo.” Marcy mostró cómo esto se comenzaba a resquebrajar bajo la contrapresión de la nueva tendencia. Él predijo que se daría un cambio en la conciencia de la clase obrera, donde [email protected] [email protected] [email protected] jugarían un papel de liderazgo en las nuevas luchas y donde habría una posibilidad más grande para la solidaridad entre [email protected] [email protected] [email protected]

El compañero Larry Holmes en su presentación de apertura explicó cómo el libro sobre el capitalismo de salarios bajos escrito por el compañero Fred se desarrolla sobre esta importante tesis. Y que este fenómeno—la nivelación de [email protected] [email protected] con mejores salarios, la cual precedió la actual crisis económica pero que continúa aún más fuerte—es la base material para la solidaridad entre [email protected] [email protected] [email protected], [email protected] y [email protected] que irrumpió en estas elecciones y cambió el escenario político en Estados Unidos con la elección del primer presidente negro.

No se pretende minimizar las extraordinarias destrezas de Barack Obama como figura política. Pero ha habido muchos otros líderes negros con grandes destrezas a través de los años, y que no tuvieron ninguna posibilidad de éxito. Incluso Jesse Jackson, a quien le respaldaba todo un movimiento, no pudo lograr la nominación del Partido Demócrata, mucho menos ganar las elecciones generales.

Hemos hablado sobre las razones por las cuales un fuerte grupo en la clase dominante le gustaría que Obama les representara en este difícil momento para el imperialismo estadounidense. Esto ciertamente le facilitó a Obama el recibir un tratamiento decente en los medios de comunicación, recaudar fondos y comunicarse con millones de personas. Sin embargo nada de eso hubiera ocurrido si el intrínseco racismo representado por McCain y Palin hubiera resonado en un sector más grande entre [email protected] [email protected], o si los sindicatos y otras organizaciones multiétnicas de la clase trabajadora no se hubieran movilizado para atraer a [email protected] votantes.

El “Capitalismo de Salarios Bajos” pone al día la tesis de Marcy al dedicar mucha atención a la división internacional del trabajo que existe actualmente con la rápida extensión de la globalización. También señala cómo los cambios de la manera en que el capitalismo funciona hoy en día comprueban una vez más las enseñanzas más básicas del marxismo y el leninismo.

Sin embargo, quiero mencionar otro aspecto del libro de Goldstein, uno que posiblemente es todavía difícil de discutir en este país por la constante presencia del anticomunismo de la clase dominante desde el comienzo de la Revolución Rusa y especialmente durante el período de la Guerra Fría.

Tan importante como su análisis de la globalización imperialista y la forma en que esta ha forzado el declive de los salarios de [email protected] [email protected] en los EEUU, es lo que este libro dice sobre la destrucción de la Unión Soviética y los países socialistas del Este de Europa.

Debemos recordar que el libro de Marcy que predijo un incremento en la militancia de [email protected] [email protected], fue escrito en 1985, hace 23 años. ¿Por qué ha tomado tanto tiempo para que el impacto político de la revolución científica-tecnológica se sienta aquí? ¿Cómo fue posible que los capitalistas pudieran postergar hasta ahora la crisis de sobreproducción que fue claramente visible en la caída precipitada de la bolsa de valores del 1987, cuando la bolsa perdió un 25 por ciento de su valor en un solo día? ¿Qué fue lo que les dio a ellos y a su sistema la oportunidad de empezar una nueva vida, una nueva confianza para poder seguir su ofensiva despiadada contra [email protected] [email protected] y hacerlo con impunidad?

Lo que les ayudó, como explica Goldstein, fue el colapso final del sistema de estados obreros en Europa que habían permanecido como un sistema social rival por más de 70 años. Esto tuvo un efecto catastrófico para [email protected] [email protected] allí. Todos los índices sociales –esperanza de vida, mortandad infantil, incremento de enfermedades contagiosas y hambre, opresión sexual de las mujeres, incremento de antagonismos entre las distintas nacionalidades– demostró que el retorno al capitalismo fue un gigantesco paso en retroceso.

[email protected] [email protected] en la Europa del Oeste capitalista, donde la socialdemocracia había sido sólida prometiendo cosas maravillosas si solo los malos comunistas pudieran ser derrocados en el Este, también quedaron en la defensiva. No pasó mucho tiempo luego del colapso del bloque soviético cuando fueron recortados muchos de los beneficies sociales que [email protected] [email protected] en el Oeste habían ganado. La caída de la Unión Soviética también influyó en la decisión de China de depender más en el mercado para construir su economía. Esto significó abrir el país a mucha inversión extranjera y a la producción de mercancías para la exportación.

Estos dos acontecimientos – el desmantelamiento de la Unión Soviética y sus aliados en Europa del Este, y la apertura a gran escala de China a la inversión extranjera — duplicó el número de [email protected] en el mundo disponible para la explotación imperialista.

El Partido WW/Mundo Obrero desde sus comienzos, ha comprendido las grandes contradicciones en la Unión Soviética entre el modo socializado de producción y la burocracia privilegiada que fue resultado de su aislamiento, de su subdesarrollo económico y de la falta de mano de obra calificada en los primeros días de la revolución.

Todo eso se complicó haciendo la situación inmensamente más difícil, por los ataques combinados de los imperialistas. Catorce países imperialistas invadieron al nuevo estado de [email protected] [email protected] en 1919. Los fascistas alemanes destruyeron enormes zonas de la Unión Soviética y mataron a decenas de millones en la Segunda Guerra Mundial.

Los imperialistas estadounidenses amenazaron a la Unión Soviética con una guerra nuclear y la forzó a participar en una carrera armamentista altamente costosa. Todo eso desgastó a muchos líderes del Partido Comunista así que cuando llegó la contrarrevolución, fueron líderes del partido como Mikhail Gorbachev que inició las llamadas reformas, y [email protected] [email protected] estaban totalmente [email protected]

Aunque [email protected] nunca cerramos los ojos ante los problemas en la Unión Soviética, también comprendimos que la URRS permanecía como un bastión de fuerza en contra de los codiciosos imperialistas. La Unión Soviética ayudó a innumerables movimientos de liberación nacional. Ayudó a la Revolución Cubana sobrevivir el sabotaje, la invasión y el bloqueo imperialista.

Su mera existencia forzó a los imperialistas conceder mejores condiciones a [email protected] [email protected], especialmente en Europa de Oeste. Impidió a los explotadores robar a una sexta parte de la superficie de la tierra sus valiosos minerales, su madera y su petróleo.

Todo eso cambió cuando fue desmantelada la Unión Soviética.

Es necesario que comprendamos no solamente los Estados Unidos sino el mundo entero para poder hacer el camino hacia la victoria de la clase trabajadora.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :