Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Bolivia: La mayoría indígena enfrenta a separatistas ricos

La mayoría indígena de Bolivia se movilizó masivamente durante los días 15 y 16 de diciembre para defender los logros conseguidos a través de la Asamblea Constituyente que concluyó el 12 de diciembre. Los líderes de la vieja oligarquía europea y racista declararon la “autonomía” el 15 de diciembre en las provincias orientales de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando. Estas provincias abarcan más de la mitad del territorio nacional, pero tienen solamente alrededor de una tercera parte de la población de Bolivia. También poseen la mayor parte de la abundancia del gas natural y del petróleo de Bolivia y es la región agrícola más rica.

El presidente Evo Morales puso las fuerzas armadas en atención. [email protected] [email protected] del gobierno fuera de Santa Cruz, el centro del movimiento de “autonomía”, tomaron armas y crearon bloqueos, según un reportaje de CNN. Millares de personas se movilizaron el 15 de diciembre en el La Paz, la capital, en defensa de la nueva constitución. “No permitiremos que Bolivia sea dividida,” declaró el presidente Morales a la muchedumbre. “Deben devolver el dinero que tomaron de nosotros,” dijo. “Investigaremos retroactivamente todas las grandes fortunas, y los corruptos ahora están temblando de miedo.

“Bolivia es una nación entre naciones,” dijo Morales, refiriéndose a la diversidad de los pueblos indígenas cuyas tradiciones datan de siglos. “No somos un país solo de gente con ojos azules, con ojos verdes. Es un país plurinacional compuesto de pieles oscuras y pieles blancas. Esta nueva constitución nos unirá.” (CNN, 12 de diciembre)

Morales es un miembro de la nación Aymara, que junto al pueblo Quechua y a otras 35 nacionalidades indígenas, compone la mayoría abrumadora en este país de 9,5 millones. Estos dignos pueblos, descendientes de la vieja civilización inca, fueron esclavizados por los conquistadores españoles, y han permanecido esencialmente oprimidos y explotados, hasta las luchas actuales, que trajeron a Morales a la presidencia en diciembre de 2005.

La administración del presidente Morales nacionalizó la industria del gas y del petróleo en el 2006, a pesar de las protestas de la élite y sus promotores en las grandes compañías petroleras transnacionales. Ahora, en los nuevos estatutos de la constitución, la mayoría de las comunidades indígenas tendrán autoridad local, sus 37 idiomas se convertirán en idiomas oficiales del país, y lo más que horroriza a la oligarquía es que tendrán el derecho a recuperar la tierra robada a sus antepasados a través de generaciones. La nueva constitución también impone nuevos impuestos a los ricos, para devolver la riqueza nacional al pueblo.

Los líderes de la oligarquía boicotearon la asamblea constituyente donde fueron aprobados estos estatutos. Aún así protestaron con horror los resultados. “Evo [Morales] nos está poniendo en el camino del caos con ideas que discriminan contra la gente que no es indígena”, declaró el presidente del separatista Comité Pro Santa Cruz en una entrevista el 16 de diciembre con El New York Times. Los “líderes de la autonomía” de la élite redactaron actas regionales que darían poder sobre las regalías del gas natural, las políticas agrícolas, y la fuerza policíaca, a los funcionarios provinciales. También proponen limitar la migración del pueblo indígena a las provincias del este del Altiplano, donde vive la mayoría.

Hay cierta ironía en que los antiguos dueños de [email protected] se muevan para declarar autonomía después de que [email protected] descendientes de [email protected] esclavos y [email protected] [email protected] [email protected] se hayan levantado para reclamar lo que les fue robado. Y parece que creen que tienen una petición justa sobre “autodeterminación” contra el nuevo gobierno que por primera vez en 500 años representa verdaderamente a la mayoría del pueblo. Tan ridículo como parezca, los elitistas están absolutamente serios, y parecen tener confianza, posiblemente debido a la ayuda de las gigantes compañías petroleras y de los imperialistas en Washington.

Pero Morales y la mayoría indígena también están serias, y están listas a luchar para asegurar que su país permanezca unido y se devuelvan las riquezas robadas a su pueblo. La consiga en una vigilia de millares de mineros indígenas, [email protected], organizaciones comunitarias y otras fuera de la asamblea fue “¡Ahora sí empieza el cambio!” (Indy, La Paz, 12 de diciembre) ν


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :