Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Chávez acerca del referéndum: 49% dice sí al socialismo

Por Berta Joubert-Ceci

El 3 de diciembre la Comisión Nacional Electoral (CNE) de Venezuela anunció los resultados del referéndum propuesto concerniente a los cambios de 69 artículos de la Constitución venezolana. El voto del “No” a las reformas ganó por un margen de menos del 2% sobre la opción del “Si”, el cual habría profundizado los cambios progresistas y ratificado la reconstrucción de la sociedad sobre un base socialista.

Luego de haber sido anunciado los resultados por radio y televisión nacional, el Presidente Hugo Chávez dijo sobre su propuesta de reformas que “no pudieron ser hoy, pero yo continuaré proponiéndolas, las más avanzadas en el planeta y las que propone alcanzar la inclusión social máxima, un principio fundamental de nuestro sistema”.

Chávez enfatizó que “como presidente de la nación, yo he escuchado la voz del pueblo y siempre seguiré escuchando. Lo llevaré en mi corazón para nuestro análisis y continuar la construcción de una Venezuela bolivariana para nuestros hijos”. En otras declaraciones recalcó, “Tendremos que madurar y continuar construyendo nuestro socialismo”.

Cuando se conocieron las noticias, las fuerzas opuestas a la Revolución Bolivariana comenzaron a celebrar en los barrios ricos lo que llamaron “el fin de Chávez” y la revolución—en otras palabras, sus esperanzas de regresar al viejo sistema de privilegios y riquezas para unos pocos y pobreza y exclusión para la mayoría.

Desde que Chávez llegó a la presidencia en 1998, las fuerzas pro revolucionarias han prevalecido en cada una de las elecciones locales y nacionales, incluyendo el atentado por la derecha de derrocar al presidente a través de un referéndum revocatorio y la reelección presidencial de hace un año, en diciembre del 2006. Habían ganado un total de 10 procesos electorales.

¿Qué pasó esta vez? ¿Acaso la revolución se está debilitando? ¿La oposición derechista se está fortaleciendo? ¿Está el pueblo desilusionado con la revolución u opuesto a la idea de construir el socialismo en Venezuela? Además del proceso electoral, ¿qué métodos pueden ser utilizados para avanzar la revolución?

Antes de que cualquiera de estas preguntas pueda ser contestada, debemos ver muy de cerca los resultados. De los cerca de 27 millones de [email protected], 16 millones están [email protected] para votar. La comisión electoral reportó que 8.883.746 votos válidos fueron contados, reflejando un gran nivel de abstención: un 44%. En las elecciones presidenciales del año pasado, Chávez ganó con un 63% de los votos y la tasa de abstención fue de sólo un 25%.

El Referéndum Constitucional era complicado, con 69 artículos divididos en dos bloques, los que se votaban por separado. Tomando ambos bloques, los resultados fueron de 50-51 por ciento de los votos por el “No” y el 48-49 por ciento por el “Si”.

Varios de los artículos trataban de cuestiones concretas como por ejemplo la reducción de horas en la jornada de trabajo y garantías de seguro social para [email protected] [email protected] en la economía informal. Otros se trataban de cuestiones más abstractas que requerían una atención y explicación cuidadosa. Entre éstos se incluía una nueva división del territorio nacional, el cómo bregar con una emergencia nacional, y los pasos a seguir para la transición al socialismo.

Se hicieron intentos para informar a la población sobre las reformas propuestas. La Asamblea Nacional distribuyó diez millones de ejemplares de la propuesta entre agosto y octubre. Una línea telefónica especial fue establecida para consultas y más de 9000 eventos fueron celebrados a través del país.

Sin embargo, queda claro que eso no fue suficiente. [email protected] [email protected] [email protected] actualmente están en el proceso de analizar seriamente los resultados.

El Presidente Chávez dijo: “A nosotros nos faltaron 3 millones de votos de personas que no fueron a votar. ¿Por cuáles razones? Hay que evaluarlo, estoy completamente seguro que la inmensa mayoría de esas personas sigue con nosotros, que no votaron por el Sí; se abstuvieron: dudas, temores, faltó tiempo, capacidad para explicar....Hay bastantes elementos políticos que debemos tomar en cuenta en esta batalla”.

Él notó, sin embargo, “que haya votado 49% por el proyecto socialista, a pesar de todo es un gran paso político”.

EEUU detrás de la oposición

A pesar de los avances logrados a favor de la mayoría pobre, el modo de producción capitalista aún está vigente en Venezuela. La oligarquía en alianza con los EEUU está en una lucha permanente en contra de las medidas progresistas y de la posibilidad que se construya el socialismo.

La oposición tradicional, los antiguos partidos de la Cuarta República que llevaron a cabo el golpe de estado instigado por los EEUU en el 2002, había sido fraccionada y debilitada. Pero una nueva capa ha emergido que ha llevado nueva esperanza a la oligarquía. [email protected] son mayormente [email protected] [email protected] de la burguesía blanca y rica de Venezuela. [email protected] de [email protected] vienen de las universidades públicas pero la mayoría son de las universidades privadas y católicas. Han organizado manifestaciones a veces violentas oponiéndose a la reforma constitucional y quejándose de que Chávez quiere volverse en un dictador-de-por-vida porque uno de los artículos pide la eliminación de los límites del período presidencial.

Éstos hijos e hijas de los ricos se esconden bajo el lema de “libertad y democracia”, mostrando un desprecio arrogante y racista no sólo contra el presidente, sino contra [email protected] pobres y el resto de la juventud venezolana, que está fuertemente al lado de la revolución.

El imperialismo estadounidense está tratando nuevas tácticas para detener la revolución. En la edición del 2 de diciembre del Washington Post, Juan Forero escribió que “algunos grupos estudiantiles han recibido fondos para llevar a cabo seminarios de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), según documentos que fueron hechos disponibles al Washington Post el sábado. . . Los documentos estadounidenses, conseguidos a través de una solicitud bajo el Acta de Libertad de Información (FOIA) hecha por un investigador para el Archivo de Seguridad Nacional en la Universidad de George Washington, muestra que $216.000 fueron dotados desde el 2003 a grupos estudiantiles no identificados en varias universidades para ‘la resolución de conflictos’, ‘la promoción de democracia’ y otros programas”.

En este país profundamente religioso, la Iglesia Católica también ha desempeñado un papel desestabilizador. El vicepresidente Jorge Rodríguez le envió un video al Nuncio Papal Giacinto Berloco que fue grabado en una de las iglesias de Caracas mostrando un llamado a ignorar el resultado de las elecciones si la opción del Sí ganara.

Otra táctica usada por la oposición fue la de una escasez severa de comida, creada principalmente por la retención de alimentos básicos por el sector de negocios agrícolas y de distribución de la oligarquía. Desde hace semanas mucha gente ha tenido que pararse en largas colas en los Mercales, los mercados subvencionados por el gobierno. Esto, decían los oligarcas, es lo que puede pasar bajo el socialismo. La campaña también trató de asustar al pueblo haciéndole creer que el gobierno socialista podía quitarles sus [email protected] y sus casas.

A fines de noviembre, el contraespionaje venezolano obtuvo una comunicación interna de la CIA relativa a la “Operación Tenaza” en la embajada Estadounidense en Caracas. La comunicación fue escrita por Michael Middleton Steere, un oficial de la CIA apostado en la embajada, y estaba dirigida al Director de la CIA en Washington, General Michael Hayden.

Revelaba distintos aspectos de la campaña de la CIA contra la revolución, incluyendo el trabajo de USAID, la creación de encuestas fraudulentas y la distorsión de información sobre el referéndum en conjunción con los medios privados de difusión nacionales e internacionales. Las acciones múltiples de desestabilización que la comunicación describe incluyen todo desde protestas violentas en las calles y la creación de un ambiente de desestabilización que hiciera imposible el gobernar al país, hasta la intervención militar. El Presidente Chávez leyó el texto por televisión, llamando al pueblo a estar alerta y listo para la acción.

La alegría de los derechistas tal vez no perdure. Las fuerzas pro-revolucionarias, en vez de sentirse tristes o derrotadas, están expresando un entusiasmo nuevo para avanzar la revolución y establecer el socialismo.

Cartas al sitio de la red Aporrea y declaraciones de partidos organizados y otras formaciones se han dirigido a la necesidad de depurar lo que dicen son elementos oportunistas alrededor de Chávez que están impidiendo que la revolución avance y también a la necesidad de ampliar el diálogo con la población para explicar los conceptos del socialismo. Uno de tales oportunistas es el ex Ministro de Defensa Raúl Isaías Baduel que se unió a la oposición contra las reformas, diciendo que representaban un “golpe constitucional”.

[email protected] [email protected] también están de acuerdo con la necesidad de una reflexión y un análisis serios para tratar de corregir cualquier error cometido.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :