Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Los pobres de México votan con sus pies

Por Teresa Gutiérrez

Segunda de dos partes

La historia de las elecciones en México

Las elecciones presidenciales del 2006 sólo se pueden entender poniéndolas en el contexto de la historia política de México.

Los medios de comunicación en los EEUU describen las elecciones de este año como un reflejo del progreso en el “sistema democrático” incipiente de México. Se referían al hecho de que las elecciones en México han sido históricamente menos que democráticas, incluso dentro del contexto de la democracia capitalista.

Por más de 70 años hasta el 2000, el PRI había alcanzado la presidencia y se había afianzado en ella por medios engañosos. La selección del presidente sucesivo se sabía comúnmente que ocurriría no por vía electoral sino por vía del “dedazo”, proceso por el cual el presidente saliente del PRI señalaba al presidente siguiente del PRI.

Por más de 70 años, México fue gobernado por un solo partido que tenía intereses capitalistas.

En 1988, sin embargo, esto empezó a cambiar. México fue sacudido por un movimiento masivo que apoyó al candidato progresista Cuauhtémoc Cárdenas para la presidencia.

Cárdenas fue muy popular por varias razones. Primero, fue un líder de una facción que rompió con el PRI en una histórica defección, hecho que fue un cambio dramático que tuvo como resultado la formación del Partido Revolucionario Democrático, PRD.

Segundo, él era el hijo de Lázaro Cárdenas, que fue presidente durante los años 1930, muy querido y respetado en México. Las políticas de Lázaro Cárdenas incluían la defensa de los pobres al igual que la defensa de la soberanía mexicana; él expropió el petróleo mexicano sacándolo del dominio extranjero. Las masas mexicanas esperaban que Cuauhtémoc Cárdenas llevara a cabo políticas similares.

El día de las elecciones, las noticias reportaron que un número enorme de indígenas votó por primera vez. [email protected] caminaron por horas e incluso por días para llegar a un lugar de votación.

Pero otro Cárdenas en la presidencia no podía suceder. A pesar de la evidencia abrumadora que mostraba que él ganó la elección, el voto fue manipulado a favor del PRI

A las elecciones del 1988 a menudo se les refieren como el gran fraude electoral. La presidencia fue entregada a Carlos Salinas. Sin ninguna duda, Washington desempeñó un papel en tirarle un balde de agua fría al sentimiento de las masas que querían un cambio radical.

En 1994, en las elecciones presidenciales siguientes, el PRI mantuvo su débil asimiento en el poder. Entonces en el 2000 fue convenientemente sustituido por el partido más derechista y pro-negocio, el PAN.

Este revés para el PRI frecuente y erróneamente se describe como ejemplo de la democratización en México. Por ejemplo, en su reciente reportaje sobre la elección actual, el periódico Los Angeles Times escribió el 4 de julio que “la indignación popular sobre el voto [de Cárdenas], percibido extensamente como amañado, estimuló la formación de un movimiento pacífico que derribó eventualmente… al PRI en 2000, después de décadas de régimen autocrático.”

El derrocamiento del PRI no fue ninguna victoria verdadera para las masas. En realidad, el final de la dominación de PRI significó solamente que un partido más atrincherado en el capitalismo gobernaría a nombre de los intereses de los capitalistas mexicanos y estadounidenses. La victoria del PAN fue solamente un hueso lanzado al pueblo que había salido a las calles por Cárdenas.

Las relaciones capitalistas y la explotación de [email protected] trabaja [email protected] [email protected] y [email protected] [email protected] quedaron firmes.

Lecciones del 1988

Sin duda alguna, el pueblo mexicano tiene la necesidad de un cambio. Las cifras del desempleo y el subempleo están muy altas. En algunos barrios, para algunas comunidades, el desempleo está sobre el 50 por ciento.

La pobreza es horrible. El hambre y la desesperación son comunes.

La corrupción y la violencia están desenfrenadas - no porque la gente de América Latina sea más corrupta o violenta que sus homólogos estadounidenses, sino que la situación se publica más. La desesperación está muy alta, y muchos se ven forzados a participar en la economía subterránea que es a menudo violenta, tal como es el lucrativo negocio del tráfico de drogas que EEUU estimula.

López Obrador puede ser un candidato cuyos pies están en el campo de los pobres. Si él prevalece y es el vencedor en estas elecciones, esto podría ser buenas noticias para Cuba, la cual ha experimentado relaciones tensas y peligrosas como resultado del actual presidente mexicano Vicente Fox, quien era un alto ejecutivo de la Coca-Cola en México.

El año pasado, el establecimiento mexicano intentó prevenir que López Obrador se postulara para la presidencia fabricándole un ridículo caso para encarcelarlo. Pero las masas intervinieron. Más de millón y medio de [email protected] se concentraron en la famosa Plaza Zócalo en defensa de López Obrador. La derecha fue forzada a retroceder y dejar que se postulara.

Pero la institución que controla las elecciones, el Instituto Federal Electoral (IFE) según se reporta, tiene una alianza con el PRI, que quedó en un distante tercer lugar y fácilmente pudiera contribuir a una victoria del PAN.

El periodista y autor John Ross escribió el 3 de junio que el presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, es una figura con “intereses del partido en el poder”. En otras palabras, tiene conexiones al PAN. Ross reportó que cuando Antonio Villaraigosa, el primer alcalde de descendencia mexicana de Los Ángeles desde el 1842 invitó a López Obrador a California para participar en la conmemoración del 16 de septiembre-Día de la Inde pendencia de México-Ugalde le prohibió viajar, diciendo que esto violaría las leyes de campañas electorales.

Sin embargo, Ugalde le concedió permiso a la campaña electoral del PAN para viajar a California en busca de votos.

¿Qué pasará si hay otro fraude electoral y gana el PAN? ¿Qué harán López Obrador, el PRD y la izquierda? ¿Se repetirán los errores del 1988?

¿Se podrán movilizar las masas y transferir la lucha de las urnas electorales hacia las calles en una demostración de fuerza contundente a través del país? ¿Hará un llamado López Obrador u otros de la izquierda al pueblo para que defienda sus derechos democráticos a elecciones justas y llevar la lucha más lejos, incluyendo en la agenda las cuestiones sociales urgentes y denunciando al imperialismo estadounidense, la fuente de todo el sufrimiento mexicano?

¿O esperarán seis años más hasta la próxima elección?

¿Qué papel va a jugar el Ejército Zapatista para la Liberación Nacional (EZLN) en este período que se aproxima?

Se debe recordar que el EZLN, durante el período antes de las elecciones, comenzó lo que [email protected] denominaron “la otra campaña”. [email protected] líderes del EZLN viajaron a través del país comunicándose directamente con las masas y hablando de la necesidad de un cambio fundamental. El vocero del EZLN, el Subcomandante Marcos, ha hecho comentarios elocuentes en contra del capitalismo y la necesidad de que [email protected] más [email protected] y [email protected] [email protected] participen en la lucha.

Además, el EZLN ha hablando claramente en solidaridad con las luchas revolucionarias de Venezuela y Bolivia y ha condenado el bloqueo a Cuba.

Sea cual sea el resultado en México, en este momento el papel que debe jugar el movimiento popular en los Estados Unidos es de manifestar solidaridad incondicional con el pueblo mexicano. Debe extender solidaridad a [email protected] inmigrantes [email protected] en los EEUU y demandar derechos plenos para [email protected] [email protected] inmigrantes.

Cuando el imperialismo robó la mitad de México y la transformó en California, Texas, y otros estados del suroeste de EEUU, la historia del pueblo estadounidense quedó unida para siempre con la del pueblo de México.

Es tiempo ya de revertir ese robo en un movimiento de gran fuerza antiimperialista en solidaridad absoluta con México. Es tiempo de abrir la frontera para que [email protected] trabajadores de ambos países declaren: “Son las corporaciones parásitas y el imperialismo que son ilegales y no [email protected] obreros”.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :