Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Todavía se está tratando de derrocar la

Documentos detallan planes de EEUU para un

Por Berta Joubert-Ceci

Aún cuando el gobierno estadounidense toma posiciones más agresivas en el Medio Oriente, no pierde tiempo en infligir más daño a otras naciones en el mundo.

Como parte de la búsqueda del dominio mundial por la administración de Bush, el Departamento de Estado publicó un reporte el 5 de julio sobre los planes para su “Comisión para la Asistencia para Liberar a Cuba” (www.cafc.gov). Es un documento de 93 páginas para incrementar la agresión contra Cuba socialista, escrita sin respeto alguno por las leyes internacionales o a la soberanía nacional.

La comisión está presidida por la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice y por el Secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez. El reporte continúa y expande la campaña hostil de la administración estadounidense hacia la Revolución Cubana.

El primer reporte, cuando la administración se develó por primera vez en junio del 2004, tenía cientos de páginas describiendo medidas dirigidas a la intensificación del bloqueo, al desaliento del turismo y de las inversiones en Cuba, a la restricción del flujo monetario y a las visitas de familiares a la isla. Éste hasta redefinió el concepto de lo que es la familia. Tías, tíos y [email protected] fueron expulsados de la lista de familiares cercanos que podían visitar a sus familias en Cuba.

Según su propia descripción, el nuevo documento “representa el trabajo de más de 100 colaboradores de 17 departamentos y agencias federales durante el curso de varios meses.”

Obsesionado con Venezuela

Este expresa la preocupación de la administración de Bush y su base corporativa por los desarrollos revolucionarios en toda América Latina. Cuba siempre ha sido un faro de luz para las revoluciones populares, no solo en la región, sino en todo el mundo. Recientemente, ha dado grandes pasos en las relaciones de comercio e internacionales. Su economía está creciendo y sus relaciones con Venezuela, en particular por medio de la Alternativa Bolivariana para las Américas, (ALBA) han abierto nuevas vías para la isla.

El la página 24 del documento, Estados Unidos habla de su preocupación por la relación cubana-venezolana: “Este eje también socava nuestros intereses en una Venezuela más democrática y merma también la gobernación y las instituciones democráticas en toda la región. Juntos estos dos países están avanzando una alternativa retrógrada y una agenda antiamericana para el futuro del hemisferio y están encontrando una resonancia con los gobiernos populistas y las poblaciones marginadas en la región.”

La obsesión con Venezuela queda aparente a través de todo el documento. Desde el comienzo en su primer párrafo este arremete diciendo que “hay claras señas que el régimen está utilizando dinero provisto por el gobierno de Chávez en Venezuela para reactivar su red en el hemisferio para socavar los gobierno democráticos.”

Realmente, Venezuela está ayudando a Cuba a resistir el bloqueo y reconstruir su economía.

Un párrafo en la introducción condensa el plan: “Recomendaciones para aligerar el fin de la dictadura de Castro incluyen: medidas para darle poder al pueblo cubano para prepararse para un cambio reforzando el apoyo a la sociedad civil; rompiendo el bloqueo del régimen a la información; una estrategia diplomática para socavar la estrategia de sucesión apoyando el derecho del pueblo cubano a determinar su futuro; y medidas para negar ingresos al régimen de Castro que es utilizado para reforzar su aparato de seguridad represiva y que ayuda al régimen (a resistir) la presión para un cambio.”

El título del primer capitulo también demuestra las metas patentes de Washington para un cambio de régimen: “Apresurando el fin de la dictadura de Castro: transición, no sucesión”.

Según la Constitución Cubana, el vicepresidente se convertiría en presidente si algo le pasara al comandante en jefe. Para prevenir lo que EEUU estima que sería la continuación de la revolución, el documento dice abiertamente que está trabajando para asegurar que “la estrategia de sucesión del régimen de Castro no funcione”. Sigue, “Ha llegado la hora de una acción audaz, decisiva y de mensajes claros”.

El contenido del segundo capitulo es particularmente absurdo e insultante. Dibuja un retrato totalmente falso de la vida en Cuba, la cual por mucho tiempo ha sido reconocida por la ONU como el país más avanzado en Latinoamérica y el Caribe en términos de proporcionar cuidado de salud y educación gratis al pueblo.

Bajo el título “Ayudando a los cubanos a responder a las necesidades humanitarias y sociales criticas”, el gobierno de EEUU, que abandonó a miles de sus propios pobres después del huracán Katrina, dice que quiere ayudar a Cuba a superar los problemas de agua e higiene, cuidado de la salud, nutrición y educación. “Las condiciones no van a mejorar mientras Fidel Castro siga en el poder”, dice.

Este extenso documento detalla los planes para el aumento de la campaña de desinformación emitida y transmitida hacia Cuba por radio y televisión Martí, incluso a través de terceros países. Establece un fondo de $80 millones para fortalecer una oposición política. Interesantemente, la oposición ha criticado la publicación del fondo, entendiendo que el recibir abiertamente el dinero de Washington no estaría en sus mejores intereses.

Debajo del subtítulo “La Creciente Oposición Democrática Cubana”, el documento demuestra a quiénes los EEUU intentará enfocar entre el pueblo cubano: “A nivel de base, los jóvenes, las mujeres y los afro-cubanos son las categorías sociales claves para el crecimiento continuado del movimiento de la sociedad civil en Cuba”.

Refuerza las regulaciones de las exportaciones a Cuba, mencionando específicamente al Concilio Cubano de Iglesias, que los EEUU considera una organización “administrada por el régimen”.

Partes del reporte son simplemente ridículas. Sin embargo tres componentes causan una grave preocupación.

Una tiene que ver con lo que no se incluye. Debajo del título del primer capitulo, un párrafo corto impreso en bastardillas dice: “Este es un reporte público. Por razones de seguridad nacional e implementación efectiva, algunas recomendaciones están contenidas en un anexo secreto por separado”.

Ya se sabe que durante muchos años agentes de los EEUU han llevado a cabo más de 600 intentos de asesinato contra Castro, al igual que la colocación de bombas, asesinatos y una campaña de desestabilización. ¿Qué es lo que no están diciendo? ¿Están refiriéndose a otro intento de asesinato? ¿Un plan de incursión militar?

La segunda es la referencia a “necesidades humanitarias y sociales críticas”. Cualquier persona que haya visitado Cuba sabe que esto es algo ridículo. La economía está mejorando ahora rápidamente. ¿Se refiere esta sección a la devastación que está planeando EEUU en el “anexo secreto”?

Finalmente, EEUU por primera vez está intentando extender el bloqueo de Cuba a otros países por medio del control de importaciones de níquel. Níquel es una fuente importante de ingreso para Cuba. Esta comisión propone el establecimiento de un “Equipo de trabajo de varias agencias del gobierno que se enfoque en el níquel cubano para reforzar el actual régimen de control y certificación de importaciones de níquel”.

Este reciente ataque no puede pasar desapercibido. La defensa de Cuba debe estar muy alta en la agenda de todo el pueblo progresista de los EEUU.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :