Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

El Plan de Inmigración de Bush

Una lección de demagogia racista

Por Deirdre Griswold

Demagogia es lo que los políticos entregan cuando dicen lo que la gente quiere oír, a la misma vez que traicionan a la gente.

El discurso del Presidente George W. Bush sobre inmigración el 15 de mayo, estuvo lleno de demagogia.

Él dijo, “Estados Unidos no va a militarizar la frontera sureña.” Sin embargo, propuso un plan para enviar 6.000 soldados de la Guardia Nacional a la frontera de EEUU con México. El senador Richard J. Durban de Illinois calculó que el plan podría resultar en que más de 150.000 miembros de la guardia nacional sean desplegados en la frontera en los próximos dos años. (New York Times, 17 de mayo)

El despliegue de la guardia nacional es aparte del plan de Bush de aumentar el número de agentes de la Patrulla de la Frontera de 9.000 a 12.000 efectivos.

Con el tremendo despliegue de la Guardia Nacional a Irak y Afganistán, la mayoría de los estados ya están faltos de personal para bregar con desastres. En febrero, gobernadores de los partidos Demócrata y Republicano, se reunieron en Washington y concluyeron que las “políticas de la administración de Bush estaban sustrayendo el equipo y el personal de la Guardia Nacional necesario para responder en eventos de huracanes, inundaciones, tornados, fuegos forestales y en otras emergencias.”

Huracanes e inundaciones. Pensemos en Katrina y en las peticiones de ayuda de la gente que estaba a punto de ahogarse y que no recibieron respuesta. Pensemos sobre la lluvia de granizos del tamaño de una toronja que cayó en Tennessee hace un mes. Sobre las recientes inundaciones en New England.

Todos los científicos advierten que con el cambio extremo en el ambiente causado por el calentamiento global, estos eventos son sólo el comienzo. Pero aún así, Bush no ha corrido frente a las cámaras con plan alguno para bregar con estas emergencias. De hecho, nada, absolutamente nada, están haciendo los colosales de la agencia de “seguridad de la patria”, para preparar para estos desastres, a pesar de tener inmensos presupuestos disponibles. Ellos están muy preocupados escuchando las conversaciones telefónicas de la gente y preparando jugosos contratos para el próximo nivel de vigilancia con la tecnología más sofisticada.

La vigilancia en la frontera. Bush dice: “Estamos lanzando la iniciativa más avanzada tecnológicamente en la frontera en toda la historia americana. Construiremos vallas de alta tecnología en los corredores urbanos, y construiremos nuevas vías de patrullaje y barreras en las áreas rurales. Usaremos censores de movimiento, cámaras especiales y vehículos aéreos automáticos para prevenir el cruce ilegal.”

Y en las billeteras de la gente. Bush dice: “Habrá una nueva tarjeta de identificación para cada trabajador/a [email protected] legal. Esta tarjeta usará tecnología biométrica, como las huellas digitales computerizadas....”

Todo esto costará miles de millones, que llenarán los bolsillos de los ya súper ricos. [email protected] [email protected] en este país no ganarán nada de todo esto. Utilizando el presupuesto del gobierno que ha sido reservado para servicios sociales de gran necesidad, significará nuevos recortes en el sector público.

La solidaridad es lo que se necesita

Desde marzo, literalmente millones de inmigrantes han marchado para exigir sus derechos para vivir y trabajar en este país como cualquier trabajador/a. Este movi miento explotó después de que la Cámara de Representantes votara a favor de la ley Sensenbrenner-King, la cual impondría fuertes multas a cualquiera que no tenga papeles y a [email protected] que les empleen o les ayuden. Bush intervino cuando estaba claro que esta ley no iría a ningún lado.

[email protected] inmigrantes [email protected] ya han sufrido bastante antes de este último asalto. Con la constante amenaza de depor tación, no importa si han vivido aquí por años, han tenido que soportar trabajos a menos del salario mínimo, frecuentemente trabajando sin contratos ni beneficios.

Más y más, la derecha en este país está descubriendo que [email protected] [email protected] están [email protected] Están tratando de desviar esa ira hacia [email protected] inmigrantes. En el distorsionado mundo de Pat Buchanan, Lou Dobbs de la cadena CNN y otros demagogos, el problema no es el resultado del frenesí de despidos y recortes de salarios, pensiones y de cuidado de la salud; no es el producto del intento de forjar un imperio mundial-encabezado por las empresas petroleras gigantescas-que está drenando cientos de miles de millones de dólares que pagan por las escuelas, los hospitales y los servicios públicos.

La mentira que promueven es que la culpa es de “los inmigrantes ilegales robán doles sus trabajos y sin pagar impuestos”.

Ambas partes de esta declaración son totalmente falsas y calculadas para poner a [email protected] [email protected] [email protected] contra [email protected] Son los patronos los que deciden a quién van a emplear o a despedir. Los empresarios capitalistas están buscando por el mundo dónde pueden pagar salarios más bajos. También estimulan a [email protected] inmigrantes a venir cuando necesitan la mano de obra acá, mientras que deliberadamente les roban sus derechos, para evitar que [email protected] inmigrantes ganen mejores condiciones de trabajo.

El plan de Bush de “trabajadores invitados” tiene la intención de hacer esto precisamente. Mantendría contentos a los empleadores de inmigrantes proporcion ándoles mano de obra barata, pero enviaría a la mayoría de inmigrantes de vuelta a sus países de origen antes de que puedan recibir sus derechos como [email protected]

Esa es la receta para salarios permanentemente de miseria. La única manera de superarla es forjando la solidaridad entre [email protected] [email protected] [email protected], para que entonces puedan luchar conjuntamente en contra de aquellos que les roban cada día de pago.

Y hablando de impuestos, la ley actual está establecida para que dos terceras partes de [email protected] sin documentos, o 8 millones de los 12 millones que se estima están aquí, tienen los impuestos restados de sus salarios automáticamente.

Este es porque el Servicio de Rentas Internas (IRS), desde 1996, ha tenido una política de crear números de identificación para [email protected] [email protected] [email protected] inmigrantes, que no pueden trabajar sin los números, “tienen los impuestos del Seguro Social y Medicare retenidos automáticamente de sus salarios. Dado que los trabajadores indocumentados sólo tienen números falsos, nunca pueden beneficiarse de éstos impuestos. El año pasado, las rentas recaudadas de éstos números falsos -que la administración del Seguro Social guarda en un escondrijo que se llama el “archivo de ingresos en suspenso” sumó un 10 por ciento del excedente del Seguro Social. El archivo está creciendo, en promedio, en más de $50 mil millones al año”. (“Inmigrantes Ilegales están Pagando más Impuestos de lo que Crees”, Knight Ridder/Tribune News Service del 1ro de mayo)

Son [email protected] inmigrantes quienes están siendo [email protected] por las empresas y por el gobierno capitalista, no al revés.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :