Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Ataque terrorista del FBI en Puerto Rico

Francotiradores asesinan héroe independentista provocando grito popular anticolonial

Por Tom Soto
San Juan, 27 de septiembre

El 23 de septiembre, mientras centenares de [email protected] y sus familiares estaban participando en la conmemoración anual independentista conocida como “El Grito de Lares”, agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI por las siglas en inglés) descendieron en el pueblo de Hormigueros en la parte oeste de Puerto Rico y dispararon los tiros que mataron al héroe de la lucha por la liberación de Puerto Rico, Filiberto Ojeda Ríos.

El Grito de Lares, conmemora la sublevación histórica de 1868 que hicieron trabajadores y campesinos en contra de la dominación colonial española. Esa rebelión se considera el nacimiento de la nación puertorriqueña.

Agentes del FBI pertrechados con heli cópteros, vehículos militares, ametralladoras y con las armas especializadas de francotiradores -con el apoyo de la policía de Puerto Rico que cerró carreteras regionales y calles conducentes al municipio rural de Hormigueros- rodearon el hogar de Filiberto Ojeda Ríos, de 72 años de edad, y de su esposa, Elma Beatriz Rosado.

Ojeda era el líder del Ejército Popular Boricua-Macheteros.

A las 4:30 de la tarde, en un asalto estilo militar, el FBI irrumpió en la propiedad rompiendo la cerca de entrada con un vehículo y disparando más de 100 balas que impactaron la parte frontal de la casa. Ojeda se defendió, dejando a un agente del FBI herido.

Rosado habla con los medios de comunicación

Elma Beatriz Rosado se dirigió a los medios de comunicación el 26 de septiembre. Mientras lo hacía, miles de partidarios daban la última despedida al cuerpo de su esposo en el Ateneo Puertorriqueño y luego en el Colegio de Abogados en San Juan.

“Filiberto, mi esposo, temiendo por mi vida, me pidió que saliera. Él le gritó a los agentes: ‘alguien va salir, alguien va a salir’. Nos besamos y abrazamos …Cuando finalmente salí de la casa,…. ellos intentaron obligarme a arrodillarme. Cuando rehusé, me tiraron al piso, me pillaron contra la tierra con sus rodillas y me esposaron con las manos a la espalda.

“Después, me vendaron los ojos y en ese momento sentí en mi corazón, supe, que lo iban a asesinar”. Cuando finalmente me llevan del lugar, Filiberto estaba vivo… . Él le gritó a los agentes en varias ocasiones que estaba dispuesto a entregarse al periodista Jesús Dávila. … El FBI miente. Ellos lo asesinaron.

“No fue hasta el próximo día por la tarde, cuando me sacaron de la cárcel, que me entero que Filiberto había sido vilmente asesinado. … Sin embargo, Filiberto Ojeda Ríos está más vivo que nunca en mi corazón y en el de todos los puertorriqueños”.

Rehúsan el acceso de doctores para Ojeda

En la tarde del 23 de septiembre, cuando las noticias del ase sinato del FBI comenzaron a regarse, abogados, familiares, doctores, activistas del movimiento pro-independencia y representantes de los medios de comunicación intentaron llegar a la casa de Ojeda y Rosado, pero fueron repelidos por la policía y el FBI. Varios doctores que estaban cerca del lugar, habiendo oído que Ojeda había recibido un tiro ofrecieron su ayuda. El FBI les rehusó acceso.

En una de las calles que conduce a la casa, se acumuló una multitud que señalaba a los agentes del FBI gritando “Éstos son los asesinos”.

Durante los dos días siguientes casi todos sectores de la sociedad puertorriqueña, desde el Arzobispo católico, Roberto González Nieves, hasta Ricardo Santos, presidente del sindicato de electricistas, pasando por el ex gobernador Rafael Hernández Colón y Rubén Berríos, presidente del Partido Independentista Puertorriqueño, en un grado u otro públicamente criticaron o condenaron al FBI por matar a Filiberto Ojeda Ríos. Todos los mencionados fueron al velorio y expresaron sus condolencias a Rosado.

Hasta Tomás Rivera Shatz, presidente titular del Partido Nuevo Progresista (pro-estadidad) públicamente cuestionó el juicio de las acciones del FBI, aparentemente por razones políticamente oportunistas.

El 24 de septiembre, 29 horas después de haber invadido el hogar de Ojeda y Rosado, el FBI por fin anunció que lo habían matado. Su cuerpo fue transferido a la Unidad Forense del Departamento de la Policía de Puerto Rico.

Allí, cientos de personas se concentraron en las calles.

Protestas frente al edificio
de la Corte Federal

Esa tarde en San Juan, una multitud se concentró en el Estadio Hirám Bithorn, pronto sumando unas mil personas.

Marcharon al edificio de la Corte Federal, coreando: “FBI fascistas, verda deros terroristas” y “Filiberto camarada, tu muerte será vengada”.

Bajo presión popular, el Gobernador Anibal Acevedo Vilá mandó a que el Doctor Héctor Pesquera del Movimiento Inde pendentista Nacional Hostosiano le fuera permitido presenciar la autopsia oficial.

El Dr. Pesquera anunció sus conclusiones a los medios de comunicación: “Filiberto Ojeda Ríos recibió un disparo cerca de la clavícula derecha. “El proyectil le penetró a la altura de la clavícula dere cha, ingresó al pulmón y salió por la espalda, donde la bala se quedó alojada entre su espalda y el chaleco antibalas que llevaba puesto. No murió por el fallo de ningún órgano comprometido por la herida. Murió porque lo dejaron desangrar.

“La razón porque el FBI no permitió a los doctores entrar a la casa es porque querían a Filiberto muerto. En mi opinión a Filiberto le disparó un francotirador y lo dejaron desangrar hasta la muerte-esto fue un asesinato por parte del FBI”.

El Dr. Pesquera fue uno de los doctores que intentaron sin éxito en la noche del 23 de septiembre ayudar a Ojeda cuando se enteró que había sido tiroteado por el FBI.

El 26 de septiembre, casi 1.000 estudiantes de la Universidad de Puerto Rico en San Juan, encabezados por la Federación Universitaria Pro Independencia, se apoderaron de la Torre Principal del campo universitario y quitaron la bandera de los EEUU, remplazándola con una pancarta enorme que llevaba el retrato de Ojeda. La inscripción leía: “Filiberto, sigues en el corazón del pueblo”.

Los estudiantes entonces procedieron a atacar a un restaurante Burger King como símbolo de la dominación corporativa de los EEUU en la isla. Marcharon a la Corte Federal donde quemaron la bandera de los EEUU mientras miraban policías federales armados con ametralladoras.

Reportaje amplio en los medios

Por varios días cada periódico, canal de televisión y estación de radio, especialmente los programas radiales en vivo, han estado reportando el asesinato.

Aún la Legislatura Puertorriqueña, dominada por el Partido Nuevo Progre sista, el cuál es pro-estadidad, pasó una resolución auspiciada por el Partido Independentista Puertorriqueño que deman da una investigación de la operación del FBI.

Los días 26 y 27 de septiembre delegaciones de todas las tendencias políticas que apoyan la independencia — inclu yendo el Partido Nacionalista de Puerto Rico, el Partido Independentista Puerto rriqueño, el Movimiento Indepen dentista Nacional Hostosiano y el Frente Socialista — sirvieron como guardias de honor en el velorio y en el funeral. Entre [email protected] estaban la legendaria Lolita Lebrón y [email protected] [email protected] [email protected] [email protected] [email protected] que fueron [email protected] de cárceles estadounidenses y que habían sido [email protected] de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional y de Los Macheteros.

Desde todas partes de Puerto Rico, [email protected] y sus familias han viajado a San Juan para ver y honrar al héroe asesinado. Había tanta gente y las colas de espera eran tan largas frente al Colegio de Abogados que se tuvieron que extender las horas de velorio. Muchas figuras culturales famosas como los cantantes Danny Rivera, Roy Brown, y muchas otras estaban presentes.

La contribución histórica
de Ojeda

La conferencia anual del Frente Socialista, la cuál tuvo lugar el 25 de septiembre, fue dedicada a Ojeda.

Jorge Farinacci, portavoz del Frente, caracterizó la contribución histórica de Filiberto Ojeda Ríos de este modo: “Yo trabajé con Filiberto. En los años 60 Filiberto representó el Movimiento Pro-Inde pen dentista en su misión en Cuba. Filiberto vivió en Cuba y estuvo profundamente influido por esa revolución socialista.

“Filiberto no era solamente un líder nacionalista, era una persona con consciencia de clase y simpatizaba con la lucha de [email protected] [email protected] por la justicia social y el socialismo. Le influyeron grande mente las luchas antiimperialistas de esa época, especialmente la lucha de liberación del pueblo vietnamita.

“En los años a finales de los 60, Filiberto fundó el Movimiento Independentista Revolucionario Armado. En 1976 Filiberto fue miembro fundador del Partido Revo lucionario de Trabajadores Puerto rriqueños (PRTP), el cuál a su vez organizó Los Macheteros en 1978.

“Aunque él era humilde y sereno, era tenaz y valiente, y muy preparado respecto a todos los aspectos de la lucha armada. Él fue nuestro maestro. El FBI acusa a Filiberto de planear el ataque guerrillero que tuvo lugar en 1981 en el Base Naval Muñiz que destruyó 11 aeronaves militares que valían $45 millones.

“Filiberto fue un luchador pertinaz por los oprimidos y como Don Pedro Albizu Campos antes de él, nunca reconoció la autoridad estadounidense en Puerto Rico. En 1990, enfrentándose a las acusaciones relacionadas al robo de la Wells Fargo en Connecticut, se cortó su brazalete electrónico y entró en el clandestinaje.

“Yo puedo declarar categóricamente que la protesta nacional llevada a cabo por su asesinato es un reflejo del vasto apoyo de las masas del pueblo puertorriqueño por las acciones heroicas de Los Macheteros.”

En la mañana del 26 de septiembre, los medios de noticias reportaron que la bandera estadounidense que usualmente está en el Capitolio en San Juan había sido remplazada por la bandera verde de Los Macheteros.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :