Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Reforma del sistema de salud — ¿cómo pueden obtenerla [email protected] trabajadores/as?

Por David Hoskins

La crisis en el cuidado de salud que enfrentan [email protected] trabajadores/as de los EEUU es severa. Cincuenta millones de personas carecen de seguro de la salud y otras 25 millones tienen cobertura inadecuada.

El gobierno federal estima que el país gastará $2,5 billones en cuidado de salud este año. Esta cifra representa un promedio de $8160 por persona para un sistema que no proporciona cuidado adecuado a una de cada cuatro personas. La derecha está rechazando hasta reformas incrementales con su oposición a los controles de precios de fármacos y a planes públicos que compiten con aseguradoras privadas.

Dos de los sindicatos más grandes de este país, la Federación Americana de Empleados del Estado, Condado y Municipales (AFSCME) y el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), recientemente anunciaron su salida de una coalición nacional para la reforma del sistema de salud. La coalición, conocida como el Diálogo para la Reforma del Cuidado de Salud, tiene una composición ecléctica incluyendo a compañías farmacéuticas y aseguradoras, la Cámara de Comercio de los EEUU, organizaciones sindicales y grupos defensores de pacientes, consumidores y profesionales del cuidado de la salud.

El grupo tenía la tarea de buscar intereses comunes para cambios importantes en el sistema de salud. La coalición está encabezada por el presidente de la Asociación Americana de Hospitales, un grupo corporativo anti sindical que representa a hospitales y proveedores privados. AFSCME y SEIU se retiraron al no ganar apoyo para unas propuestas modestas, como por ejemplo el exigir que la empresa contribuyera al costo de la cobertura para [email protected] trabajadores/as.

La salida de los sindicatos de esta coalición muestra que el colaborar con las grandes corporaciones farmacéuticas y de seguros que son las responsables por la presente crisis del cuidado de salud, es un callejón sin salida. [email protected] representantes de la industria están opuestos instintivamente hasta a las reformas más moderadas porque su búsqueda de ganancias corporativas exige racionar el cuidado basado en la capacidad de pagar del/la paciente. Los sindicatos deben prepararse para una lucha seria si los intereses de [email protected] trabajadores/as van a ser representados en esta lucha por la reforma del cuidado de salud.

El presidente Barack Obama anunció que ha escogido a la gobernadora de Kansas Kathleen Sebelius, como secretaria de Servicios Humanos y de Salud. El anuncio de Obama ha salido mientras su administración empieza a formular su plan para la reforma de salud. La selección de Sebelius ha sido loada ampliamente por los medios corporativos de comunicación, al mismo tiempo en que [email protected] activistas han comenzado a dudar del compromiso de ella al cuidado de salud universal. Su nombramiento fue recibido con agrado por la industria de seguros y por los republicanos que la ven como una demócrata moderada y pro-corporaciones capaz de entorpecer la demanda por una reforma genuina.

Lo que contiene el plan de salud

El plan de cuidado de salud propuesto por la administración es un esfuerzo para expandir los seguros de salud extendiendo programas del gobierno mientras se limitan los gastos. Representa un intento de ampliación que posterga el seguro universal a un tiempo incierto en el futuro.

El plan prohíbe que las aseguradoras privadas le nieguen a alguien la cobertura sin importar su historial médico y provee subvenciones para ayudar a comprar seguros de salud para [email protected] trabajadores/as con bajos ingresos. La propuesta también permitiría comprar un programa nuevo de seguro público en vez de comprar seguro privado.

Sin embargo, [email protected] trabajadores/as necesitan un plan que provea cuidado de calidad a toda persona que lo necesite, no importa su capacidad de pagar — especialmente ahora cuando más y más lugares de empleo están desapareciendo.

La organización Médicos por un Plan Nacional de Salud estima que de las 50 millones de personas en los Estados Unidos sin seguro de salud, por lo menos 15 millones se quedarán sin seguro si el Congreso pasa esta versión de la reforma de salud. El defecto fundamental de este plan es que trata de resolver la crisis de salud vendiendo seguros.

Hay ya un proyecto de ley en el Congreso para establecer un sistema de seguros de salud conocido como “pagador único”. La legislación se conoce popularmente como “Medicare para [email protected]” (H.R.676). La aprobación de esta legislación progresista no es la solución total para el sistema capitalista de cuidado de salud que está basado en la industria médica sacando ganancias de las enfermedades, pero sí representaría una victoria importante para [email protected] trabajadores/as.

Cualquier persona que viva o esté de visita en los Estados Unidos sería elegible para cubierta bajo la H.R. 676. El programa propuesto cubre el cuidado primario, el de emergencia, medicamentos, servicios de salud mental y de cuidado a largo plazo. Los cuidados dentales y de visión, cuidado interno en el hospital y ambulante y equipo médico necesario también están cubiertos. El/la paciente no paga ningún “co-pago” ni deducible, y las aseguradoras privadas quedan prohibidas de vender seguros que dupliquen los beneficios cubiertos por la ley.

La marcha nacional del 3 y 4 de abril en Wall Street ofrece una oportunidad para que los sindicatos empiecen a involucrar a [email protected] trabajadores/as para construir un programa amplio de lucha. La marcha exigirá que el gobierno “rescate al pueblo, no a los bancos” en el aniversario del asesinato de Martin Luther King Jr. El pueblo verdaderamente necesita el cuidado de salud más que los bancos necesitan otro regalo del gobierno.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :