Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Gripe porcina, puercos y ganancias

El temor a una pandemia de gripe porcina se está extendiendo mucho más rápido que el mismo virus.

Aunque es muy temprano para decir cuán extensa y mortal será esta nueva variante del virus de la influenza, ha comenzando a surgir información sobre su posible origen. Una enorme granja de cerdos propiedad de la gigantesca corporación estadounidense Smithfield, operada por su subsidiaria mexicana Granjas Carroll de México, puede haber producido esta nueva amenaza a la salud pública.

[email protected] residentes de las localidades en los pueblos de La Gloria y el Perote en el estado de Veracruz han estado luchando contra esta granja gigantesca por años.

Produciendo cerca de un millón de cerdos anualmente, la compañía mantiene inmensas lagunas de estiércol al igual que un vertedero al aire libre para los restos descompuestos de los cerdos que han muerto antes de ser sacrificados. Los gases producidos por estos desperdicios contaminan el aire a millas de distancia y [email protected] residentes creen que el agua que toman puede estar contaminada. Enormes nubes de moscas que se alimentan de estos desperdicios están cerca de estos pueblos.

Es un hecho sabido que las moscas pueden esparcir la gripe aviaria al transportar material contaminado de los excrementos de aves infectadas. Es posible que las moscas que se alimentan de los excrementos de los cerdos, también estén en contacto con los excrementos de las aves y esto se haya convertido en el mecanismo para la mezcla de material viral de cerdos, aves y humanos que está ahora causando el brote.

Según reportajes del periódico mexicano La Jornada, [email protected] residentes locales trataron de evitar la construcción de la granja en el año 2005. Hace un año, [email protected] activistas fueron [email protected] por las autoridades de Veracruz, quienes han trabajado estrechamente con las Granjas Carroll para ahogar la oposición a la granja.

Mucho antes de que el brote de influenza fuera divulgado por los noticieros internacionales, cientos de residentes de La Gloria ya se quejaban de severas infecciones respiratorias que en muchos casos se convertían en pulmonía. La pulmonía es una de las complicaciones más severas de la influenza. Veratect, una compañía privada estadounidense que sigue las epidemias de salud a nivel mundial, hace más de un mes notó este brote en Veracruz y notificó a la CDC (siglas en inglés), Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos. Por estar atenta al supuesto e inexistente bioterrorismo, la CDC ignoró esa notificación por varias semanas.

El primer caso confirmado del nuevo virus porcino fue el de un niño de La Gloria, quien desde entonces se ha recuperado. La epidemia se ha esparcido a Ciudad México y a otras áreas de México al igual que a Nueva York, California, Texas y a otras ciudades en los Estados Unidos y en otras partes del mundo.

Hasta el momento de este artículo, de los 1500 casos que se han reportado en México por lo menos 150 han fallecido. Aunque los casos en Estados Unidos han sido leves hasta ahora, se han reportado una o dos muertes.

Oficiales de la salud creen que la cepa actual del virus es una mezcla de material genético de virus que infectan cerdos y aves al igual que a seres humanos. Por casi una década, oficiales de la salud en los EEUU y en el mundo se han enfocado en la influenza aviar, denominada como H5N1, que se ha extendido alrededor del mundo pero no ha “saltado” a la población humana. Aunque algunas personas contrajeron influenza aviar por su cercanía a aves de corral y acuáticas, ninguna trasmisión de persona a persona ha sido reportada.

Esta nueva influenza porcina es una variación del H1N1, que es más común en la influenza humana. Ya está claro que se está transmitiendo de persona a persona.

Como el mayor número de casos vino de México, algunos comentaristas derechistas de la red Fox ya han intentado culpar a [email protected] inmigrantes [email protected] de haber traído el virus a través de la frontera y pueden utilizar el miedo de la influenza porcina para provocar más hostilidad contra [email protected] inmigrantes.

El hecho de que los casos en EEUU parecen estar entre turistas de este país o personas allegadas a é[email protected], ha limitado hasta ahora los ataques contra inmigrantes.

Hasta ahora, sin embargo, los medios de comunicación corporativos han prestado poca atención a la conexión de la empresa Smithfield o al hecho de que hay también iguales plantas enormes y peligrosas, en los estados de Carolina del Norte, Utah, y en otros lugares.

Un artículo en la revista Rolling Stone de 2006 estimó que sólo la empresa Smithfield produjo 26 millones de toneladas de desperdicios de animales al año, el subproducto de más de $11 mil millones en ventas. Los llamados acuerdos de “libre comercio” como el TLCAN han facilitado el que empresas gigantescas como la Smithfield establezcan sus plantas peligrosas en México con poca o ninguna regulación, en detrimento de la población local.

¿Se le exigirá responsabilidad a éstos criminales corporativos que se han beneficiado de este desastre ambiental y de salud pública?

Cohen es doctor de salud pública.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :