Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

El paquete de estímulo—por qué [email protected] [email protected] necesitan mucho más

Por Fred Goldstein

Las protestas masivas en contra de la crisis económica global están propagándose.

Las protestas recientemente han derrocado al gobierno de Islandia. Ha habido protestas militantes contra el desempleo en Grecia, Chile, Latvia y Bulgaria. Una huelga general en Francia el 29 de enero forzó al gobierno a darle dinero al fabricante de automóviles Citroën a cambio de la promesa de no despedir a [email protected] [email protected]

Mientras la crisis se profundiza en Estados Unidos, la clase obrera multinacional, los sindicatos, las organizaciones comunitarias, estudiantes y jóvenes no deben esperar [email protected] por el paquete de estímulo de $787 mil millones firmado el 17 de febrero.

Es comprensible que las millones de personas que votaron por Barack Obama estén ansiosamente esperanzadas de que la legislación les traiga alguna asistencia y alguna ayuda para las terribles circunstancias económicas que enfrentan. Algunas están desempleadas y se les están terminando los beneficios públicos. Otras, en particular [email protected] [email protected] públicos, están en peligro de perder sus empleos y los beneficios de salud.

Además de [email protected] millones de [email protected] desempleados y de las personas que han perdido sus hogares, hay millones más que ya estaban empobrecidas aún antes de la crisis y que tienen la esperanza de que el paquete de estímulo les ayude.

Lo que [email protected] [email protected] reciben directamente

Muchas características del paquete están dirigidas a ayudar inmediatamente. Estas son las mismas medidas en que [email protected] [email protected] se han concentrado para tratar de recortar, despertando la furia de [email protected] [email protected] y de todas las personas progresistas.

Entre otras provisiones, la ley final estipula que $40 mil millones sean para la extensión de beneficios por desempleo hasta el 31 de diciembre del 2009. Aumenta los beneficios por $25 dólares a la semana y financia entrenamiento para empleos. Da $20 mil millones para aumentar los beneficios de cupones de alimentos en un 14 porciento. Esto incluye $3 mil millones en pagos temporales de beneficios públicos y $14 mil millones para un pago una sola vez de $250 dólares a [email protected] [email protected] del Seguro Social y las personas bajo el programa de Seguridad de Ingreso Suplementario y a [email protected] [email protected] que reciben beneficios de discapacidad y jubilación. (USAToday.com)

Hay ayuda para estudiantes, [email protected] que hayan perdido sus beneficios de salud, para que los estados del país mantengan sus presupuestos al corriente, y otras medidas que en conjunto están supuestas a crear 3,5 millones de empleos.

La ley está diseñada para persuadir a los estados a que extiendan sus beneficios por desempleo e incluir a [email protected] [email protected] de tiempo parcial, a [email protected] [email protected] que han sido [email protected] a dejar sus empleos por razones familiares y a [email protected] [email protected] que están en entrenamiento.

Mejor que nada— pero aún una miseria

Por supuesto que cualquier aumento de los beneficios para [email protected] [email protected] es mejor que no recibir nada. Cuando se está [email protected] o llegando a la pobreza, cada dólar es necesario. [email protected] [email protected] están [email protected] con muchas necesidades y deben tomar todo lo que se les de.

Pero considerando que la clase obrera ha creado toda la riqueza en esta sociedad en productos y servicios y que ahora está viviendo un gran déficit, [email protected] [email protected] tienen el derecho a mucho más que a la mísera suma de la que se está hablando.

Según las estadísticas del gobierno, la tasa de desempleo subió a un 7,6 por ciento en enero. Se espera que continúe aumentando ahora y seguramente por el resto del 2009 y hasta el 2010.

Un índice de 7,6 por ciento significa 11,5 [email protected] sin empleo. Asumamos que el salario anual de [email protected] [email protected] era $40.000, que es un poco menos del salario promedio y representa no más que sobrevivencia para una familia de cuatro personas.

Si el índice de desempleo permanece al nivel actual por más de un año, [email protected] [email protected] oficialmente habrán perdido $460 mil millones en salarios. Esto no incluye a [email protected] millones de [email protected] que no están [email protected] oficialmente porque se han dado por [email protected] en conseguir un trabajo. Si les añadimos, la cifra sube a $500 mil millones.

Es importante observar que el “desempleo total”, una cifra oficial del gobierno que también incluye a [email protected] que estima se han retirado de la fuerza laboral [email protected] por no encontrar empleo, y [email protected] [email protected] a trabajar a tiempo parcial, es en realidad un 13,9 por ciento. En tal situación, más de 20 millones de personas están desempleadas o subempleadas. De estas, solo 4,8 millones están recibiendo beneficios del estado por desempleo y 1,7 millones están recibiendo beneficios especiales suplementarios federales.

Esto significa que 14 millones de [email protected] o [email protected] no reciben ninguna forma de seguro por desempleo.

Los bancos se llevan la mayor parte

La situación solo va a empeorar. El número de [email protected] sobrepasa por mucho los limitados planes para crear trabajos. Por primera vez desde 1939, el número de [email protected] ha crecido por más de medio millón al mes durante tres meses consecutivos. Mientras que el paquete de estímulo está supuesto a crear 3,5 millones de empleos durante los próximos dos años, 3,6 millones de trabajos se han perdido desde que comenzó la crisis en diciembre de 2007.

Agravando la cuestión, el plan del gobierno de rescatar a los bancos tiene la intención de malgastar $2,5 billones, tres veces la cifra total del plan de estímulo. El pretexto de este fondo es para “aflojar los mercados de crédito”.

El hecho de que el gobierno haya otorgado a los bancos billones de dólares en efectivo y préstamos garantizados, seguramente le da a Washington el derecho de decirle a los bancos: “hagan préstamos, o si no”. Pero todo el mundo sabe que los bancos no van a prestar dinero en una economía que se va a la quiebra. No hay ganancias prestando en una economía que se reduce y eso es lo que hacen los bancos: obtener ganancias.

Entonces, ¿por qué regalar billones de dólares a los codiciosos banqueros para “ayudar” la economía? Ellos son más que inútiles y lo han comprobado por la especulación frenética y fraudulenta que ha resultado en un desastre.

Ese dinero está siendo sustraído del paquete de estímulo. Está siendo sustraído de los fondos necesarios para mantener la gente en sus casas. Debe ser utilizado para crear un programa real de empleos. La clase trabajadora multinacional necesita un programa de empleos directo. El seguro por desempleo, si se tiene la suerte de recibirlo, tiene un límite de tiempo y no es suficiente para sobrevivir. Lo que [email protected] [email protected] necesitan más ahora son trabajos con un salario decente y una vivienda a precios accesibles.

Eso es para lo que se debe dedicar cada centavo del paquete de rescate de $2,5 billones.

Rescatar [email protected] [email protected], no las ganancias

La verdad escondida que nadie en el gobierno se atreve a decir en voz alta es que la mayoría de estos grandes bancos ya están insolventes. Debían haber sido declarados en quiebra hace mucho porque las deudas en sus cuentas solo valen unos centavos. El rescate es para evitar que estos ladrones se hundan.

Estos millonarios y multimillonarios se preocupan porque su dinero se ha reducido a sus últimos $100 millones, A la misma vez, millones de [email protected] están preocupándose sobre cómo pagar el alquiler, la hipoteca, las cuentas para la comida, el cuidado de salud, las tarjetas de crédito, el préstamo del automóvil, los préstamos estudiantiles, y muchos otros gastos más.

Solo después de décadas de ataques económicos contra la clase trabajadora multinacional el gobierno capitalista está apresuradamente adelantando una mísera asistencia. Estas migajas no tienen nada que ver con la preocupación por [email protected] [email protected] Están ofrecidas para salvar el sistema capitalista de ganancias.

La asistencia que ofrece el gobierno es una miseria en comparación a lo que en realidad necesitan [email protected] [email protected]

[email protected] [email protected] y sus comunidades deben formar alianzas para luchar.

¡Esto es una emergencia!

El gobierno federal y cada gobierno estatal y local tienen provisiones en sus cartas o constituciones que mandan a las autoridades a proveer asistencia a [email protected] residentes de un estado o localidad en tiempos de emergencia. La clase capitalista adicta a las ganancias, ha creado emergencias por todos lados — de desempleo, de pobreza, de falta de vivienda, de crisis de salud y de hambre.

Un ejemplo sobresaliente de lucha es la Campaña ¡Moratoria Ahora! en Detroit. [email protected] [email protected] han llevado a cabo una campaña de grandes manifestaciones y agitación popular para forzar al gobierno a que pase legislación para declarar una emergencia y detener los procedimientos ejecutivos hipotecarios y los desahucios. La campaña ha influido el ambiente político en Michigan hasta el punto que el aguacil de la policía del Condado Wayne encontró recientemente un motivo legal bajo las provisiones del Programa de Alivio de Bienes en Problemas (Troubled Asset Relief Program) para rehusar ejecutar más procedimientos de evicción.

Los despidos masivos en tiempo de desempleo crean una amenaza para la supervivencia, una verdadera emergencia para [email protected] [email protected], sus familias y las comunidades que dependen de sus ingresos.

Los gobiernos estatales y locales han dado cientos de miles de millones de dólares en exención de impuestos, infraestructura y otros beneficios para persuadir a las corporaciones a que construyan en sus regiones para promover la creación de trabajos y estimular la actividad económica. Cada una de estas compañías que cierra o recorta turnos está en violación de ese acuerdo. La comunidad y [email protected] [email protected] tienen todo derecho de hacer cumplir el acuerdo exigiendo que las fábricas permanezcan abiertas y que se mantengan los puestos de trabajo.

En general, el derecho a tener trabajo debe ser reconocido como un derecho de [email protected] [email protected] [email protected] Cada [email protected] que ha trabajado para un patrono ha contribuido a la riqueza del [email protected] y a la creación de la empresa. [email protected] [email protected] tienen derechos de propiedad a su trabajo puesto que han creado la propiedad a través de su labor.

Inseparablemente unido a este derecho está el derecho de ocupar el sitio de trabajo, en la manera que lo hicieron [email protected] [email protected] de Republic Windows and Doors en Chicago y la forma en que lo hicieron [email protected] [email protected] de Waterford-Crystal en Kilbarry, Irlanda.

Hay innumerables maneras legales de sostener los derechos de [email protected] [email protected] Pero la única manera para hacer que esos derechos sean legalmente cumplidos es que haya organización y lucha masiva para hacer que los empresarios y el gobierno cumplan con las obligaciones que tienen para con el pueblo.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :