Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

De El Salvador a los EEUU

Un viaje en apoyo a los derechos inmigratorios

Por Heather Cottin
Nueva York

José Mario Castellón Leiva, de 39 años de edad, salió de El Salvador en su bicicleta el pasado 31 de mayo. Desde entonces, ha pasado por Guatemala, México, y los estados de Texas, Luisiana, Mississippi, Alabama, Georgia, Florida, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Virginia, Washington, DC, Maryland, Pensilvania, Nueva Jersey y Nueva York, y actualmente se dirige rumbo a California con una misión; la de defender los derechos de las y los inmigrantes.

Castellón se mudó a los Estados Unidos en 1997 y trabajó como instalador de gabinetes en Dallas, Texas. Enviaba sus remesas a su familia en El Salvador. Una noche mirando la televisión, Castellón vio a un niño cuyos padres habían sido arrestados y deportados. “¿Quién va a hablar de parte de los niños? ¿Quién nos va a defender?” lloraba el muchachito.

La policía de Texas, colaborando con la Migra (Immigration and Customs Enforcement, ICE) estaba conduciendo redadas por todos lados. Hasta la fecha, se estima que ICE ha deportado a 286.000 inmigrantes este año y ha prometido aumentar la cantidad de redadas.

Castellón se convenció de que tenía que hacer algo. Siendo un ciclista a nivel nacional, que inmigró a los EEUU en su bicicleta, decidió que tenía que hacer algo para protestar la separación de miles de padres y madres inmigrantes y sus [email protected], una política que priva a esos niños de la seguridad y el cariño familiar.

Tomó un autobús para regresar a El Salvador y luego preguntó a su esposa Roxanna si él pudiera recorrer los Estados Unidos con un mensaje: ¡Alto a las redadas y deportaciones! ¡Alto a la destrucción de familias! Ella respondió que sí.

Aclamado en cada pueblo por donde ha pasado por inmigrantes que viven con el miedo a las redadas, Castellón se ha convertido en un símbolo de la lucha contra lo que [email protected] llaman las tácticas tipo Gestapo del Departamento de Seguridad de la Patria.

[email protected] cada noche por los demagogos de los medios de difusión Lou Dobbs y Glenn Beck, [email protected] inmigrantes viven en una pesadilla de inseguridad.

“Monto mi bicicleta bajo el sol y bajo la lluvia por mi gente,” dijo Castellón. “Recorreré 10,000 millas más para que la gente sepa que éste es un crimen terrible. Siento que tengo que hacer esto para la humanidad,” dijo Castellón a Workers World/Mundo Obrero.

La codicia corporativa engendra pobreza y desplazamiento

Mario Castellón tuvo que salir de su patria porque el desempleo rondaba casi el 65 por ciento. Como las compañías estadounidenses han estado destruyendo la economía ya en declive de ese país, millones de pequeños y pequeñas agricultores han sido [email protected] de sus terrenos y se han marchado a las ciudades donde las maquilas, las fábricas de propietarios en el extranjero, pagan solamente $25 a la semana. Lo que está pasando en El Salvador, está sucediendo en México, Senegal, Las Filipinas, y en todas partes donde el imperialismo está imponiendo su política de “mercado libre”. Y mientras el capital se puede mover libremente a través de las fronteras, la gente no.

El heroico viaje de Mario Castellón ha sido relatado en la prensa latina en cada estado por el cual él ha viajado. Cuando llegó a Nueva York, la Coalición Primero de Mayo por los Derechos de Inmigrantes y [email protected], le acogió con abrazos, y la comunidad salvadoreña en Long Island organizó una red de auspiciadores para respaldar su viaje y para apoyar a su hijo de cinco años en El Salvador.

Entonces es muy importante la lucha de Mario Castellón. “Conocí a un niño pequeño en Carolina de Norte que dijo que ya tiene un poco menos de miedo ‘porque alguien está luchando por mí’.”

El 22 de agosto en Detroit, Chicago, San Diego, San Francisco, Houston y Nueva York, activistas por los derechos de inmigrantes se manifestaron contra las redadas y deportaciones frente a las oficinas del ICE. Mario Castellón se unió a la acción de la Coalición Primero de Mayo en Nueva York con su bicicleta, preparándose para la próxima etapa de su viaje, la cual le llevará a Chicago. “Ya no me siento tan solo,” le dijo a Mundo Obrero. “Ahora sé que hay todo un movimiento detrás de mí.”

Las personas que deseen ayudar a Mario Castellón en su viaje o que quieren que les visite en sus ciudades, deben comunicarse con Carlos llamando al 516-582-2720.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :