Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Expansión de la OTAN,segunda parte

Washington en busca de tropas

Por Sara Flounders

En la víspera de la reunión de la OTAN, el Almirante de la Marina, Mike Mullen, presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor, dijo que se necesitaban 7.500 soldados y 3.000 entrenadores militares más para ser enviados inmediatamente a Afganistán.

Cerca de 59.000 soldados de 39 diferentes países están ahora ocupando a Afganistán, incluyendo 19.000 de Estados Unidos. De esta cifra, 47.500 están bajo el comando de la OTAN.

Como su misión ha fallado y la resistencia afgana ha crecido, las divisiones internas en la alianza de la OTAN se están aireando públicamente. Los desacuerdos sobre la distribución de las obligaciones, la coordinación y la dirección estratégica están plagando la alianza. Canadá amenazó con retirar sus tropas de Afganistán si otros países no envían un número substancial de tropas. Alemania ha rehusado expandir su fuerza de 3.200 tropas.

La administración de Bush no tenía una esperanza realista de lograr que los aliados de la OTAN enviaran más tropas. Pero aún así el Pentágono está tan sobre extendido en Irak que ya no puede proveer más tropas. El mensaje de Bush—“Esperamos que nuestros aliados en la OTAN provean la ayuda necesaria para tener éxito”—no fue muy popular.

Bajo presión durante las reuniones, el Presidente Nicholas Sarkozy dijo que Francia proveería 1.000 tropas más. El Parlamento francés inmediatamente recortó esta cifra a 700. Polonia aceptó enviar otras 400 tropas. Rumania, España y Bretaña se comprometieron a enviar unos cientos más. Pero la meta inmediata de 10.000 tropas adicionales no se logró.

Se reduce la coalición en Irak

Los ex primeros ministros Tony Blair de Bretaña, John Howard de Australia, José María Aznar de España y Silvio Berlusconi de Italia perdieron sus puestos por la poca popularidad del compromiso de enviar tropas a Irak y por su apoyo a la guerra. Ahora se considera un suicidio político en Europa Occidental que los políticos aumenten la cifra de tropas para Afganistán o Irak.

Los nuevos miembros dependientes pequeños de la OTAN que están siendo presionados por todos lados para que envíen más soldados como carne de cañón a Afganistán, Irak y otras misiones, se confunden con la estructura de comando. El Presidente de Rumania, Traian Basescu se refirió a las tropas de su país en Irak como fuerzas de la OTAN durante una conferencia de prensa el 8 de abril. El fue públicamente corregido con una explicación de que la OTAN no tiene una misión en Irak, donde las tropas rumanas son parte de la “Coalición Internacional.” La misión en la misma—asegurar la ocupación imperialista. Solo el nombre es diferente.

Mientras otras fuerzas imperialistas –como por ejemplo Bretaña, España, Italia, Australia, y Japón– se retiran de Irak, la reducida “coalición internacional” queda a cargo de las fuerzas de países más pobres como El Salvador y Tonga, así como varios que una vez fueron parte de o aliados a la Unión Soviética, como Rumania, Bulgaria, la República Checa, Ucrania, Georgia, Azerbaiyán, Armenia, Moldova, Lituania, Estonia, Latvia, Bosnia, Macedonia, Albania, Kazakstán, y Mongolia.

La suma de tropas no estadounidenses en Irak ha bajado de 23.000 en el 2003 a menos de 10.000 hoy, y sigue reduciéndose.

Los costos de la participación de los 20 países más pobres están pagados por [email protected] contribuyentes de impuestos en los EEUU. El costo de las más de 160.000 tropas de los EEUU y de los 100.000 contratistas privados en Irak está pagado también por los impuestos y recortes presupuestarios que afectan a [email protected] pobres y al pueblo trabajador en los EEUU.

Semillas de la derrota de OTAN

La OTAN es primordialmente una alianza militar. Es ahí donde yacen las semillas de su derrota. Cada batalla en Irak al igual que en Afganistán confirma que mientras las fuerzas de los EEUU/OTAN puedan prevalecer sobre las fuerzas locales de resistencia por el empleo de un poder militar abrumador y bombardeos indiscriminados, solo logra incrementar aún más la resistencia y en reclutar más insurgentes. Enviar más tropas solo exacerba el problema.

El imperialismo de los EEUU está enfrentando una contradicción que es irreconciliable. El movimiento político progresista tiene que estar atento. Estas contradicciones pueden volver más desesperados y peligrosos a los multimillonarios. Mientras que su posición económica mundial se está erosionando, junto con el dólar todopoderoso, cada vez más están atraídos por las soluciones militares. Pero el mantenimiento de las armas, las bases y las tropas, succiona una proporción creciente de los recursos disponibles. El militarismo es tanto una forma de rescate con subvenciones corporativas como un drenaje sin fin de la economía en general.

Cada día que pasa el costo de las guerras de ocupación infinitas se torna más obvio y menos soportable a [email protected] millones de pobres y gente trabajadora en los EEUU y en Europa. El incremento de penuria económica, recortes presupuestarios, y bajas militares están socavando esta gran alianza militar. La OTAN se está desmoronando desde abajo, a la vez que se expande numérica y geográficamente.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :