Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Un mundo de razones para que [email protected] [email protected] [email protected] se unan

Por Deirdre Griswold

Este Primero de Mayo, Día Internacional de [email protected] [email protected], habrá muchas razones para que [email protected] [email protected] de los EEUU –y del mundo entero–salgan a las calles en protesta por sus condiciones y para demandar sus reivindicaciones.

Hay por supuesto las cuestiones acerca del desastre de los despidos, los sueldos reducidos, las aceleraciones de producción, el recorte de horas y otras condiciones de trabajo que van en deterioro.

Pero hay también en la agenda las muchas formas en las cuales [email protected] [email protected] y sus comunidades se encuentran bajo asalto por la clase multimillonaria que utiliza el racismo, el sexismo, el odio y temor anti homosexual, el maltrato a [email protected] inmigrantes, y la propaganda a favor de la guerra para evitar que el pueblo pueda luchar de forma efectiva.

Fue la gigantesca presencia de [email protected] inmigrantes el 1ro de Mayo de 2006, organizado rápidamente y desde las bases como respuesta a la legislación que amenazaba sus derechos, lo que restauró el 1º de Mayo en los EEUU como el día más importante en la lucha de [email protected] [email protected]

Por décadas, desde el período derechista de los años cincuenta conocido como el macartismo, el 1º de Mayo había sido suprimido en este país como algo demasiado “izquierdista”. Era “antipatriótico” marchar en armonía con millones de [email protected] alrededor del mundo demandando una vida mejor –a pesar de que el 1º de Mayo se originó por la lucha de [email protected] en Chicago en 1886. Los sindicatos en este país quedaron limitados a los desfiles del Día del Trabajo en septiembre que dejaban fuera las cuestiones sociales más amplias.

Pero ahora está más claro que nunca que los problemas que enfrentan [email protected] [email protected] son globales –y que la solidaridad internacional de la clase obrera es imprescindible.

[email protected] [email protected] inmigrantes que restablecieron el 1º de Mayo han sido blanco desde entonces de una masiva represión gubernamental. Las marchas de este año de [email protected] [email protected] de todos los países deben ser dedicadas a las decenas de miles que no pueden participar porque han sido [email protected] de redadas, detenciones y deportaciones que han roto familias dejándolas en penurias.

Este año, [email protected] valerosos cerrarán los puertos de la Costa Oeste por ocho horas el 1º de Mayo en una huelga contra las guerras en Irak y Afganistán. Otros sindicatos han prometido su apoyo, mostrando que [email protected] [email protected] en este país creen que estas guerras sin fin, con sus bajas horrendas y su enorme costo, son definitivamente una cuestión para el movimiento sindical.

En muchas partes del país, especialmente en la región del medio oeste, la epidemia de embargos hipotecarios de las viviendas y la demanda por una moratoria, serán planteadas como cuestiones urgentes el 1º de Mayo. [email protected] [email protected] allí están siendo [email protected] por partida doble: perdiendo sus trabajos con paga decente a la vez que sube el costo de las hipotecas sub-preferenciales. Estar sin empleo y sin vivienda es la peor pesadilla que le puede pasar a un/a trabajador/a.

Esta pesadilla está agravada para decenas de millones en los Estados Unidos por el racismo y la opresión nacional. [email protected] [email protected] [email protected] y [email protected], están perdiendo sus empleos y sus viviendas en cifras desproporcionadas. [email protected] sobrevivientes de Katrina que sobrevivieron el huracán y la inundación sólo para casi perecer por el abandono, están luchando para que no sean demolidas las viviendas públicas en Nueva Orleáns.

El sistema estadounidense de prisiones, el más grande del mundo, está lleno de gente de color que está encarcelada por supuestos “crímenes” de sobrevivencia. Un estudio reciente mostró que la tasa estadounidense de encarcelamiento es cinco veces el promedio mundial.

Y mientras [email protected] criminales corporativos que estafan miles de millones de dólares pueden salir de la cárcel después de algunos meses o años — si acaso van a la cárcel — hay un sinnúmero de [email protected] [email protected], indígenas y [email protected], como Mumía Abu-Jamal, los 3 de Angola y Leonard Peltier, que pasan la mayor parte de sus vidas tras las rejas porque se niegan a arrodillarse ante el sistema. Son verdaderamente [email protected] polí[email protected], así como los 5 cubanos que trataron de proteger a su país de terroristas basados en los Estados Unidos.

Son [email protected] [email protected] y [email protected] pobres [email protected] más [email protected] por la contaminación industrial corporativa, no sólo donde trabajan y viven, sino como personas que viven en este planeta que está siendo rápidamente degradado por el calentamiento global.

La buena noticia es que mientras se intensifica la opresión de la mujer por el deterioro de las condiciones económicas, es la afiliación de las mujeres en sindicatos que ha resultado en el crecimiento del movimiento laboral en los últimos dos años.

Todas estas cuestiones tienen su lugar en las marchas del 1º de Mayo, junto a otros ejemplos más concretos del porqué la clase trabajadora necesita unirse y luchar, con nuestros hermanos y hermanas del mundo, contra la clase súper-rica que está esparciendo miseria por todos los rincones del mundo.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :