Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Rep. John Lewis está en lo correcto

El racismo de McCain-Palin está ‘jugando con fuego’

Por Fred Goldstein

El congresista Republicano John Lewis de Georgia, un africano-americano y ex líder de los derechos civiles, condenó a la campaña de McCain-Palin por “jugar con fuego” después de una serie de mítines contra Obama de su campaña en la cual: “Mátenlo,” “Córtenle la cabeza,” “terrorista,” y otras amenazas y epítetos racistas fueron gritados suficientemente cerca de los candidatos y de la prensa. A un camarógrafo africano-americano se le dijo “siéntate, muchacho” durante uno de los mítines de Palin.

Lewis acusó a la campaña de “sembrar odio y división” declarando que “Durante otro período en la historia, en un pasado no muy distante, hubo un gobernador del estado de Alabama llamado George Wallace quien también fue candidato presidencial. George Wallace nunca tiró una bomba. Nunca disparó una pistola, pero creó el clima y las condiciones que incitaron ataques viciosos. ...debido a esta atmósfera, cuatro niñas perdieron la vida un domingo cuando una bomba explotó en una iglesia de Birmingham en Alabama.

Lewis sabe muy bien de lo que habla, Él fue uno de los líderes de la marcha en 1965 por los derechos de [email protected] votantes en Selma, Alabama, y fue víctima de las tropas policíacas de Wallace quienes le pegaron rompiéndole el cráneo durante la marcha del “Domingo Sangriento” en el puente Edmund Pettus.

La campaña McCain-Palin exigió una disculpa. Lewis presentó una calmada respuesta sobre cómo pudo “haberlo dicho mejor,” pero no se disculpó. Y estuvo en lo correcto en no hacerlo. De hecho, unos días después, YouTube publicó un video de un reporte de noticias en Fairfield, Ohio, donde una efigie de Barack Obama aparecía con una soga en el cuello en frente de una casa de un racista, justo sobre un letrero de la campaña McCain-Palin.

La campaña McCain-Palin se ha tornado más derechista y racista desde que Palin se unió. No quiere esto decir que McCain no es racista. Su irrespetuosa referencia de Obama como “ese” fue una de sus formas para enviar un mensaje a su base derechista de que él es lo suficientemente racista para decirlo abiertamente en televisión nacional.

Los continuos ataques de las llamadas automáticas tratando de ponerle la etiqueta de “terrorista” a Obama son también un mensaje no muy sutil. Estos de mezclan con la campaña del liderazgo Republicano que promueve los rumores sobre Obama de que es musulmán mientras que los partidarios de McCain-Palin continuamente se refieren a él como “Barack Hussein Obama.” El punto de todo esto es el de alimentar el racismo anti musulmán y después adjudicárselo a Obama. Ciertamente las acusaciones de John Lewis de “sembrando las semillas de odio y división” dieron en el blanco.

Una de las características peligrosas de la campaña es la manera en que quienes están opuestos a Palin en el establecimiento capitalista han enmarcado su oposición. En su mayor parte se refiere a su “falta de cualificaciones”.

La pregunta de que si Palin o cualquier/a [email protected] [email protected] presidencial o vicepresidencial burgués/a, está “[email protected]” para llevar a cabo las metas del imperialismo estadounidense es un problema que le concierne sólo a la clase capitalista. La pregunta para la clase obrera y [email protected] [email protected] en cuanto a [email protected] [email protected] imperialistas no son sus cualificaciones sino sus políticas.

Mujer del Klan vestida con traje formal

De lo que los expertos capitalistas no quieren hablar es en relación a que Palin es la candidata de la ultra derecha. Palin ha inyectado energía al ambiente de linchamiento que se da en los mítines de la campaña electoral—tanto así que tiene reverberaciones en la población negra de Alaska.

El 18 de octubre esto apareció en el titular de un reportaje de Prensa Asociada en Anchorage. “Los líderes negros de Alaska dicen no estar sorprendidos de ver a la Gobernadora Sarah Palin en el centro de la controversia inyectando la cuestión racial en la campaña presidencial.”

“Ella no tiene ninguna sensibilidad para con las minorías”, dijo el ministro bautista Rev. Alonzo Patterson, presidente de la Conferencia del Liderazo Negro de Alaska. El reporte siguió: “Muchos de los constituyentes negros de Palin dicen estar disgustados con las implicaciones raciales de la campaña. ‘De verdad ha sido como asistir a un mitin del Ku Klux Klan’, dijo Javis Odom, un reverendo de Anchorage. ‘La Gobernadora Palin está demostrando sus verdaderos sentimientos en un escenario nacional’.”

[email protected] [email protected] de Alaska conocen a Palin de cerca. Palin se opuso a una proclamación endosando un festival que celebra la liberación de [email protected] [email protected] Ella ha asistido a convenciones del Partido ultraderechista de la Independencia de Alaska, que considera la Guerra Civil en los EEUU como un “acto de agresión de los estados del norte”.

Cuando asumió la oficina de la gobernación ella rehusó renombrar a dos oficiales negros. En una reunión tensa con líderes negros para discutir los nombramientos, ella tomó una postura abiertamente hostil. “Su expresión facial se tensó” cuando vino la cuestión de diversidad. [email protected] alasqueñ@s [email protected] constituyen un 4 por ciento de la población. [email protected] [email protected] de las tribus indígenas de Alaska constituyen un 18 por ciento de la población. Palin ha sido igualmente racista y colonialista hacia los pueblos indígenas.

Ella ha desafiado las decisiones judiciales federales que defienden los derechos indígenas de pescar para su subsistencia. Ella es la defensora de las industrias de pesca comerciales y deportivas que quieren expandirse hacia los territorios indígenas. Igualmente ella ha luchado en las cortes para quitarles a [email protected] indígenas sus derechos tradicionales de cazar para entonces mejorar la situación de los cazadores deportivos, una actividad que genera bastante dinero en Alaska.

Mientras ha sido forzada a reconocer los derechos de soberanía de las tribus, Palin rehúsa reconocer los derechos de las tribus a ejercer tal soberanía. Ella ha mantenido esta posición a pesar de las decisiones judiciales que rechazan sus políticas.

Palin fue llevada a la política de Alaska por los ultraderechistas, incluyendo a los activistas de la Sociedad John Birch, de corte fascista y del Partido de la Independencia de Alaska. Su comportamiento racista y derechista en la campaña presidencial es una continuación de sus orígenes políticos colonialistas, derechistas y a favor de los grandes negocios.

El establecimiento capitalista tiene todos los recursos para revelar todo esto y mucho más, pero se quedan callados y se restringen a palabrería superficial sobre “cualificaciones”. A la clase trabajadora multinacional le debe preocupar la dirección racista y derechista de McCain y Palin. Estas fuerzas ya están preparándose para interferir en la votación intentando influenciar la elección por intimidación y obstrucción. Si Obama gana la presidencia, la derecha y la ultraderecha ya no tendrán un Bush en la Casa Blanca. Su régimen les ha mantenidas quietos.

Las fuerzas que ahora rodean a McCain y especialmente a Palin, no van a desaparecer después de las elecciones. De lo contrario, están preparando una campaña en contra de Obama para después de las elecciones si él gana. Particularmente montarán una campaña haciendo de Obama el chivo expiatorio por la crisis económica y el sufrimiento que ésta causaría. [email protected] [email protected] y [email protected] [email protected] tenemos que mantenernos vigilantes y [email protected] para combatir estas fuerzas reaccionarias.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :