Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Refutando las mentiras de EEUU

Elecciones en Cuba revelan la democracia del pueblo

Las mujeres conforman el 43% de la nueva legislatura

Por Teresa Gutiérrez

El 24 de febrero Raúl Castro Ruz fue elegido presidente del Consejo de Estado y Consejo de Ministros. Ricardo Alarcón de Quesada fue reelecto presidente de la Asamblea Nacional y José Ramón Machado Ventura fue elegido primer vice presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

El 18 de febrero, días antes de las elecciones, el compañero Fidel Castro anunció que no aceptaría la nominación para presidente.

El anuncio por Fidel creó disturbios en los Estados Unidos. De nuevo la prensa capitalista y oficiales del gobierno distorsionaron las noticias e incluso mintieron sobre la realidad de Cuba.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush dijo que estaba listo para ayudar a los cubanos a realizar sus “bendiciones de libertad. Eventualmente esta transición deberá llevar a unas elecciones libres y justas, y enfatizo libre y enfatizo justas, no esas...elecciones falsas que los hermanos Castro tratan de pasar como una verdadera democracia.”

[email protected] [email protected] para la presidencia de Estados Unidos también tuvieron algo que decir. De hecho, el anuncio de Fidel fue la primera pregunta que el periodista Jorge Ramos de Univisión preguntó a [email protected] [email protected] demócratas en el debate del 21 de febrero en Austin, Texas.

Aunque con matices diferentes, los comentarios de Barack Obama y Hillary Rodham Clinton y los del republicano John McCain eran similares, pintando a Cuba como una sociedad dirigida por dictadores donde el pueblo no tiene libertad para dar su opinión. Sonaron igual que Bush.

[email protected] [email protected] exigieron que Cuba cambie su curso y abra su sociedad. [email protected] optó por terminar con el bloqueo cruel e ilegal contra Cuba que Estados Unidos ha impuesto por casi 50 años.

Sus comentarios expusieron claramente su posición de clase. ¿Se está con el pueblo cubano que ha ganado su independencia y dignidad contra el imperialismo estadounidense y está construyendo una sociedad donde el cuidado de la salud y la educación son gratis y están garantizados? ¿Ó se está del lado del imperialismo y simplemente se disculpa y se utilizan parches para los muchos males creados por este sistema hambriento de lucro y sediento de guerras?

Aunque uno/a no crea en el socialismo, el pueblo cubano tiene el derecho a determinar su propio curso libre de bloqueos y de ataques terroristas por los Estados Unidos.

Palabrerías presidenciales

John McCain dijo sobre el anuncio de Fidel: “Fidel Castro anunció que no permanecería como presidente—sea lo que esto signifique” y como presidente, McCain no dará ninguna ayuda a Cuba hasta que haya una liberad política más amplia.

McCain incluso agregó de forma repugnante que esperaba que “Fidel tuviera la oportunidad de reunirse con Karl Marx muy pronto”.

La senadora Clinton declaró: “El nuevo liderazgo en Cuba tendrá que escoger entre dos opciones—continuar con las políticas fallidas del pasado que han estancado la libertad democrática y el crecimiento económico, o decidirse a llevar a Cuba hacia la comunidad de naciones democráticas. El pueblo de Cuba ansía la oportunidad de quitarse del peso de éste régimen autoritario, el cual ha retrasado a 11 millones de ciudadanos talentosos y trabajadores. El nuevo gobierno debe liberar... a los prisioneros políticos y tomar serios pasos hacia la democracia.”

El Senador Obama comentó” “Hoy debe marcar el fin de una era obscura en la historia de Cuba. El futuro de Cuba debe estar determinado por el pueblo cubano y no por un régimen sucesor anti democrático. La libertad de los prisioneros de consciencia erróneamente encarcelados por luchar por las libertades básicas que han sido negadas al pueblo cubano marcaria una ruptura importante con el pasado. Es hora de que esos héroes sean liberados.”

Cuán refrescante y hasta revolucionario hubiera sido si Dolores Huerta, que estuvo sentada al lado de Chelsea Clinton durante los debates en Austin, hubiera levantado la mano y dijera: “Esperen un momento. ¿Y qué con los Cinco Héroes Cubanos inocentes languideciendo en cárceles de los EEUU? Su único crimen fue el de defender a su país contra ataques terroristas de los EEUU”. Huerta en el pasado ha hablado a favor de los Cinco Cubanos.

Proceso electoral cubano:
democracia obrera en acción

El hecho es que la sociedad cubana es enteramente más democrática que los EEUU. El pueblo cubano es uno de los que más opiniones exponen en el mundo y tienen la libertad de expresarlas. Pero no son libres de llevar a cabo actividades contrarrevolucionarias en colaboración con el gobierno de los EEUU –lo que han hecho los llamados “disidentes” Cuba, después de todo, ha estado defendiéndose del sabotaje, la intervención y la invasión de los EEUU por casi 50 años.

Cuando la Senadora Clinton dice que la Revolución ha detenido a sus [email protected], es una prueba de que ella no sabe nada de Cuba. Los niveles de educación y cultura de [email protected] [email protected] están entre los más altos del mundo. El gobierno cubano enseña inglés ampliamente en el país. Un gobierno que teme a su pueblo no enseñaría el idioma de su principal adversario.

El proceso electoral cubano es un proceso completamente efectuado desde las bases de la población. Ningún/a candidato/a tiene que gastar millones de dólares para ser elegido/a. De hecho, no tienen que gastar ningún dinero. Ningún multimillonario, como en el caso del alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, puede ser elegido sólo por la capacidad de pagar su campaña electoral. Por supuesto, Cuba no cuenta con multimillonarios.

En enero, Cuba celebró elecciones generales para las Asambleas Nacional y Provinciales. Más de 8 millones de personas votaron en esa elección, lo que representa un 95 por ciento de las personas elegibles para votar, ¬una de las tasas de participación más altas en el mundo. Esto es un contraste agudo con los EEUU, donde aproximadamente un 30 por ciento de los elegibles para votar participan.

Según Arnold August, un canadiense que ha estado estudiando las elecciones cubanas, “1,2 millones de [email protected] fueron [email protected] para establecer un bloque de más de 55.000 pre-candidatos”.

El voto concluyó un proceso que había comenzado en septiembre de 2007. El tono de las campañas es relajado pero [email protected] [email protected] pasan muchas horas visitando lugares de trabajo y comunidades y hablando con la gente. El voto es secreto y no obligatorio y el conteo de votos es público.

No hay tal cosa como la obligación de “registrarse” para poder votar. Uno/a simplemente se identifica y vota. A nadie se le niega el derecho a votar –como en los EEUU donde 5,3 millones de personas en 2006 no pudieron votar por estar en la cárcel o tener un récord penal. (Datos del ‘Sentencing Project’) La edad mínima para votar en Cuba es de 16 años de edad, más baja que en los EEUU.

El presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón, dijo sobre el proceso electoral, “El requisito principal para [email protected] [email protected] es que sean [email protected] por [email protected] y [email protected] por el colectivo”.

La elección de este año fue un acontecimiento histórico. Las mujeres constituirán un 43 por ciento de la Asamblea Nacional y casi un 42 por ciento de las Asambleas Municipales. Esto coloca a Cuba en el tercer lugar en el mundo con tal porcentaje de representantes femeninas. EEUU está en el lugar número 71 de esa lista, con sólo un 16 por ciento de la membresía en el Congreso.

[email protected] [email protected] [email protected] conforman un 36 por ciento de la asamblea. Otros sectores sociales están representados allí como por ejemplo [email protected] [email protected] y artistas. Por ejemplo, Jorge Gómez Barranco, el coordinador del conocido grupo Moncada, es miembro del parlamento.

Habla Raúl Castro

Como el nuevo presidente electo del Consejo de Estado y de Ministros, Raúl Castro dio el discurso principal al fin de la primera sesión de la séptima legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. [email protected] [email protected] que quieren a Cuba deben leer su discurso.

[email protected] [email protected] de Cuba no pueden apreciar este discurso y mucho menos las dificultades de construir y mantener una sociedad socialista revolucionaria. El camarada Raúl habló honesta y sobriamente sobre la Revolución, incluyendo la necesidad de subir los sueldos.

Aquí están algunos extractos:

“Es claro el mandato del pueblo a esta Legislatura: continuar fortaleciendo la Revolución en un momento histórico que exige ser dialécticos y creadores, como nos alertó el compañero Fidel en su medular Reflexión del pasado 14 de enero”.

“Muchas expectativas se generaron, tanto en Cuba como en el extranjero, en torno a la integración del Consejo de Estado que acaba de elegir la Asamblea. La fundamental fue despejada por el compañero Fidel en su Mensaje del 18 de febrero. Poco puedo agregar a lo expresado por él, salvo reconocerle a nuestro pueblo, en nombre de la Dirección de la Revolución, las innumerables muestras de serenidad, madurez, confianza en sí mismo y la combinación de genuinos sentimientos de tristeza y firmeza revolucionaria.

“Asumo la responsabilidad que se me encomienda con la convicción de que, como he afirmado muchas veces, el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana es uno solo.”

“Sólo el Partido Comunista, garantía segura de la unidad de la nación cubana, puede ser digno heredero de la confianza depositada por el pueblo en su líder. Es la fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado y así lo establece el Artículo 5 de nuestra Constitución...”

“Esa convicción tendrá particular importancia cuando por ley natural de la vida, haya desaparecido la generación fundadora y forjadora de la Revolución.”

“Afortunadamente no es ese el momento que hoy vivimos. Fidel está ahí, como siempre, con la mente bien clara y la capacidad de análisis y previsión, más que intacta, fortalecida, ahora que puede dedicar al estudio y el análisis las incontables horas que antes empleaba en el enfrentamiento a los problemas cotidianos.”

“Por tanto, seguro de expresar el sentir de nuestro pueblo, solicito a esta Asamblea, como órgano supremo del poder del Estado, que las decisiones de especial trascendencia para el futuro de la nación, sobre todo las vinculadas a la defensa, la política exterior y el desarrollo socioeconómico del país, me permita continuar consultándolas al líder de la Revolución, el compañero Fidel Castro Ruz.”

Este discurso puede ser leído en su totalidad en www.workers.org.

Cuando el Presidente Bush, los medios de difusión, o cualquier/a de [email protected] [email protected] estadounidenses hablan sobre Cuba, es desde otra posición de clase. En su visión del mundo, la realidad de Cuba está casi en otro planeta.

Quienes conocen y aman a Cuba, saben que el anuncio de Fidel de no participar en las elecciones para presidente marcó un triste día. Pero tenemos confianza en que la Revolución prevalecerá en cada fase de su largo camino.

Fidel es un líder revolucionario que ahora el mundo sólo ve de vez en cuando, un pensador marxista profundo que ha abrazado la liberación de [email protected] [email protected] y [email protected] [email protected] Por eso él es tan querido y respetado.

Como el compañero Raúl nos recordó, “Fidel oye la hierba crecer y ve lo que está pasando al doblar de la esquina”.

Por eso, por ahora, su presencia visible será profundamente extrañada.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :