Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

El presupuesto de Bush

Banquete para el ejército, hambre para el pueblo

¿Permitirán los Demócratas que se salga con la suya?

Por LeiLani Dowell

Hasta los noticieros capitalistas dicen que es algo increíble. Pero sólo es así por su descaro.

En su último presupuesto antes de retirarse de su muy odiada presidencia—en un tiempo de crisis económica que afecta mayormente a [email protected] [email protected]—el Presidente George W. Bush ha propuesto aumentar el presupuesto del ejército a niveles sin precedente, mientras recorta a su vez programas domésticos y hace de los recortes en los impuestos para los ricos algo permanente.

La cifra de $515.4 mil millones propuesta por Bush para gastos militares es aproximadamente el total de todos los presupuestos militares del resto del mundo. El diario The Washington Post, reporta que esta cifra “es 7.5% mayor que la del año actual y promete financiar algunos de los programas de armamentos más grandes y costosos de las fuerzas armadas.” (11 de feb.)

Sin embargo, esta cifra ni siquiera incluye las guerras en Irak y Afganistán, que serían $70 mil millones más, y eso sólo hasta el fin de la presidencia de Bush, cuando los oficiales del Pentágono esperan que la nueva presidencia financie las guerras con miles de millones más. (Washington Post, 5 de feb.)

Agréguese a esa cantidad otros puntos no mencionados en el presupuesto, como los miles de millones de dólares para cabezas nucleares y para otras agencias como el FBI. El escritor de la columna titulada “War Stories” del noticiero electrónico Slate.com, Fred Kaplan, dice que el presupuesto subiría a $713 mil millones (Slate.com, 4 de feb.)

El Washington Post reporta que para acomodar este aumento en gasto militar, el plan de Bush intentaría “recortar $14.2 mil millones de los programas federales de salud en el año 2009, eliminaría veintenas de programas y virtualmente congelaría los programas domésticos. (5 de feb.)

¿Se acuerda de la crisis continua de SIDA, particularmente en las comunidades de color? ¿Se acuerda del decadente sistema de educación, gracias en parte al programa de Bush, “Ningún niño dejado atrás”? ¿Se acuerda de la crisis de viviendas que continúa dejando a la gente en la calle por todo el país? ¿Se acuerda de [email protected] sobrevivientes de los huracanes Katrina y Rita?

El Washington Post agrega, “El plan...extendería los programas de enseñanza de abstinencia [y] crearía cupones de vales para escuelas elementales y secundarias. ...Entre los programas que Bush eliminaría están los programas de alimentación para niñ@s pobres.... la asistencia para resguardar las viviendas contra las condiciones de tiempo adversas, las subvenciones para el desarrollo de las comunidades... y los programas de revitalización de viviendas que la Cámara de Representantes acaba de aprobar abrumadoramente.”

El Centro de Prioridades relativo al Presupuesto y las Políticas, reporta que “casi todas las áreas del presupuesto doméstico” quedarían afectadas, resultando en que 200.000 mil niñ@s dejarían de recibir asistencia para su cuido; 100,000 hogares dejarían de recibir asistencia para la vivienda; $433 millones menos para el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades; $330 millones menos para la Agencia para la Protección del Medio Ambiente; recortes de $18.2 mil millones en el programa de Medicaid en un lapso de 5 años y de $556 miles de millones en el programa de Medicare en 10 años; y una reducción en el Programa de Asistencia de Energía para los Hogares de Bajo Ingreso, el cual tendría que remover a más de un millón de familias y [email protected] del programa, reducir la cantidad de asistencia provista en un 22%, o una combinación de ambas. (www.CBPP.ORG, 7 de feb.)

Sin embargo, Bush no va a dejar que los ricos sufran por causa de su inflado presupuesto militar. El mismo reporte dice que los recortes de impuestos de Bush costarán $2,4 mil billones durante los próximos 10 años. El Centro dice que los recortes de impuestos combinados a hogares con ingresos de más de $1 millón anuales –sólo un 0.3 por ciento de los hogares del país– “excedería la cantidad total que el gobierno federal gasta en educación primaria y secundaria, así como la cantidad total que dedica al cuidado médico para los veteranos del ejército de la nación”.

Bush ha proyectado un déficit de más de $400 mil millones como resultado de este presupuesto, asumiendo que la economía de este país se expanda en un 2,7 por ciento, cifra que parece improbable en un período cuando la economía se inclina hacia una recesión.

Analistas y fuentes de noticias están diciendo que esto es un lío que Bush va a dejarle para que arregle a la próxima presidencia. Pero, como siempre, la carga no la van a sentir [email protected] políticos, sino [email protected] [email protected], quienes van a sufrir innecesariamente mientras el gobierno alimenta a los contratistas de la industria de “defensa” y el impulso para más guerra. Y como siempre, serán sólo las luchas de [email protected] [email protected] lo que tiene la posibilidad de poner un alto a estos ataques.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :