Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Costarricenses votan por el TLCCA bajo amenazas

Por Heather Cottin

Aunque cientos de miles de costarricenses votaron anteriormente con sus pies en una masiva marcha en contra del Tratado de Libre Comercio Centroamericano, (TLCCA), la nación en sí votó escasamente por aceptar el acuerdo el 7 de octubre, después de haber sido amenazada e intimidada por los Estados Unidos.

El llamado libre comercio—que es en realidad la imposición de reglas por los imperialistas para socavar las industrias criollas—ha significado la destitución de miles de [email protected] y de pequeños comercios en América Central. La Coordinadora Nacional Indígena y Campesina de Guatemala advirtió a [email protected] costarricenses sobre los acuerdos del TLCCA.

“A un año ya de la implementación del TLCCA en Guatemala, la experiencia ha sido desastrosa... las importaciones han incrementado el precio del maíz, [nuestro] alimento básico más sagrado.” Los líderes del CONIC afirmaron que en México, después del voto por el TLCNA, miles de [email protected] tuvieron que irse a las ciudades por no poder competir con los bajos precios del maíz de las compañías estadounidenses. (Prensa Latina, 5 de octubre) Una vez que [email protected] [email protected] han sido desposeídos, el precio sube.

Un campesino de El Salvador en la ciudad Cacaopera de la provincia de Morazán dijo recientemente a Workers World/Mundo Obrero: “Desde el TLCCA, la tasa de desempleo aquí es del 60%. La privatización de las cosas básicas como el agua y la electricidad y la salud ha empeorado la vida del pobre. Nuestros jóvenes están abandonando el campo para nunca regresar.”

La despoblación de las áreas rurales en México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras ha incrementado la emigración hacia los Estados Unidos. Esto no está aprobado por la ley, como es la migración del capital desde los países imperialistas hacia la región. Pero es necesario para la supervivencia de las poblaciones rurales y urbanas. El envío de dinero que [email protected] emigrantes mandan a sus familias mantiene al pueblo vivo frente a la incesante pobreza y privatización aceleradas por las reglas del “libre comercio”.

Al disminuir las fincas y plantaciones familiares en toda la región, [email protected] [email protected] se han ido a las ciudades en busca de trabajo. Encuentran empleos en las fábricas transnacionales llamadas maquilas, que sólo pagan hasta $6 dólares por semana y las regulaciones del TLCCA y del TLCNA no protegen el derecho de organizarse en sindicatos, así que los guardias privados y la policía hacen cumplir las prácticas anti-laborales por medio de mucha brutalidad.

Quienes componen la clase dominante en Costa Rica apoyan el libre comercio. En México y en el resto de Centroamérica, la clase alta y media—un pequeño pero poderoso grupo, son quienes se benefician del TLCCA. Como estos controlan los medios de propaganda, promovieron el TLCCA, afirmando que las compañías estadounidenses han producido empleos y grandes cantidades de dinero para Centroamérica desde la firma de los acuerdos.

[email protected] [email protected] y [email protected] que enfrentan desempleo y la depresión agrícola, han sido [email protected] a emigrar para poder mantener a sus familias. Pero una vez llegan a los Estados Unidos, se enfrentan a las redadas, a las deportaciones y al racismo perpetrado por Washington y los medios de propaganda anti inmigrante. Así que el mismo gobierno estadounidense que presionó para que se aceptaran los acuerdos del TLCCA y el TLCNA, amenaza a [email protected] inmigrantes [email protected] y [email protected], tratándoles como criminales y culpándoles por el declive de la economía de los Estados Unidos.

Las compañías estadounidenses han forzado los acuerdos de libre comercio que les permite cerrar las fábricas en los Estados Unidos y despedir a sus [email protected] Pagándoles bajísimos salarios a [email protected] [email protected] de los países del Tercer Mundo, les provee grandes ganancias. [email protected] pobres pagan el precio tanto en América Latina como en los Estados Unidos.

Pero los gobiernos de Washington y de Costa Rica no se preocupan por los pobres, sino para utilizarlos. Las Casa Blanca le dijo a [email protected] costarricenses que si no votaban por el TLCCA, no continuarían los privilegios comerciales actuales para los productos de Costa Rica. (Prensa Asociada, 7 de octubre) El periódico principal de Costa Rica publicó en su primera plana una carta de la representante comercial estadounidense Susan Schwab en la que advertía que EEUU rehusaría renegociar las condiciones del acuerdo actual de libre comercio con Costa Rica si el TLCCA era derrotado.

En otras palabras, la administración de Bush amenazó con estrangulación comercial a la economía de Costa Rica. Según Eugenio Trejos, director de la Escuela Tecnológica de Costa Rica, la competencia entre las empresas transnacionales pone en peligro la propiedad pública de la luz, del servicio telefónico y del agua.

Cuando llegó el momento de votar, salió con un margen estrecho, con nada más que un 51 por ciento a favor del TLCCA. Ahora [email protected] costarricenses se enfrentarán a un frenesí de privatizaciones y a la comercialización de su economía.

Costa Rica se jacta de ser el país más próspero de Centroamérica. Lo que le espera es lo que le ha ocurrido a México y a los demás países de Centroamérica: más desigualdad entre ricos y pobres, más dependencia agrícola, precios más altos por los productos básicos, y entre poco, más gente en las calles demandando un fin a los acuerdos imperialistas de libre comercio.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :