Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Prisionera bajo libertad condicional demanda a la prisión

Por Judy Greenspan
San Francisco, Ca.

El Departamento de Corrección y Rehabilitación de California, (CDCR, siglas en inglés), se encuentra bajo fuego en estos días; su manejo del cuidado de salud está bajo observación federal y un panel de jueces prometió comenzar a revisar las opciones de libertad de [email protected] [email protected] debido a las graves condiciones de hacinamiento. Aunque su juicio terminó hoy con un jurado en desacuerdo, una valiente demanda judicial por Alexis Giraldo, una prisionera transgénero puertorriqueña, aumentó el fuego contra el CDCR cuando ella expuso las violaciones sexuales, los abusos y el trato inhumano diario contra [email protected] [email protected] transgénero, de variantes de género e intersexuales en este estado.

No sólo Giraldo se enfrentó valientemente contra el sistema de prisión racista y homofóbico, sino que su caso también le ha dado nuevas energías e inspirado a cientos de activistas de la causa por los derechos humanos en todo el estado. Ayer, aproximadamente 100 personas tuvieron una vigilia en apoyo de Giraldo frente a la corte federal.

[email protected] manifestantes sellaron sus bocas con cinta adhesiva en una protesta simbólica para exponer el rechazo del sistema de prisiones a darle fin a la violencia en contra de [email protected] [email protected] La protesta fue organizada por el comité Trans/Gender Varian in Prison. (TIP siglas en inglés).

Giraldo fue enviada a la prisión Folsom en enero del 2006 por el robo de una tienda y violación de su libertad condicional. Fue encarcelada por tres meses en la población general en una prisión para hombres. Allí estuvo cautiva en una celda, violada y atacada sexualmente por los prisioneros. Ella trató varias veces de alertar a los guardias de la prisión y al equipo de médicos, pero su petición de ayuda no fue tomada en serio. Finalmente, después de ser violentamente atacada con una cuchilla por uno de los prisioneros, fue trasladada a una celda de aislamiento y eventualmente movida hacia una prisión designada para [email protected] transgénero.

La demanda de Giraldo en contra del CDCR y los guardias que estaban directamente envueltos en el incidente esta dirigida a cambiar el maltrato general contra [email protected] [email protected] transgénero. Según la organización Transgender, Gender Variant and Intersex Justice Project, [email protected] [email protected] transgéneros sufren a diario violaciones a sus derechos humanos. Además de asaltos sexuales y violaciones, é[email protected] [email protected] también sufren asaltos físicos, negligencia médica, discriminación y abuso verbal.

Giraldo, quien pocos días antes había salido de la prisión bajo libertad condicional, estuvo presente todos los días del juicio que comenzó el 17 de julio. A pesar de que el estado trató varias veces de humillarla e ignorar sus quejas, Giraldo tomó la banquilla y testificó valientemente ante la corte. Su presencia diaria en la corte fue una fuente de inspiración según dijeron varios activistas del TIP.

Testigos expertos también expusieron al trato inhumano de [email protected] [email protected] Valerie Jenness, una criminóloga de la Universidad de California Irvine quién recientemente estudió los casos de asalto sexuales en las prisiones (para el sistema de prisiones), testificó en el juicio que un 59% de [email protected] [email protected] transgéneros en el estado han reportado asaltos sexuales, comparado con el 4% de la población general. La CDCR aparentemente ni siquiera lee sus propios reportes e investigaciones.

Según Ms. Major, una activista transgénero y ex prisionera, dice que este caso expuso la verdad sobre el trato de [email protected] [email protected] transgénero. “Existe un mito que dice que [email protected] pasamos un buen rato en la prisión y eso no es así. Somos [email protected], [email protected] y [email protected],” declaró Major, organizadora comunitaria del TIP.

Giraldo y su abogado Grez Walston no han decidido si apelarán el desacuerdo del jurado y pedirán un nuevo juicio. Cualquiera que sea el resultado legal, [email protected] activistas del TIP y del TGI Justice Project se han fortalecido por el gran apoyo de la comunidad hacia Giraldo y continuarán sus esfuerzos de apoyo para [email protected] [email protected]

Según, Ms. Major, este juicio es de gran significado porque sacó a la luz las atrocidades y expuso la verdad. “Por lo menos ahora nadie puede decir que no sabían,” concluyó Ms. Major.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :