Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Asesino de la CIA sale libre, provocando indignación mundial

Por Leslie Feinberg

En los Estados Unidos y en el mundo, manifestantes [email protected] respondieron al llamado de Cuba para salir a las calles el 11 de mayo, día de acciones coordinadas para denunciar la libertad del agente terrorista de la CIA, Luis Posada Carriles.

La juez de Distrito estadounidense, Katheen Cardone—nombrada para el puesto en el año 2003 por el Presidente George W. Bush—retiró todos los cargos contra Posada Carriles el 8 de mayo, liberándole pocos días antes del juicio que iba a enfrentar por fraude inmigratorio.

Las manifestaciones tuvieron lugar en México, Chile, Perú, Argentina, España y Canadá y en más de una docena de ciudades estadounidenses.

Muchas de las manifestaciones en los Estados Unidos fueron iniciadas por la coalición ANSWER y apoyadas por una amplia gama de fuerzas incluyendo al ex fiscal general de los Estados Unidos, Ramsey Clark, la congresista Cynthia McKinney y la Federación Democrática Internacional de las Mujeres.

Los endosantes de estas y otras acciones incluyeron al Nacional Lawyers Guild, GABRIELA, el Centro de Acción Internacional, Workers World Party/Partido Mundo Obrero, FIST, Nacional Network on Cuba, la Juventud Bolivariana—Miami, CLASE (Projecto de Apoyo Caribeño y Latinoamericano, Centro de Acción por la Justicia, el Proyecto de Educación Popular para Liberar a los Cinco Cubanos, el Comité de Chicago para Liberar a los Cinco Cubanos, Paz y Justicia de La Luz en N.M., Viajes de Educación sobre Cuba, la Red de Solidaridad con Venezuela, el Partido Socialista de los Trabajadores, los Jóvenes Socialistas y muchos otros grupos e [email protected]

La libertad de Posada Carriles podría marcar un punto importante en la lucha contra el imperialismo, particularmente dentro de los Estados Unidos.

El terrorista anticomunista Luis Posada Carriles pudo haber sido un recurso importante para la CIA durante el cuarto de siglo que la agencia le entrenó como operativo en municiones e invasiones, pero por ahora él es una pesada responsabilidad para la administración de Bush y el capital financiero en general.

El darle la libertad a Posada Carriles, quien ha presumido de sus asesinatos terroristas de civiles, podría exponer a una gran parte de la población en los Estados Unidos y en el mundo, la hipocresía de la “guerra contra el terrorismo” de Washington respecto a su guerra por el imperio en el Medio Oriente y Asia Central, sus guerras sucias contra Cuba y Venezuela, la hipocresía de encarcelar a los Cinco Cubanos por tratar de detener los ataques terroristas y su cínica manipulación de las políticas de inmigración.

‘¡Indignación!’

Los Archivos de Seguridad Nacional en la Universidad de George Washington publicaron unos documentos el 18 de mayo del 2005 que decían que “comprobaban sin lugar a equivocación” el papel jugado por Posada Carriles en el bombardeo aéreo en el año 1976 contra un avión de pasajeros de la aerolínea Cubana que mató a 73 personas, muchas de ellas jóvenes.

El artículo principal en la página electrónica de los Archivos dice que “la CIA tenía información secreta concreta con antelación”, desde junio de 1976, de planes por cubanos terroristas en el exilio, para bombardear un avión de Cubana.

“Los Archivos también publicaron otro documento que muestra que el representante del FBI en Caracas tuvo múltiples contactos con uno de los venezolanos que puso la bomba en el avión y le suministraron una visa para los Estados Unidos cinco días antes del bombardeo a pesar de las sospechas de que él estaba envuelto en actividades terroristas bajo la dirección de Luis Posada Carriles. Otro reporte de inteligencia muestra que él también organizó los ataques contra las instalaciones cubanas en Panamá, Colombia y Trinidad en los meses antes de que el vuelo CU-455 fuera bombardeado”. .” (Electronic Briefing Book No. 153)

Venezuela ha pedido oficialmente la extradición de Posada Carriles para procesarlo bajo la acusación de haber dirigido el bombardeo del avión. Cuba lo acusa de estar detrás de una serie de bombardeos en hoteles de la Habana que resultaron en la muerte de un turista italiano. Panamá lo encarceló por un complot de asesinar a Fidel Castro. El agente de la CIA ha sido acusado también de pasar armas de contrabando a mercenarios contrarrevolucionarios nicaragüenses apoyados por los EEUU.

A pesar de todo esto, Washington rehúsa extraditar a Posada Carriles a Venezuela, desde donde se escapó de la cárcel, o hacia Cuba para que enfrente las acusaciones allá. Después de su puesta en libertad, los gobiernos de Cuba y Venezuela renovaron su demanda de que EEUU acabe con la violación del derecho internacional y reconozca el pedido de extradición de Venezuela.

Posada Carriles ha confesado haber entrado a los EEUU clandestinamente desde México. Claramente todavía tiene amigos en altos puestos; no tuvo que arriesgar su vida cruzando el desierto a pie, o confrontar los cañones de los vigilantes “Minutemen”. Su presencia en el bastión político anticomunista de Miami era un secreto a voces.

Cuando un millón de [email protected] se manifestó demandando que EEUU lo extraditara y él salió de su “escondite abierto” para convocar una conferencia de prensa, el agente de la CIA fue detenido en mayo del 2005 y fue acusado de violaciones migratorios menores.

“Procesándolo por infracciones migratorias menores fue una parodia de la justicia y fue calculado para crear la falsa impresión de que el gobierno tomó en serio la prosecución de este hombre”, denunció José Pertierra, un abogado basado en Washington que representa la demanda de extradición del gobierno bolivariano venezolano.

Pero la puesta en libertad de este asesino y torturador, conocido alrededor del mundo por haber dirigido ataques terroristas pagados por la CIA en contra de la población cubana, le quita el manto a la “guerra contra el terror” perpetrada por Wall Street.

Crea las bases para una movilización más amplia de conciencia masiva sobre la necesidad de llevar el movimiento antiguerra a la etapa de resistencia activa. Revela públicamente el medio siglo de guerra no declarada e ilegal del imperialismo estadounidense: invasión e infiltración, sabotaje y subterfugio, el bloqueo militar y político de Cuba, y los atentados encubiertos para llevar a cabo un “cambio de régimen” después de que el pueblo venezolano escogió a Hugo Chávez para encabezar la Revolución Bolivariana.

Dejando caminar libremente en las calles de Miami a Posada Carriles, que se jacta de sus asesinatos terroristas de civiles, crea una apertura para plantear la lucha para liberar a los Cinco Cubanos—cinco cubanos valientes que infiltraron la red de comandos de la CIA para poner un alto a los ataques terroristas en contra de la isla. Los Cinco Cubanos fueron enjuiciados en Miami, ciudad dominada por la comunidad de exiliados derechistas con conexiones a la CIA.

Mientras Washington y su policía fronteriza y los Minutemen y los medios de comunicación declaran la guerra contra [email protected] [email protected], desatando redadas de corte fascista en lugares de trabajo y en domicilios, Posada Carriles puede cruzar la frontera a su voluntad. La hipócrita política migratoria de los EEUU invita a [email protected] [email protected] a arriesgar sus vidas en el mar en lo que es una manipulación propagandística, mientras que fuerza a [email protected] [email protected], quienes huyen del terror auspiciado por los EEUU en su país, a regresar a su patria.

El presidente de Venezuela Hugo Chávez llamó a los EEUU “un imperio terrorista” y agregó, “Hay que denunciar la libertad de este terrorista y hay que demandar con indignación, que se haga justicia”.

Esta indignación es una buena oportunidad para intensificar la lucha con un alto grado de unidad.

Feinberg es una iniciadora de la Solidaridad Arcoiris para los Cinco Cubanos (www.freethefiveny.org)


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :