Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

La armada naval se prepara

La pandilla de Bush va hacia una guerra contra Irán

Frente al creciente desastre de la ocupación de Irak por los Estados Unidos, la administración de Bush se está movilizando hacia otra aventura—una guerra contra Irán.

El posicionamiento de un segundo portaaviones, con sus destructores, submarinos, misiles y aviones de combate en el Golfo, junto con el nombramiento del Almirante William Fallon de la Armada Naval para reemplazar al General del ejército John Abizaid como cabecilla del Comando Central, son señas ominosas de los planes del Pentágono.

Este desplazamiento de equipos mortales y este cambio de comando no tienen relevancia para la lucha contra los insurgentes iraquíes en las calles de Bagdad o Faluya.

Un paquete de sanciones opresivas contra Irán demandadas por Washington que han sido aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, parece ser parte de las preparaciones de guerra, al igual que las pasadas resoluciones de la ONU contra Irak sirvieron para crear una atmósfera de guerra.

El discurso de George W. Bush el 10 de enero explicando su nueva estrategia para Irak directamente amenazó a Siria e Irán. Bush acusó a ambos países de no hacer lo suficiente para evitar que los insurgentes cruzaran la frontera hacia Irak y además les acusó de proveer armas y personal para ayudar a la insurgencia.

Casi inmediatamente después del discurso de Bush, ocurrió el primer acto de su nueva estrategia. Esta fue el provocador allanamiento de las oficinas consulares de Irán y la captura de los oficiales diplomáticos en la ciudad iraquí de Irbil. Las leyes internacionales dictan que cualquier ataque contra el cuerpo diplomático y sus oficinas sea considerado como un acto de guerra.

Al día siguiente, en vez de culpar a oficiales menores, la Secretaria del Estado Condoleezza Rice intensificó la ofensiva, incitando a Irán al declarar que la decisión vino directamente del presidente.

Más y más en Washington y en la prensa capitalista ha salido a relucir especulaciones sobre si el alarde sobre el incremento de las tropas estadounidenses hacia Irak es en realidad una distracción de los planes para poder así lanzar una guerra nueva y más extensa.

Se revelan los planes de guerra

El periódico con base en Kuwait, Arab Times, publicó un reporte el 14 de enero en el cual dice que el ejército estadounidense planea un ataque militar contra Irán antes de abril del 2007.

El reporte escrito por el editor ejecutivo Ahmed al-Jarallah, dijo que el ataque contra Irán estaría dirigido contra las instalaciones petroleras y nucleares y que sería lanzado desde los barcos de guerra, mientras que a la vez proyectiles “Patriot” supuestamente custodiarían a todos los países árabes en el golfo.

El reporte dijo que la administración de Bush cree que un ataque contra Irán crearía un nuevo balance de poder en la región. Agregó que Bush recientemente tuvo una reunión con el Vicepresidente Dick Cheney, el Secretario de Defensa Robert Gates, la Secretaria de Estado Condoleezza Rice y otros oficiales de la Casa Blanca donde discutieron en detalle el plan de ataque contra Irán.

El reporte del Arab Times fue circulado por la prensa china, los periódicos Xinhua News y China Daily.

Otros medios de comunicación y “blogs” tuvieron reportes similares. Steve Clemons, socio principal y director del Programa de Estrategia Americana en la Fundación Nueva América y editor del blog político La Nota de Washington, escribió que, “los círculos de inteligencia, militares y de asuntos internacionales de Washington están hoy muy ocupados con especulaciones de que el presidente, ayer o en días recientes, envió una orden secreta al secretario de defensa y al director de la CIA para que se lancen operaciones militares contra Siria e Irán.

“El presidente puede haber comenzado una guerra nueva, secreta e informal contra Siria e Irán sin el consentimiento del Congreso o sin ningún diálogo con el país.

“Algunos están insinuando que el ataque contra el consulado puede haber sido diseñado con el intento de provocar una respuesta militar desde Irán y así generar un casus belli para más acción americana”.

Algunos analistas en Washington consideraron el discurso de Bush como una amenaza disfrazada reclamando el derecho para conducir incursiones a través de las fronteras de Irak con Siria e Irán. “Hay un elemento ominoso aquí”, dijo William Arkin del periódico Washington Post. “Cuando el presidente juró ‘andar en busca de redes que apoyan a nuestros enemigos en Irak y destruirlos’, para mi esto significa una amenaza de ataques contra objetivos en estos dos países”.

Comparaciones con la Guerra de Vietnam

Una sección importante de la clase dominante y el establecimiento político está muy preocupada de que las acciones de Bush solo van a servir para aumentar el desastre para el imperialismo estadounidense, pero no tienen un programa alternativo. La política de Bush es el polo contrario de las recomendaciones del Grupo bipartidista de Estudio sobre Irak de Baker y Hamilton que había abogado a favor de rescatar una guerra perdida y desesperada, con aperturas diplomáticas a Irán y Siria.

Las especulaciones en los medios de comunicación de Washington sobre los planes para desatar una guerra contra Irán se volvieron en tema de debate público cuando el Senador Joseph Biden, el nuevo presidente del Comité de Asuntos Extranjeros del Senado, dijo a la Secretaria de Estado Rice durante una vista sobre Irak el 11 de enero, “Yo creo que la autorización actual otorgando al presidente el uso de fuerza en Irak no incluye eso [un ataque contra Irán] y él sí necesita autorización congresional para hacer eso”.

Rice no excluyó el entrar en Irán ni presentó una posición sobre si la administración necesitaría aprobación congresional o no.

El Senador Chuck Hagel, Republicano y veterano de Vietnam, dijo a Rice, “Nadie en nuestro gobierno puede sentarse aquí hoy y decir al pueblo americano que no vamos a entrar en combate tras sus fronteras con Irak y Siria.

“Cuando nuestro gobierno mintió al pueblo americano y dijo, ‘No vamos a cruzar la frontera con Camboya’ de hecho lo hicimos”, dijo Hagel, refiriéndose a la Guerra de Vietnam. “Entonces, Sra. Secretaria, cuando usted inicia la clase de política de la cual el presidente está hablando aquí, es muy, muy peligroso”.

En el programa televisivo “Esta Semana” del canal ABC el 14 de enero, el Consejero de Seguridad Nacional de Bush, Stephen Hadley rehusó excluir la posibilidad de un ataque contra Irán o decir si estuvo de acuerdo con la posición de Biden y Hagel sobre la autorización congresional.

El peligro no es solamente que el Pentágono vaya a incitar o provocar para que Irán responda militarmente. Hay una creciente posibilidad de que se monte un pretexto semejante al incidente fraudulento del Golfo de Tonkin en Vietnam. En 1964 un presunto ataque sobre buques de guerra estadounidenses por una lancha torpedera de motor vietnamita fue usado por el Presidente Lyndon Johnson para demandar del Congreso la autorización para expandir la guerra en Vietnam.

El 14 de enero, mientras se intensifican las tensiones, la agencia de noticias Xinhua publicó una declaración oficial por la agencia local de noticias Fars en Irán negando reportes de que la armada iraní había estado en conflicto con buques de guerra estadounidenses en la región del Golfo.

Un oficial superior de Hormuzgan, provincia sureña iraní, llamó tales rumores “guerra sicológica” contra Irán emprendida por sus enemigos. [email protected] [email protected] de teléfono celular habían recibido mensajes espurios sobre un conflicto militar entre buques de guerra iraníes y estadounidenses en los mares del Golfo.

10.000 objetivos en Irán

Para mediados de enero, los Estados Unidos ya había desplegado dos grupos de portaaviones al Golfo Pérsico. Cada portaavión lleva más de 80 vehículos aéreos de combate, incluyendo F/A-18 Hornets, F-14 Tomcats, SH-60 Seahawks, S-3B Vikings, E-2C Hawkeyes y EA-6B Prowlers, capaces de hacer más de 150 ataques aéreos al día. Además, cada grupo de portaaviones incluye cohetes teledirigidos, fragatas rápidas, destructores de cohetes teledirigidos y submarinos, todos equipados con cohetes “Tomahawk”.

El periódico Guardian en Londres describió el 15 de enero los planes de guerra que el Control Central ha desarrollado. El Pentágono tiene planes de atacar a más de 10.000 objetivos el primer día de una guerra. “No estará limitado a ataques sobre unas pocas fábricas de armas,” dice el Guardian. Los planificadores del Control Central y el Control Estratégico han estado identificando objetivos, estimando cantidades de armas y trabajando en la logística para un ataque por más de un año.

Las guerras estadounidenses contra Irak han resultado en la muerte de más de 2 millones de iraquíes y devastación en el que fue el país más moderno y desarrollado de la región. Sus planes para Irán son igualmente horrendos.

La política estadounidense ha sido hostil a la soberanía y al desarrollo de esta rica región. El pueblo iraní nunca se olvidará de los 25 años de dictadura brutal bajo el Sha, instalado por la CIA después del derrocamiento del gobierno de Mossadegh que había sido elegido democráticamente.

Crisis para colaboradores estadounidenses

Los ataques y el peligro de una guerra ampliada han creado una crisis para las dos fuerzas títeres kurda y chiíta en Irak. El Ministro del Exterior iraquí Hoshyar Zebari, un kurdo, hizo un llamado para la liberación de los diplomáticos iraníes retenidos en Irbil. Él dijo que ellos habían estado trabajando en una oficina de coordinación que daba permisos para viajar a la población local y que la oficina funcionaba por muchos años con la aprobación de las autoridades regionales kurdas y con el conocimiento del gobierno iraquí.

En un segundo ataque estadounidense más tarde ese día, tropas estadounidenses trataron de secuestrar a más iraníes dentro del perímetro del aeropuerto de Irbil, pero fueron rodeados por tropas kurdas peshmergas. Casi brota un conflicto armado allí.

El miedo más grande de los colaboradores de los Estados Unidos y los regí­menes corruptos que no gozan de popularidad en la región es que una guerra extensa podría traer su ruina total.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :