Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

La resistencia iraquí demanda reconocimiento y el retiro de EEUU

John Catalinotto, editor del periódico Workers World/Mundo Obrero, participó en entrevistas en Madrid, España el pasado 10 de octubre con Abu Muhammed, vocero del Partido Socialista Árabe Ba’ath en Irak y del Comando Supremo del Frente de Lucha [jihad] y Liberación en Irak (FSL siglas en inglés], cuya formación fue anunciada el 2 de octubre. Este frente es una de las principales coaliciones o frentes de organizaciones que participan en la Resistencia Nacional Iraquí (RNI) en contra de la ocupación de los Estados Unidos.

Esta fue la primera de las entrevistas a un representante oficial de una coalición importante de la resistencia iraquí fuera del Medio Oriente. Él llegó a España como invitado del grupo CEOSI (Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Irak, iraksolidaridad.org) y sostuvo reuniones con medios de comunicación, polí[email protected] e instituciones.

Existen otras coaliciones que también agrupan a miles de iraquíes en la resistencia. Aunque éstas comparten muchas de las mismas metas del Frente de Lucha y Liberación, en especial la de sacar a los Estados Unidos, estos otros frentes pueden tener un análisis diferente de su fuerza, del papel exacto de Irán, del papel exacto del Partido Ba’ath, etc. Existe la posibilidad de una continua y creciente cooperación entre estos frentes.

Estos frentes sin embargo, no consideran al Ejército de Muqtada al-Sadr Mahdi como parte de la resistencia, aunque Estados Unidos trata a este ejército de 100.000 soldados como una fuerza hostil.

Abu Muhammed quien se graduó de doctor en medicina en los Estados Unidos, fue profesor universitario en Bagdad durante el gobierno de Saddam Hussein. Ya que sus observaciones han sido traducidas dos veces del árabe al español y del español al inglés, es mejor parafrasearlas para la información de [email protected] [email protected] en vez de tratarlas como citas exactas. [Nota del Editorial: Este artículo fue escrito en inglés originalmente]

Declaraciones de Abu Muhammed

Nosotros en el Comando Supremo del Jihad y Libertad en Irak somos luchadores de la resistencia en contra de la ocupación por los Estados Unidos. Nosotros queremos poner en claro que no había terroristas en Irak antes de la ocupación. No había al-Qaeda en Irak antes de la ocupación por los Estados Unidos. Condenamos los ataques de al-Qaeda en contra de los civiles.

Izat Ibrahim al-Duri quien fuera general en el ejército iraquí y vicepresidente en el último gobierno iraquí antes de la invasión, y quien es secretario general del Partido Socialista Ba’ath en Irak, es jefe del Comando Supremo de los 22 grupos y partidos nacionalistas e islámicos que se han unido en un solo frente.

Refiriéndose al Partido Socialista Árabe Ba’ath en Irak, dijo que ni era ni es un partido dictatorial. Creemos en el nacionalismo. La situación que existía en Irak en las últimas décadas, los desafíos que el partido enfrentaba, conllevaron a la formación de un partido centralizado bajo Saddam Hussein. Desde la ocupación, el partido ha evolucionado de ser un partido en el poder a ser un partido en la resistencia. Creemos en el pluralismo y en una nueva visión democrática.

Nuestro partido cometió errores en el pasado. Bajo el régimen de Saddam Hussein se hicieron cosas buenas y malas. El partido no está encerrado en los viejos modos. Ya no somos un partido centralizado ni una dictadura. Después de la liberación continuaremos siendo pluralistas. Participaremos con otros partidos en las elecciones.

Sobre el intento de dividir a Irak, la verdad es que Irak está actualmente viviendo bajo una ocupación militar y bajo aquellos que apoyan la ocupación. La ocupación y sus defensores son partidos políticos que tienen milicias compuestas de sunitas, chiítas, y curdos. Estos partidos tienen escuadrones de muerte. Algunos cooperan con Irán. Nosotros en la resistencia representamos más de un 80 por ciento de los iraquíes de todas partes de Irak. En una encuesta reciente del periódico USA Today, la mayoría de los iraquíes apoya la resistencia y está en contra de la ocupación y favorece a un Irak democrático y pluralista. El sistema del régimen de un solo partido pertenece al pasado.

Nosotros en la resistencia armada y no armada somos la única vía hacia la independencia y la estabilidad de Irak. Seguiremos resistiendo hasta la derrota de los EEUU o hasta que los EEUU acepte una retirada. Solo aceptaremos la negociación si EEUU reconoce los derechos de los iraquíes. De lo contrario, seguiremos con la resistencia.

Hubo más de millón y medio de iraquíes muertos durante el período de las sanciones [1990 hasta 2003] y adicionalmente, más de un millón de iraquíes han sido matados desde la invasión. En el lado de los EEUU, los 3700 muertos reportados son nada más que los miembros de la Marina. No incluye a los mercenarios, y hay tantos mercenarios en Irak como tropas estadounidenses. Los mercenarios están combatiendo más que las tropas regulares en Faluya, Samara, y en otras ciudades.

El Pentágono ha estimado que ha habido un total de 54.000 acciones en contra de las tropas de los EEUU por parte de la resistencia. Si calculamos por lo menos un muerto por cada dos de estas acciones, significarían 27.000 muertos. Esta cifra incluye a tropas regulares estadounidenses y mercenarios. Actualmente la resistencia está lanzando 177 operaciones cada día.

La mayoría de los iraquíes en el país está luchando o apoyando a quienes están luchando. No hay montañas ni bosques en Irak, y no recibimos ayuda de países vecinos. Los iraquíes han sorprendido al mundo con su compromiso de seguir luchando a pesar de todas las dificultades y destrucción.

Mensaje de la resistencia Iraquí a la población de los EEUU

Quisiera enviar un mensaje de la resistencia al pueblo de los Estados Unidos.

Bush ha humillado al pueblo de los EEUU con su invasión y ocupación de Irak. Él ha humillado también a las Fuerzas Armadas de los EEUU. Es una mancha vergonzosa en la historia de los EEUU el ocupar un país que vivía en paz y era estable y que era un país en vías de desarrollo.

Bush y su administración mintieron al pueblo de los EEUU, diciendo mentira tras mentira sobre las causas de la ocupación de Irak y lo que acontecía dentro de Irak. También miente acerca de la cantidad de muertos entre las tropas de los EEUU.

Sobre las supuestas causas para la guerra, primero EEUU dijo que Saddam Hussein tenía una dictadura y que poseía armas nucleares y químicas, las llamadas armas de destrucción masiva, y que además Saddam Hussein tenía relaciones con al-Qaeda. Ahora los líderes de los EEUU han abandonado este alegato. Han reconocido que estas razones eran falsas y que nadie puede demostrar que existía una relación entre al-Qaeda y Saddam Hussein. Nadie encontró armas de destrucción masiva en Irak.

De hecho, si la administración de Bush realmente hubiese creído que Irak tenía armas de destrucción masiva, no hubiera invadido a Irak.

Puesto que la invasión estuvo basada en estas mentiras y los líderes estadounidenses sabían que mentían, ello significa que el gobierno de los EEUU es responsable de todas las consecuencias de la invasión y ocupación de Irak. Esto incluye la existencia de al-Qaeda en Irak, puesto que no había tal organización en Irak antes de la invasión y nadie en Irak había oído hablar de al-Qaeda.

Hay muchos resultados negativos de la invasión estadounidense: la interferencia de Irán en Irak; la lucha sectaria en conformidad con la agenda política; las milicias y los escuadrones de muerte que pertenecen a los partidos que cooperan con la ocupación o que pertenecen al gobierno. Todos estos resultados conducen a una condición extremadamente mala en Irak, al igual que a la carencia de servicios como son los servicios sociales, la salud y el agua. La matanza en masa del pueblo y su encarcelamiento sin causa, los robos de las riquezas de Irak, todo esto fue causado por la ocupación de Irak, y EEUU es el responsable.

La resistencia comenzó su desarrollo en los primeros días de la ocupación, creciendo al principio gradualmente día a día hasta que aumentó cuantitativa y cualitativamente, y ahora son todos los iraquíes de todos los diversos grupos nacionales, religiosos, de las sectas, curdos y árabes, sunitas y chiítas, cristianos, turcomanos, etc.; todos iraquíes. Según USA Today y CNN, el 80 por ciento de todos los iraquíes apoya la resistencia.

La resistencia está luchando contra el ejército de EEUU y matando a los soldados estadounidenses en Irak, no porque son gente de los EEUU, sino porque están ocupando a Irak.

Programa de la resistencia

La política de la resistencia es liberar a Irak. Luego formarán un consejo temporero compuesto por los diversos grupos y partidos políticos que han rechazado la ocupación. Esto incluye a todos los que se han salido del proceso político organizado por la ocupación y ahora están resistiendo. Este consejo temporero seleccionará un gobierno transitorio que gobernará por dos años. También establecerá una constitución nacional. En ese momento iniciará una ley para que los partidos presenten sus candidatos. Ésta es una nueva visión del Partido Socialista Árabe Ba’ath y de la resistencia.

El proyecto y la estrategia de la resistencia es que EEUU y sus aliados deben reconocer los derechos de Irak y del pueblo iraquí. Éstos incluyen:

• Reconocimiento de la resistencia nacional de Irak como el representante militar y político del pueblo iraquí.
• Retirada total e incondicional de Irak.
• Cancelación de todas las leyes y estructuras que fueron pasadas bajo la ocupación.
• Liberación de todos los prisioneros de los EEUU y del gobierno.
• Compensación al estado y al pueblo de Irak.
• Cese de las invasiones de hogares y el acosamiento al pueblo.
Si los derechos de los iraquíes son reconocidos y EEUU está listo a implementarlos, representantes de la resistencia nacional iraquí estarán listos a sentarse con los EEUU directamente para poner las pautas en lugar para la retirada del ejército estadounidense y llevar a cabo una discusión sobre la colocación de bases en las fronteras con Irán para prevenir una invasión, y para lograr un acuerdo de tener buenas relaciones con todos los países ya sean vecinos o estén dispersos alrededor del mundo.

De lo contrario, la resistencia continuará por generaciones, a pesar de las pérdidas. No habrá estabilidad en Irak hasta que haya una derrota grande del ejército de los EEUU. La administración estadounidense sabe muy bien lo que significaría tal derrota, y cuáles serían los graves resultados.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :