Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

La crisis de las hipotecas

Millones no pueden pagar y corren el riesgo de perder sus hogares

Por Jaimeson Champion

El 24 de julio la compañía de hipotecas más grande de los Estados Unidos, Countrywide Financial Corp., reportó que las pérdidas de su segundo trimestre han sido mucho peor que lo esperado y que los problemas en el sector de hipotecas bajo el principal que se habían reportado anteriormente ahora se estaban expandiendo hacia el mercado de hipotecas de principal.

Las hipotecas de principal son aquellos préstamos hechos a solicitantes con un historial de crédito firme. Los desfalcos en esta área están aumentando, indicando que los problemas discutidos ampliamente en el sector bajo el principal fueron solamente la primera fase de una crisis capitalista mucho más grande.

Debido a su tamaño y amplitud de sus operaciones prestamistas, a esta compañía, la Countrywide Financial, los economistas y analistas la perciben como pronóstico del mercado de vivienda de los Estados Unidos.

El reporte negativo que esta corporación publicó sacó a todos los índices de las acciones principales fuera de su eje, cuando los inversionistas nerviosos vendieron en larga escala grandes cantidades de acciones y bonos. La S&P 500, la Dow Jones Industrial y la NASDAQ, todos sostuvieron grandes bajas ese día.

El mercado de acciones en todos sus años de existencia ahora se encuentra en una posición muy volátil, mientras que los inversionistas intentan descifrar cuan severa es la crisis de las hipotecas.

El punto de vista sobre la crisis que la prensa capitalista ha dado a conocer ha sido de que el problema en las alzas de desfalcos y falta de pago era solamente del sector bajo principal. Ahora se puede ver que esto no es verdad.

Por muchos meses, las familias con hipotecas bajo el principal, han estado sintiendo el dolor de las crisis hipotecaria. Estas son personas que han tenido que pagar más en intereses para poder obtener una hipoteca debido a su historial de crédito. Una cifra desproporcionada de Africano-americanos y latinos, refleja el estatus económico deprimido de la gente de color en los Estados Unidos. Se ha visto forzados al defalco o a la banca rota en grandes cantidades, en cifras no vista desde la Gran Depresión.

A solo una semana antes del reporte negativo de la Contrywide, en un testimonio dado ante el Congreso por el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, había afirmado mientras que las pérdidas en el sector de bajo el principal son grandes y perjudiciales para el crecimiento económico de los Estados Unidos, él cree que podrían ser absorbido por un sistema financiero mucho más grande para el año 2008, y que no se expandirían a otras clases de valores.

Pero el anuncio de Country Financial muestra que la falta de pagos y la consecuente retoma de las casas se está expandiendo a los sectores de la clase trabajadora con mejor adquisición económica y hasta a grandes sectores de la clase media, quienes son los mayores dueños de préstamos hipotecarios de gran principal.

Durante la explosión de viviendas entre los años 2000 y 2006, aquellos con buen historial de crédito les fue fácil obtener préstamos hipotecarios de primera. Estas hipotecas tienen tasas de interés fijos—usualmente el 6% durante 30 años. Las hipotecas bajo el principal tienen bajas tasas interés incitantes por los dos primeros años y después “explotan” a intereses de doble cifra por los 28 años restantes de la hipoteca.

Los que tienen hipotecas con mejores tasa de intereses no tienen que preocuparse por una explosión en las tasas sus intereses, pero el continuo declive en el valor de las casas claramente ha comenzado a afectar su habilidad de pagar sus hipotecas.

[email protected] [email protected] fueron [email protected] a refinanciar sus hipotecas durante el período de precios altos de la vivienda de 2000-2006, a menudo por el ofrecimiento de dinero inmediato en efectivo. Para [email protected] [email protected] con deudas enormes por servicios médicos, tarjetas de créditos y otros gastos, pareció demasiado bueno el ofrecimiento para ignorar. Ahora, especialmente en el caso de [email protected] [email protected] en las fábricas de automóviles, [email protected] están enfrentándose con el doble problema del mercado de vivienda rápidamente deteriorándose y recortes forzados de sus sueldos y beneficios.

Para esos sectores de la clase trabajadora y esos segmentos de la clase media que creían que habían asegurados sus futuros después de años de labor, esta difusión de morosos y pérdidas subsecuentes por el deudor hipotecario del derecho a redimir la hipoteca es un desastre.

Casi 70 por ciento de toda actividad económica en los Estados Unidos hoy en día resulta de las compras de consumidores. Mucha de esta actividad de comprar ha sido estimulado por el acceso fácil a crédito. ¿Cuál trabajador/a o aún estudiante, no ha sido bombardeado con ofertas de tarjetas de crédito? La clase media y sectores más prósperos de la clase trabajadora son la fuente mayor de este derroche por consumidores. Si estos segmentos de la población fueran forzados a procedimiento ejecutivo hipotecario y llevados a la quiebra por cantidades de gente, la bajada escarpada en el gasto por consumidores podría resultar en catástrofe económico general.

La crisis de hipotecas presenta una doble amenaza. La inmediata, una gran baja en el gasto de consumidores, está claramente incrementando. Además, la crisis ha puesto en peligro Wall Street y el sistema global de finanzas de capital, limitando su capacidad a impedir sus efectos. Agencias mayores de evaluación como Moody’s y Standard & Poor’s están siendo forzadas lentamente a confesar que dieron clasificaciones de AAA a lo que fue en esencia un papel de basura. Una revisión mayor para clasificaciones para inversiones podría provocar más bajas de valores grandes en los meses que vienen y eliminar cualquier esperanza de la especie de aterrizaje suave a la cual fue aludido por el jefe de la Reserva Federal, Bermanke.

Wall Street recibe un golpe

Goldman Sachs, el banquero principal de Wall Street, tiene alianzas con Countrywide. Ha dado al prestamista de hipotecas sus servicios banqueros para invertir su dinero. Uno de sus socios es miembro de la junta directiva de Countrywide.

Queda todavía ver qué niveles profundos serán sus pérdidas.

Al determinar la baja del segundo trimestre del 33 por ciento de Countrywide de ingresos y 10 por ciento de acciones, el Wall Street Journal del 25 de julio reportó que Citigroup, Bank of America y J.P. Morgan Chase todos han anotado “el deterioro en la cualidad del crédito de préstamos de equidad de vivienda”.

Esta crisis ya está extendiendo a los fondos de pensiones y del mercado de dinero, los cuales ya se han invertidos enormemente en el mercado lucrativo pero arriesgado de bienes raíces, así poniendo en peligro los ahorros de [email protected] [email protected] en todavía otra dirección.

Y se ha extendido a las corporaciones privadas de equidad, las cuales han ido adelantando los fondos necesarios para explotar las compras y amalgamaciones que están pasando en los sectores industriales de la economía estadounidense.

El Financial Times anotó el 25 de julio que el financiamiento de $20 mil millones para que comprara Cerberus a Chrysler “ha encontrado problemas con bancos que han decidido posponer la venta de $12 mil millones de deuda ligados a las operaciones de producir automóviles.”.

La burbuja de precios altos para vivienda ha estallado. Ahora la casa de cartas creadas por Wall Street y sus capitalistas ladrones en su prisa loca para conseguir ganancias también está en peligro de derrumbarse.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :