Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Corte Suprema de Justicia avanza agenda derechista

2da parte

Por Deirdre Griswold

Una semana antes la corte había dado un golpe a los inversionistas que quieran demandar a compañías y ejecutivos por sospecha de fraude, haciendo más difícil el litigio de acción de clase. Después del debacle de Enron, el cual le quitó a mucha gente todos sus ahorros, los inversionistas se pusieron muy nerviosos y empezaron a buscar maneras de responsabilizar a los ejecutivos mejor pagados.

Esa decisión fue la segunda en solamente una semana “que era una derrota para [email protected] accionistas y una victoria para las compañías demandadas. El 18 de junio los jueces decidieron que [email protected] garantes de bonos en la Bolsa de Wall Street están generalmente inmunes a los litigios antimonopolistas.” (New York Times, 22 de junio) Los jueces nombrados a perpetuidad decidieron a favor de 10 de los principales bancos de inversión acusados de conspirar para arreglar los términos y los precios de las primeras ofertas públicas de acciones.

En muchos casos los accionistas involucrados son fondos de pensión que han sido establecidos en años recientes porque el Seguro Social no es suficiente para mantenerse y [email protected] [email protected] han ido perdiendo los planes de pensión que estaban financiados parcial o completamente por los empresarios.

Estas decisiones en contra de [email protected] accionistas por lo tanto afectan a [email protected] [email protected] y también a personas de la clase media mientras que protegen a los más ricos de los ricos.

Otras decisiones de la corte en meses recientes representan un retraso de los beneficios ganados por mujeres y por los millones, abrumadoramente de la clase trabajadora y predominantemente gente de color, que están [email protected] en el enorme sistema de prisiones de este país.

La corte aprobó el Acta de Prohibir los Abortos de los llamados Nacimientos Parciales, la cual limita la libertad de la mujer de escoger terminar o no su embarazo.

También hizo más difícil para [email protected] [email protected] el apelar sus condenas — justo en una época donde la evidencia del DNA ha mostrado cuántas personas están conducidas a la cárcel por una “evidencia” dudosa.

Una decisión dijo que un/a [email protected] no podría solicitar tarde su apelación aún si la corte le había dado a su [email protected] una fecha equivocada.

Otra decisión restringió la jurisdicción de las cortes federales a que decidan sobre peticiones de habeas corpus de [email protected] [email protected] en prisiones del estado.

Y otra decisión le facilitó a [email protected] fiscales en casos de pena capital el eliminar a [email protected] potenciales que tuvieran dudas sobre el uso de la pena de muerte.

[email protected] [email protected] a quienes les timan en su sueldo también sintieron la mano pesada de esta corte que está a favor de los intereses de las grandes corporaciones. La corte decidió que [email protected] [email protected] tienen sólo 180 días para someter un reclamo en caso de discriminación — aún si no estaban conscientes de que recibieron menos paga hasta pasado el tiempo para reclamar. A [email protected] [email protected] les dan instrucciones al principio de su empleo de que no discutan su paga con [email protected] [email protected], y sólo se dan cuenta de las desigualdades del pago después que haya pasado un tiempo.

No es sólo Republicanos contra Demócratas

En la mayoría de estas decisiones la corte se dividió 5-4. Hay cuatro miembros de la corte considerados conservadores ideológicos absolutos: Roberts, el Juez Principal; Antonin Scalia; Clarence Thomas y Samuel Alito. Pero Anthony M. Kennedy considerado un “moderado” se unió a ellos en todas las decisiones.

Los cinco jueces que forman esa mayoría fueron nombrados por presidentes republicanos.

Pero no podían haber sido aprobados sin el apoyo de demócratas en el Senado.

No hubo ni un voto de disensión cuando Scalia fue confirmado en 1986, ni cuando Kennedy fue confirmado en 1988. En 1991, Thomas fue confirmado en una votación de 52-48 cuando 11 demócratas, la mayoría de ellos “Dixicratas” del sur, se unieron a la mayoría republicana para respaldar el primer conservador afro-americano en la corte. Todos los republicanos y la mitad de los demócratas votaron por Roberts en 2006. La votación por Alito, más tarde el año pasado, fue otra vez muy estrecha: 52-48, donde cuatro demócratas dieron los votos esenciales decisivos.

Sin embrago, el carácter derechista de esta mayoría en la corte no puede ser atribuido sólo a diferencias entre los partidos Republicano y Demócrata, los cuales son brazos políticos de las grandes corporaciones estadounidenses, financiados por la clase dominante capitalista y obligados a ella a pesar de los votos que obtengan en las elecciones.

La corte liberal encabezada por Earl Warren, el Juez Principal, que decidió en contra de la segregación en el caso Brown v. Board of Education y otros, también estaba llena de jueces nombrados por republicanos. El mismo Warren, cuando era gobernador republicano de California en los años 40, había aprobado el establecimiento de los notorios campamentos de detención para [email protected]@s durante la Segunda Guerra Mundial.

Más tarde, fue otra vez una corte mayormente republicana la que en 1973 aprobó Roe v. Wade, la importante decisión sobre el derecho de las mujeres al aborto.

¿Qué hizo a esas cortes mayormente republicanos distintas a la que existe actualmente?

Esas cortes hicieron sus decisiones basadas en el miedo que tenía la clase dominante de los movimientos militantes de masas en el período anterior. Por décadas, a partir de los años 50, millones de personas se echaron a las calles para participar en manifestaciones que eran más que simbólicas.

El movimiento por los derechos civiles, en el cual gente afro-americana y [email protected] [email protected] [email protected] se enfrentaron a perros de la policía, mangueras de incendio, el Ku Klux Klan, y la policía racista para desmontar el sistema de discriminación racial legalizado, inspiró a toda una generación con su valor de luchar por la justicia.

En la misma época, por todo el mundo, pueblos que habían sido oprimidos y explotados por las ricas potencias capitalistas coloniales — incluyendo a los Estados Unidos además de Europa del Oeste y Japón — estaban en lucha, dedicando sus vidas en guerras revolucionarias para ganar su libertad.

Esa nueva militancia se esparció en los años 60 a los Estados Unidos cuando jóvenes lucharon contra el servicio militar obligatorio, soldados se rebelaron contra sus comandantes, y veteranos vueltos de Vietnam decidieron que preferían luchar contra el sistema aquí que ver a jóvenes hacerse carne de cañón para los generales.

Pronto el movimiento de mujeres estuvo sacudiendo al antiguo patriarcado. Y con la Rebelión de Stonewall en 1969, gente homosexual y transgénero salieron del closet para confrontar la intolerancia y la brutalidad policíaca, combatiendo por días en las calles de Greenwich Village en la ciudad de Nueva York.

Todas estas luchas consternaron a la clase dominante, la cual acumula tanta riqueza de la sociedad durante temporadas “tranquilas” cuando la explotación continua está inalterada.

Tenían que hacer concesiones. Y sus representantes cuidadosamente escogidos en la corte lo sabían. Entonces ellos se “mordieron la lengua” e hicieron decisiones que hubieran sido inconcebibles en temporadas más calmadas.

Hoy en día, una corte derechista parece tener el poder de una fuerza devastadora para aplastar los derechos de las masas. Son nombrados a perpetuidad y no tienen por qué temer un cambio menor de representantes electos. Pero deje que sientan la respiración caliente de la resistencia popular y militante y todo eso podría cambiar.

Nota: La primera parte de este artículo se publicó la semana pasada.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :