Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Corte Suprema de Justicia avanza agenda derechista

Por Deirdre Griswold

El primer período completo de la Corte Suprema de Justicia encabezada por el Juez  Principal John G. Roberts, hijo, terminó el 28 de junio con una lluvia de decisiones derechistas. Llegaron después de meses de decisiones que erosionaron las libertades civiles e incrementaron los poderes de las corporaciones y del estado.

Como resultado, los movimientos progresistas de toda clase están discutiendo cómo dar vuelta atrás a esta intensificada ofensiva derechista.

La administración de Bush está totalmente desacreditada entre las masas, y [email protected] [email protected] senadores y representantes que van a buscar su reelección o que tiene ambiciones presidenciales, tienen que trabajar mucho para desasociarse de los últimos seis años de guerra y represión. En este clima político, el tercer pilar del gobierno, el poder judicial, se ha presentado para profundizar los ataques contra los pueblos oprimidos, la clase trabajadora en general y también secciones de la clase media.

A [email protected] estudiante se le enseña que el gobierno de los Estados Unidos fue diseñado para compartir los poderes del estado entre las tres ramas: ejecutiva, legislativa, y judicial. Este sistema político de “controles y balances” supuestamente protege al pueblo de cualquier rama que se volviera en un instrumento de tiranos con ansias de poder.

Pero lo que no enseñan, sin embargo, es que la extrema y creciente concentración de riquezas en un polo de la sociedad, y pobreza en el otro, como resultado natural de un sistema capitalista donde todo –hasta el agua que tomamos— eventualmente se vuelve en la propiedad privada de los ricos, también determina cómo estas ramas del gobierno funcionan.

Mucho se ha escrito en años recientes sobre “la presidencia imperial” que ha emergido en los EEUU, donde el presidente y sus socios en la rama ejecutiva han evadido al Congreso y la Constitución repetidamente iniciando guerras y otras intervenciones hostiles alrededor del mundo.

Pero las decisiones hechas por la Corte Suprema de Justicia en este período demuestran que ella también tiene vínculos con los ricos y poderosos y está torciendo la ley para controlar aún más cualquiera que pueda desafiar el orden establecido. ¿Y cuál es ese orden? Una dictadura de clase, principalmente de hombres blancos dueños de riquezas fabulosas que están concentradas mayormente en la propiedad de corporaciones gigantescas e instituciones financieras que dominan la vida económica.

Se repite la segregación de las escuelas

La decisión de la corte que tendrá el impacto más amplio invalidó programas en Louisville, Kentucky, y en Seattle que han ido asignando [email protected] a diferentes escuelas para promover un balance racial. Programas semejantes existen en cientos de distritos escolares alrededor del país.

La decisión histórica de 1954 “Brown vs. Junta de Educación” de la Corte Suprema de Justicia, había ordenado el fin de la segregación en las escuelas de los estados sureños, determinando que el antiguo argumento segregacionista de escuelas “separadas pero iguales” era un fraude. Pero el racismo en viviendas y empleos existía en los estados del Norte también, donde no había leyes de segregación. Incluso después del fin de la segregación formal, [email protected] [email protected] a través del país siguieron [email protected] en los distritos donde a las escuelas les faltaban fondos y estaban descuidadas.

Para los años 1970, en el cenit de las luchas masivas y militantes para los derechos civiles y para la liberación de la gente negra, los programas para lograr un balance racial en todas las escuelas, del Norte y del Sur, quedaron establecidos para implementar la decisión judicial de 1954. Esos programas ahora han recibido un duro golpe.

Un editorial del New York Times del 29 de junio sobre la reciente decisión de la Corte Suprema de Justicia, intitulado “Re-segregación Ahora”, destaca que mientras que EEUU es ahora más diverso que nunca, las escuelas ya se estaban volviendo más segregadas que antes de esta decisión judicial. También destaca que más de uno en cada seis niñ@s [email protected] “ahora asisten a escuelas que son 99 hasta un 100 por ciento compuesto de estudiantes minoritarios” y predice que “Esta re-segregación probablemente se va a volver peor como resultado del fallo de la corte”.

La cuestión aquí no es si es mejor o no la integración o la separación para la comunidad africana-americana. Esto queda para que la gente negra lo decida. Muchos padres y líderes en la comunidad pueden preferir escuelas modernas, con fondos adecuados más cerca de casa, donde [email protected] y administradores [email protected] puedan determinar el currículo. Esto debe ser su derecho.

Pero este fallo no hará nada para promover tal resultado. Por lo contrario, es una decisión judicial por una corte derechista que va a disminuir las oportunidades educativas disponibles a muchos [email protected] [email protected] y aumenta aún más las diferencias que ya existen.

Una victoria para precios monopólicos

El mismo día que este fallo, la Corte Suprema de Justicia también descartó una parte de la Ley Antimonopolio Sherman, en vigor por casi un siglo, que prohibía que fabricantes y distribuidores se unieran para establecer conjuntamente un precio mínimo al por menor. Estos capitalistas ahora están libres para conspirar juntos y mantener altos los precios al por menor.

Siguiendo su movida derechista, la corte dictaminó que las autoridades en Alaska no violaron los derechos de libre expresión de un alumno cuando le suspendieron por haber alzado una pancarta que leía “Bong Hits 4 Jesus” en un evento deportivo. A pesar de que nadie realmente sabe lo que significaba precisamente el letrero irreverente, la corte lo interpretó como una promoción de drogas ilícitas.

Miles de casos llegan a la Corte Suprema de Justicia cada año. Esta sólo escoge unos pocos para considerarlos y hacer dictámenes. El hecho de que esta corte escogió ese caso aparentemente de poca importancia en el cual intervenir contra la libre expresión académica revela una vez más que el lema de los conservadores sobre la defensa de las autoridades locales contra la imposición del terrible y todopoderoso gobierno federal, en adición a su fingida oposición a la interferencia en las vidas de [email protected] [email protected], no es nada más que una falsa postura.

Este es la Primera Parte del artículo, la Segunda Parte se publicará en el próximo número.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :