Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

La resistencia continúa en todo México

Por LeiLani Dowell

La resistencia continúa en el estado mexicano de Oaxaca, donde el movimiento popular se ha mantenido firme con sus demandas de remover al gobernador de ese estado. Mientras la represión ha llevado al aumento de muertes—17 al momento de este escrito—la solidaridad también continúa desde todo el país y del mundo.

En una victoria para las fuerzas populares, la policía federal que intentó entrar a la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca el 2 de noviembre fue forzada a retirarse por [email protected] [email protected] y [email protected] de la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO).

La universidad es un cuartel para el movimiento y el sitio de la Radio APPO—una fuente de información y comunicación. George Salzman escribió desde Oaxaca el 2 de noviembre: “Fue descaradamente declarado en la mañana del lunes [30 de oct.] en ‘las noticias’ del canal gubernamental Televisa, que el último transmisor fuerte aliado al movimiento del pueblo sería la prioridad más alta para la llamada Policía Preventiva Federal.”

APPO, una coalición de más de 350 organizaciones fue formada después de que el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz ordenara a las fuerzas armadas a que rompiera el campamento de maestros del 15 de mayo en la plaza central de Oaxaca. Los maestros estaban demandando un aumento salarial al igual que en los fondos para la educación y la renuncia de Ruiz.

Laura Carlsen del Centro de Relaciones Internacionales reporta que, “de repente ya no hubo más punto medio en Oaxaca. Las comunidades indígenas se movilizaron por sus propias demandas, estudiantes y profesionales [email protected] de la falsa democracia, [email protected] ambulantes y [email protected] se unieron a las filas de [email protected] [email protected] para exigir la renuncia del gobernador. ...Ahora han salido no sólo para protestar sino para construir. Redes de solidaridad, formas autónomas de comunicación y expresiones espontáneas de frustración y esperanza se han unido.” (americas.irc-online.org)

Marcha masiva en Oaxaca

Más de 20.000 personas marcharon hacia el centro del estado el 5 de noviembre exigiendo que la fuerza de 4.000 policías federales recientemente estacionada allí—ocupando la plaza que [email protected] manifestantes habían mantenido durante los últimos cinco meses—se retire de la ciudad. Un grupo de cerca de 400 personas lanzó piedras y botellas a la policía, la cual estaba fuertemente armada detrás de barricadas de alambre de púas, con cañones del agua, niveladoras y francotiradores en las azoteas de los edificios. Otras personas formaron una “cadena humana” entre la policía y [email protected] manifestantes. Prensa Asociada reportó el 7 de noviembre que “La mayor parte de [email protected] manifestantes vinieron de aldeas agricultoras para expresar su descontento por la pobreza que les fuerza a emigrar a los Estados Unidos.”

Ese mismo día, [email protected] manifestantes que apoyaban la marcha en Oaxaca interrumpieron la misa del domingo en la catedral metropolitana de la Ciudad de México. Prensa Latina reporta que la policía abrió fuego en la Universidad Autónoma Benito Juárez hiriendo a un estudiante.

El 6 de noviembre, cuatro bombas estallaron poco después de la medianoche en las oficinas del Partido Revolucionario Institucional, en el edificio del Tribunal Federal Electoral y en una rama del canadiense Scotiabank. Otras dos bombas sin explotar fueron encontradas; no se reportó ninguna lesión.

Mientras que algunos sospechan la mano de la derecha mexicana en los bombardeos, un mensaje de cinco grupos oaxaqueños asumió la responsabilidad, declarando, “Los responsables de la violencia social y política en nuestro país son la gente en el poder y con dinero que han desatado una guerra sucia neo-liberal contra el pueblo mexicano.” (Los Angeles Times, 7 de noviembre)

El Senado de México ha pedido a Ulises Ruiz que renuncie, pero él sigue rehusando dimitir.

Luchas unidas en solidaridad

A través del país de México varias luchas por la justicia están trabajando solidariamente.

El 20 de noviembre, día del aniversario de la Revolución Mexicana del 1910, Andrés Manuel López Obrador del Partido Revolucionario Democrático (PRD) será juramentado como presidente legítimo de México en una inauguración popular, después de unas elecciones manchadas de fraude y corrupción. La inauguración oficial de Felipe Calderón como presidente está señalada para el 1º de diciembre. La APPO ha anunciado que va a perturbar la inauguración del 1º de diciembre si las tropas no han sido retiradas de Oaxaca.

López Obrador ha nombrado ya su gabinete. Según la Convención Nacional Demócrata, incluye a Claudia Sheinbaum como encargada de la Defensa de Recursos Naturales, que incluye a la industria petrolera nacional para salvarla de los intentos de privatización por parte de empresas extranjeras, y a Raquel Sosa para encabezar el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, “que tendrá como prioridad la defensa de la educación gratuita, laica y pública en todos los niveles”.

Y continúa diciendo que “La historia nos ha enseñado sobre las acciones criminales por parte de los diferentes gobiernos de los EEUU, ayudados por sus cómplices en países como Guatemala, El Salvador, Cuba, Chile, Venezuela, la antigua Yugoslavia e Irak, mencionando sólo algunas de las naciones que han sufrido la intervención abusiva de la Casa Blanca. ... Es sumamente importante seguir con nuestros esfuerzos para contrarrestar los ataques de la mafia derechista y retrograda apoyada por las poderosas corporaciones e instituciones bancarias”.

El PRD ha anunciado que va a requerir de nuevo un voto en el Senado para remover los poderes ejecutivos y judiciales en Oaxaca, y publicará un nuevo reporte sobre las violaciones de los derechos humanos por el gobierno de Ulises Ruiz. (Prensa Latina, 6 de noviembre)

Mientras tanto, el Comité Clandestino Revolucionario Indígena del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), Sexta Comisión, emitió una exhortación el 31 de octubre para acciones a nivel nacional en solidaridad con el pueblo de Oaxaca, incluso el cierre parcial, total, o simbólico de carreteras, calles, y aeropuertos mexicanos; y un paro general nacional apuntado para el 20 de noviembre.

Protestas también siguen a través de los EEUU.

El Centro de Acción Internacional, basado en los EEUU publicó una declaración el 3 de noviembre condenando los ataques en Oaxaca agregando que: “Acusamos también al gobierno de los Estados Unidos de complicidad en este gran crimen por permanecer en silencio. Lo que no es de extrañar pues es el mismo gobierno que ha declarado una guerra contra el pueblo mexicano tanto en México como en su diáspora, al aprobar 2,2 miles de millones de dólares para construir una pared de apartheid entre los dos pueblos. Estados Unidos es el verdadero culpable de esta situación por su robo al pueblo mexicano que comenzara con la toma de sus tierras y se ha continuado con imposiciones económicas como el NAFTA que ha destruido la economía que sostenía a millares de familias forzándolas al exilio particularmente hacia los EEUU. ... Asimismo enviamos nuestra firme solidaridad al pueblo oaxaqueño desde el corazón del imperio.”


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :