Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Infantería de Marina masacró civiles de Haditha en Irak

Por John Catalinotto

En el primer año de la ocupación de Irak por los EEUU, algunas voces, incluso dentro del movimiento contra la guerra en los EEUU, decían que una retirada rápida de las tropas estadounidenses dejaría a Irak víctima de una guerra civil, de un caos general y de asesinatos y masacres al azar. Algunos presentaron esto como un argumento para que las fuerzas militares de los EEUU se quedaran.

Ahora, luego de más de tres años de ocupación militar continua por los EEUU, Irak está plagado de caos general y de lo que parecen ser asesinatos y masacres al azar, y algo que parece ser una guerra civil.

El presidente George W. Bush y el primer ministro Tony Blair están alabando al nuevo gobierno de Irak que se formó al fin luego de riñas amargas, cinco meses después de las elecciones. Sería ridículo si no fuera tan criminal.

La electricidad aún no funciona. Están produciendo petróleo a un nivel más bajo que antes de la guerra, y muchas de las ventas de este son hechas ilegalmente.

La misma policía de Irak lleva a cabo asesinatos masivos sirviendo los intereses de partidos políticos estrechos o de sectas religiosas, o simplemente sirviendo a sus propios intereses corruptos. Y [email protected] ira quíes [email protected] que tienen la oportunidad están tratando de emigrar, según los reportes de iraquíes y del New York Times del 21 y 22 de mayo.

Encima de esto, los militares estadounidenses, supuestamente la fuerza más disciplinada, lleva a cabo masacres desenfrenadas de civiles iraquíes. Según la última revelación, uniformados de la infantería de marina masacraron por lo menos a 16 iraquíes civiles, incluyendo niños, en la ciudad de Haditha en noviembre pasado.

Fuentes iraquíes consideran la masacre de Haditha una operación corriente del Pentágono. Es por eso que tantos iraquíes se unen a la resistencia. Lo que hace desta car esta acción, sin embargo, es que no solo se quejaron los iraquíes, sino que la prensa de los EEUU y el representante del congreso, Joseph Murtha, coronel retirado de la infantería de marina y veterano de la Guerra de Vietnam, expu sieron este crimen de guerra.

Los marines que asesinaron a los civiles, sostuvieron que estaban en medio de una batalla cuando pasó este suceso. Murtha, quien ha estado informado de la investigación militar del suceso, dijo el 18 de mayo: “No hubo ningún bombardeo. No hubo ningún aparato explosivo improvisado [AEI] que matara a esa gente inocente. Nuestras tropas reaccionaron exageradamente a causa de la presión que hay sobre ellos y mataron a civiles inocentes a sangre fría.”

La revista Time había reportado anteriormente que “los testigos presenciales dudan sobre la aserción de los militares, diciendo que cuatro de los iraquíes habían sido encerrados en un closet, y luego les dispararon.”

Tropas de ocupación cometen crímenes de guerra

Murtha es un miembro pro-militar del Congreso que ha empezado a oponerse a la ocupación de Irak por motivos tácticos. Representando una sección de oficiales del Pentágono, él expone su miedo de que el ejército se vaya a autodestruir si la ocupación continúa.

Murtha comprende la situación en que se encuentran las tropas estadounidenses, basado en su propia experiencia en Vietnam. En los lugares donde las tropas de ocupación se enfrentan a la resistencia popular y temen a todo el mundo, ellos disparan rápidamente, por miedo y por rabia. Así cometen crímenes de guerra.

Murtha no estaría de acuerdo con esta aserción, pero bajo esas circunstancias lo único honroso que pueden hacer las tropas estadounidenses en Irak es rehusar combatir contra la resistencia. De otro modo estas masacres de civiles van a continuar, igual como pasó en Vietnam. Algunas masacres seguirán por los ataques aéreos, como las bombas contra sospechosos “insurgentes” que caen en las casas de las aldeas.

Un ataque así acaba de ocurrir en Afganistán. El comandante Scott Lundy, hablando a nombre de la “coalición”, reportó un “gran éxito” al matar a “80 combatientes del Talibán” en un ataque el 21 y 22 de mayo en el pueblo de Azizi en la provincia de Kandahar. Esta aserción luego fue modificada pues fueron muertos 20 combatientes más 16 civiles, incluy endo niños, y otros 15 fueron heridos.

Blair entra a hurtadillas

Fue señal de la debilidad del nuevo gobierno iraquí que el viaje de Blair a Irak tuviera que ser llevado a cabo en secreto. Fue otra señal que los tres ministerios importantes encargados de la seguridad — el de Interior, de la Defensa , y del Consejo de Seguridad Nacional - no tuvieran nombramientos porque el nuevo Primer Ministro Nouri Al-Maliky no podía encontrar personas aceptables por todos los partidos en lucha.

Al-Maliky había prometido hace un mes que el gobierno se formaría en 24 horas. Ahora, después de haber creado ministerios gubernamentales suficientes para dar puestos a cada partido con varias personas elegidas, y proclamando un gobierno nuevo, él tuvo que nombrarse a sí mismo y a dos ayudantes para los puestos más importantes en base temporera.

Él propone llenar los puestos ordinarios de las fuerzas de seguridad con las milicias de los varios partidos y sectas—es decir, con las fuerzas acusadas con sobrada razón de ser “escuadrones de muerte”. Cada puesto es cuidadosamente nombrado fijándose en cuál partido y cuál secta pertenece la persona.

No obstante, tanto Blair como Bush exaltaron el nuevo gobierno como una victoria para la democracia en el Medio Oriente y especialmente una victoria para su invasión injustificada y criminal de Irak.

A pesar de las alabanzas de los dos líderes imperialistas, ellos no esperan resultados rápidos. Según un informe de Prensa Asociada, la Casa Blanca no espera una retirada rápida de las tropas. “No vamos a mirar nuestros relojes y decir, toca la hora de irnos,” dijo Tony Snow, secretario de prensa de la Casa Blanca, el 23 de mayo.

El General Peter Pace, presidente de la junta de jefes militares, lo había expresado aún más brevemente una semana antes cuando un comité del Senado le preguntó si las tropas podrían retirarse completamente de cualquiera de las 18 provincias de Irak dentro de los próximos tres meses.

“No, señor,” respondió Pace.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :