Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Gobierno de EE.UU. pone en riesgo a bebes de inmigrantes

Por Kathy Durkin

Imagínese que su bebé de tres semanas de [email protected] tiene fiebre alta o una fuerte tos, o no está ganando peso. Pero usted tiene mucho miedo de [email protected] al doctor/a para que la examinen y le den tratamiento.

Esta es la realidad de muchas familias que viven en este país. Si los padres son inmigrantes, sus temores están más que bien fundados.

Los Centros de Servicios de los Programas de Medicare y Medicaid (CMS por las siglas en inglés) impusieron una decisión arbitraria y malévola en el mes de julio dirigida claramente a las familias inmigrantes. Los centros ordenaron a todos los estados cesar automáticamente la cobertura de ayuda médica para los recién nacidos de padres documentados que han residido en los Estados Unidos por menos de 5 años y para [email protected] bebés de padres indocumentados.

Los CMS son parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Esta agencia, la cual debería estar promoviendo el cuidado de la salud para todos, declaró que estos padres inmigrantes deben solicitar ayuda de Medicaid para cada recién nacido. Ellos deben proveer documentos que comprueben la ciudadanía y la identidad del bebé aunque estas criaturas son automáticamente reconocidas como [email protected] si son nacidos aquí e incluso cuando los gastos del procedimiento médico fueran cubiertos por el Medicaid de “emergencia”.

Los padres también deben proveer información sobre su elegibilidad e ingresos. Hasta que estos documentos no sean presentados, los bebés no podrán recibir ayuda del Medicaid. En algunos estados para poder obtener una copia del certificado de nacimiento u otra prueba de la ciudadanía de la criatura o la aprobación del Medicaid, se puede tomar semanas o meses. Y después de todo eso, para muchos la ayuda se demorará o les será negada.

Los CMS citaron la ley que el Presidente George W. Bush firmó por medio del Acta para la Reducción de Déficit (ARD), en febrero del 2006. Esta ley requiere que todos provean pruebas de ciudadanía e identidad cuando busquen o quieran renovar los servicios del Medicaid. Aunque esto fue claramente una regulación totalmente en contra de [email protected] inmigrantes, se puede usar también para negar ayuda a otras personas oprimidas que no tengan pasaporte o certificados de nacimiento. Sobretodo, [email protected] ancianos nacidos en las áreas rurales están en riesgo.

Antes de la declaración de julio, Medicaid automáticamente cubría a [email protected] infantes [email protected] en los Estados Unidos a padres de bajos ingresos, hasta que [email protected] infantes cumplieran su primer año de edad, especialmente cuando Medicaid pagaba los gastos del parto.

Sara deLone, quien reporta desde el Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas, dice que en el ARD no hay estipulación que termine automáticamente los servicios de Medicaid para [email protected] infantes en su primer año de vida.

Al basar la negación de los servicios de Medicaid para los infantes en el estatus migratorio de sus madres, los CMS han formulado una política discriminatoria que niega el cuidado de la salud para [email protected] infantes. Esta política claramente refleja la discriminación y el racismo contra [email protected] inmigrantes de muchos en el gobierno de los Estados Unidos. Esto es un acto de puro hostigamiento y terror dirigido a [email protected] [email protected] inmigrantes y sus familias.

Intento de intimidar

Forzar a los padres a llenar formatos para recibir Medicaid para sus infantes en oficinas gubernamentales donde pueden ser [email protected] a las autoridades del servicio de inmigración es claramente una intimidación. Por supuesto algunos padres, temiendo al hostigamiento o a la posibilidad de deportación, se cohíben de hacer los trámites de solicitud y documentación.

Ahora el gobierno federal está incrementando las presiones a los estados para que implementen estos terribles reglamentos.

Rosita Romero, directora ejecutiva del Centro de Desarrollo para Mujeres Dominicanas, dijo a Mundo Obrero: “Esta es una política ultrajante y cruel. Dice que no estamos preocupados por el bienestar de los más vulnerables. ¿Cómo puede un gobierno negar el cuidado de salud a un bebé? Esto rechaza uno de los derechos humanos más básicos por falta de documentos legales. Esto es simplemente inaceptable”.

El consistente cuidado de la salud es crucial en el primer año de vida. Creando obstáculos para recibir cobertura de Medicaid puede dañar a [email protected] infantes, especialmente quienes más necesitan cuidado de salud. Dado el alto costo hoy día, muchos padres que están desesperadamente preocupados sobre la salud de sus [email protected] simplemente no pueden pagar el tratamiento médico.

[email protected] [email protected] de servicios de salud y grupos de apoyo están [email protected] porque muchos bebés no recibirán el cuidado de salud necesario, como por ejemplo inmunizaciones, atención medica preventiva y cuidado para el mantenimiento de la buena salud, y que por lo tanto problemas como el bajo peso al nacer y defectos de nacimiento puedan quedar sin recibir atención médica. O que problemas agudos o crónicos pueden empeorar sin una atención inmediata. Muchos están pidiendo que los estados mantengan automáticamente la cobertura de Medicaid para [email protected] infantes

La enfermera-comadrona Ellen Catalinotto explicó: “Los primeros meses de vida son críticos. La tasa de mortalidad infantil es más alta durante las primeras 28 horas de vida”. Hay que examinar a [email protected] bebés a las dos semanas de edad y se requieren varias visitas más a la clínica durante el primer año de vida. Ella enfatizó que estos reglamentos nuevos pueden impedir que un bebé reciba el tratamiento médico si se presenta un problema durante este período tan vulnerable.

El Medicaid proteje a 25 millones de niñ@s en los EEUU, incluso un 60 por ciento de [email protected] [email protected] de familias de bajos ingresos e infantes de menos de un año de edad. Este programa es crucial para las familias pobres en los Estados Unidos que lo necesitan para poder obtener cuidado médico para sus infantes; la inscripción automática lo hace mucho más accesible.

Negar este cuidado de salud a los decenas de miles de recién [email protected] a padres indocumentados en los Estados Unidos todos los años es moralmente inaceptable. En este, el país más rico del mundo, el cuidado de la salud debía estar garantizado y proporcionado a [email protected] [email protected] niñ@s. Debe ser un derecho reconocido por el simple hecho de haber nacido.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :