Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Su fuerza dice: ‘Somos [email protected], no criminales’

Inmigrantes protestan con fuerza de 2.000.000

Por Betsey Piette y LeiLani Dowell

Como una gigantesca ola que cubrió a todo el país, inmigrantes [email protected] e [email protected] y sus [email protected] salieron a protestar con una fuerza de más de dos millones de personas en demostraciones que ocurrieron en 140 ciudades el 10 de abril, día que se nombro el Día Nacional de Acción Sobre los Derechos de los Inmigrantes. Su impacto se sintió en las calles y en los lugares de trabajo.

La demanda principal era la legalización de 11 a 12 millones de [email protected] [email protected] que viven en los Estados Unidos, un paso a la ciudadanía, la protección de los derechos de los [email protected] y la habilidad de reunir a sus familias. [email protected] manifestantes gritaban, “¡Ni un paso atrás!” Este nuevo movimiento masivo ahora planea un boicot y una huelga para el 1 de mayo.

Lo substancial de este movimiento histórico fue especialmente evidente en la cantidad de protestas que se dieron en lugares donde no hubieron manifestaciones previas y que además se dieron durante un día de trabajo.

Los oradores en varias acciones inclu yeron a más sindicalistas y líderes de las comunidades negras que antes, junto a políticos, líderes religiosos y representantes de los trabajadores indocumentados.

El 11 de abril el periódico, Wall Street Journal dio a conocer el impacto de las protestas sobre la economía. “las industrias de la carne, la construcción y de ventas al detal—especialmente en el sur y en el medio oeste—estuvieron entre las más afectadas por el absentismo porque [email protected] [email protected] participaron en las protestas... Las manifestaciones y sus efectos sobre los negocios, podrían indicar lo que podría ser un boicot nacional mucho más grande planeado para el 1 de mayo.”

Grandes manifestaciones también se dieron lugar el 9 de abril en varias ciudades. Tanto como medio millón de personas marcharon ese día en la manifestación más grande por los derechos civiles en la historia de Dallas. “Este es el primer movimiento social real, de las bases en el siglo 21,” dijo José Ángel Gutiérrez, un activista por muchos años. “Los mexicanos y otros inmigrantes latinos están saliendo y diciendo, ‘Ustedes no nos están invitando a la mesa, por lo tanto nos tomamos las calles.’”

Como muchos otros que participaron en la marcha del domingo, Gutiérrez dijo que él no iría a trabajar el lunes.

Otra marcha de 30.000 personas se dio en Fort Worth. En Dalla y en Carolina del Norte, grupos de inmigrantes instaron a un boicot económico al siguiente día para mostrar su impacto financiero.

En Houston, el 10 de abril, grupos de trabajadores aún con sus uniformes puestos, simplemente dejaron sus puestos de trabajo a medio día para participar en la marcha de 10.000. Un grupo de trabajadores de la Halliburton marchaba junto a trabajadores de una compañía embotelladora de agua. Detrás de ellos estaba el Consejo Pakistano-Americano de Texas. Había banderas de México, El Salvador, Honduras y Palestina, junto con la bandera de los Estados Unidos y mantas y camisetas con citas de Emiliano Zapata, líder de la Revolución Mexicana de 1910: “Es mejor morir de pie que vivir de rodillas.”

San Diego nunca ha visto algo como esto,” dijo Bob McCubbin, organizador miembro del Partido Workers World/ Mundo Obrero. Las protestas consistían de familias, jóvenes estudiantes, organizaciones laborales, grupos comunitarios, profesores y activistas, pero mayormente fue la clase trabajadora latina. El evento histórico, calculado en 50.000 participantes, sucedió a una semana después de que varias huelgas estudiantiles se llevaran a cabo en la cual resultó el arresto de varios jóvenes y el hostigamiento de sus familias.

En total más de 21 ciudades en Cali fornia tuvieron manifestaciones organizadas, incluyendo una frente al edificio federal de San Ana al medio día y vigilias en el Valle San Fernando y en el centro de Los Ángeles.

En Atlanta, la Marcha por la Dignidad el 10 de abril con por lo menos 60.000 participantes fue la más grande de las protestas en la historia reciente de esta ciudad. El Reverendo Timothy McDonald y James Orange, dos de los más prominentes líderes negros en Atlanta, pidieron la unidad entre todos aquellos marginados por el sistema y aplaudieron la lucha de los inmigrantes por sus derechos.

Dianne Mathiowetz del Centro de Acción Internacional describió la escena: “La gente llegaba de todas las direcciones—familias completas con niños pequeños y bebés en carruajes, grupos de hombres vestidos con sus ropas de pintores, electricistas, jardineros, etc. La gente salía de sus casas cuadra por cuadra y caminaba millas [para llegar a la demostración]. El tráfico en el área estaba totalmente obstruido con gente buscando lugares para estacionarse.

Los organizadores reportaron que 500.000 manifestantes se reunieron frente al Monumento Nacional en Wash ington D.C. La gente simplemente salió masivamente de las comunidades. [email protected] manifestantes marcharon de las estaciones de autobuses en la frontera de D.C. y Mary land hacia la ciudad. Muchos jóvenes también dejaron sus escuelas en Virginia, Mary land y el distrito para unirse a la protesta.

Sharon Black lo describió de esta manera. “En muchos de los jóvenes que participaron en la marcha uno podía claramente percibir el sentido de liberación y de poder. La mayoría eran de la comunidad salvadoreña de Washington, D.C. Muchos manifestantes llegaron directo de sus trabajos—trabajadores de la construcción con sus botas enlodadas, [email protected] de limpieza y mantenimiento con sus uniformes, enfermeras, [email protected] con sus camisetas de sus escuelas.

“Desde el puente que está sobre la calle 16, los transeúntes paraban para saludar a la multitud y gritar con ellos. Frente a la Asociación Nacional de Educación un grupo de cien partidarios salió a mostrar sus pancartas en apoyo. [email protected] [email protected] de oficinas a lo largo de la ruta también les saludaron en apoyo. Un grupo llamado Árabes por los Derechos de los Inmi grantes, colgaron sus pancartas desde sus oficinas para apoyarles. En la esquina de la calle 16 y la calle I, un grupo de trabaja dores asiáticos se unió a la marcha.”

En Filadelfia, el parque Love, se llenó más allá de su capacidad de 7.000. Activistas por los derechos de [email protected] inmigrantes, estudiantes y sindicalistas se reunieron allí a la hora del almuerzo. Otras marchas que llegaban de la comunidad china y la comunidad mexicana se unieron. Entre los oradores estuvieron los representantes de la Asociación China-Americana Hoyu; el Sindicato de Trabajadores de Kaoli; el Consejo Africano y Caribeño; Asiático-Americanos Unidos; varias organizaciones latinas pro inmigrantes; la Coalición del Clero Negro de Penn sylvania; líderes sindicales y grupos estudiantiles.

La fuente central del parque estaba rodeada de mantas coloridas; [email protected] [email protected] tocaban sus instrumentos en una esquina mientras que mariachis cantaban entre la multitud. [email protected] organizadores pidieron a los participantes que participaran en la próxima ronda de acciones el 1 de mayo y los participantes tomaron los volantes anunciando la protesta del 1 de mayo.

El sitio de la protesta en St. Paul, Min ne sotta, estaba tan lleno con los 30.000 participantes que se reunieron ante el capitolio que muchos no pudieron escuchar los discursos. Pero el mensaje fue claro. [email protected] [email protected] incluyeron a inmigrantes Hmong y africanos junto a una mayoría de [email protected] Exigieron una reforma inmigratoria comprehensiva y desafiaron la ley Sensenbrenner HR4437.

Más de 125.000 personas se manifestaron frente al ayuntamiento en el centro de la Ciudad de Nueva York, inclu yendo un contingente de 7.000 organizado por Comunidades Inmigrantes en Acción, una coalición que incluye muchas organizaciones anti-imperialistas y en pro de liberación nacional, incluyendo CAAAV— Organizar a Comunidades Asiáticas, DAMAYAN—Asociación de [email protected] Migrantes, DRUM—Desis Levantándose y Moviéndose, y la Coali ción Filipina Justicia para los inmigrantes (Foro Filipino, Anakbayan NY/NJ). El contingente de Comunidades Inmigrantes en Acción incluyó también representantes de las organizaciones lesbiana / gay / bi / trans, incluyendo el Proyecto Audre Lorde, GayMen’s Health Crisis, Fabulous Independent Educated Radicals for Com munity Empowerment (FIERCE), y Homo sexuales para la Justicia Racial y Económica.

En Miami unos 7.000 manifestantes se reunieron en el centro de la ciudad el 9 de abril, llenando la plazoleta fuera del Centro Gubernamental y obstaculizando las calles a causa de su marcha a la Antorcha de la Amistad en el Biscayne Boulevard. Fue la marcha más grande en pro de los derechos de inmigrantes en Florida de Sur desde que el Senado empezó su debate sobre la revisión de las leyes sobre inmigrantes el mes pasado.

En una demostración asombrosa de desafío, valentía, orgullo y dignidad, mucho más de 10.000 inmigrantes y sus aliados manifestaron en Boston desde el Commons a Copley Square el 10 de abril con mítines en los dos sitios. Auspiciada por la Coalición de Massachusetts sobre la Inmigración y Refugiados, las demandas principales eran “Legalización sí, no a la criminalización” y “No a la legislación racista.” Una agrupación amplia de contingentes multinacionales de países afri canos, y también de Asia, el Caribe, Eur opa, América Latina y el Medio Oriente, participó en las acciones. [email protected] llevaron banderas de sus patrias y hermosos estandartes multicoloreados.

Delegaciones laborales grandes de los Service Employees y UNITE HERE participaron además de los Food and Com mercial Workers y los Steelworkers Local 8751, el sindicato de los conductores de los autobuses escolares. La gente gritaba y llevaba carteles que leían “¡La lucha obrera no tiene fronteras!” y “Somos [email protected], no criminales.” Según el Centro de Estudios del Mercado de Trabajo en la Universidad Northeastern, Massachusetts tiene la séptima población más grande de inmigrantes [email protected]—cerca del 14 por ciento de [email protected] [email protected] residentes—y aproximadamente 200.000 trabajador[email protected] sin documentos viven en el estado.

[email protected] [email protected] de la “Marcha por la Dignidad” en Salt Lake City dijeron que aproximadamente 40.000 personas asistieron a la marcha y mítin el domingo pasado, un número verdaderamente histórico ya que el número estimado de inmigrantes no [email protected] en Utah es solamente 90.000. Tony Yapias del Proyecto Latino de Utah, quien empezó a organizar la marcha apenas dos semanas antes con su grupo, estuvo asombrado por la cantidad de participantes. [email protected] [email protected] habían distribuido volantes en los clubes latinos de baile, mercados y escuelas del sur de Utah a Wyoming. “Sabíamos que había interés pero no tuvimos nin guna idea de cuántas personas vendrían,” dijo Yapias.

En Birmingham, Ala., 4.000 manifestantes marcharon desde el Parque Linn al Parque Kelly Ingram, el sitio histórico del movimiento para los derechos civiles donde la policía atacó a [email protected] niñ@s afro [email protected] con mangueras de bom beros en 1963. Se llamó por un plan comprensivo de reforma de inmigración que proveyera a [email protected] inmigrantes no [email protected] una manera de conseguir la ciudadanía, protección de [email protected] y visas para todos miembros de la familia.

El pastor Darrell Wilson del Concilio de Liderazgo Cristiano del Sur en Bir ming ham, asoció el movimiento histórico para los derechos civiles y la lucha de hoy en día para los derechos de los inmigrantes, diciendo “Aquí ustedes se levantan para ustedes. Levántense para [email protected] Y más que todo, levántense para sus [email protected]

En otras partes, en Boise, Idaho, 4.000 personas se manifestaron. También hubo demostraciones en Des Moines, Iowa, Omaha, Nebraska, y en Pittsburgh, donde se congregaron manifestantes frente a la oficina del Sen. Arlen Specter. Yinka Aganga Williams que se mudó a los Estados Unidos desde Nigeria hace seis años, se unió al grupo al frente de la oficina de Specter, diciendo, “Este país fue construido por inmigrantes, especialmente Pittsburgh.”

En Jackson, Miss., 500 manifestantes cantaron “We Shall Overcome” en español. En St. Louis, miles se pararon en silencio por un minuto el domingo para recordar a los que se han muerto tratando de llegar a los Estados Unidos.

En Arizona más de 50.000 manifestantes salieron en Phoenix, mientras que unos miles más se manifestaron en Tuc son. En Champaign, cientos de manifestantes marcharon por una calle muy transitada hasta el campus de la Uni versidad de Illinois con letreros que llevaban el mensaje “Los Peregrinos no tenían tarjetas verdes”. Manifestantes también protestaron en Portland, Maine, y Harrisburg, Pa.

Un grupo estimado en 3.000 personas se manifestó en Garden City, Kan., una comunidad de agricultores en la parte suroeste de ese estado donde hay menos de 30,000 habitantes. Mítines en Dodge City, Kan. y Schuyler, Neb., tuvieron un impacto notable en la producción de la Corporación Excel, el segundo productor más grande de carne de res en la nación, a causa de la ausencia de [email protected] que asistieron a las demostraciones.

Unos 25.000 [email protected] inmigran tes y sus grupos de apoyo se manifestaron frente al Edificio Federal en Seattle. El Ejecutivo del Condado Ron Sims, un afro-americano, dijo a [email protected] manifestantes que algo como 20 por ciento de los habitantes de Seattle nacieron en otro país, enfatizando la demanda por los derechos civiles completos para [email protected] Mani fes taciones enormes también tuvieron lugar en las ciudades de Portland y Salem, Ore.

Más de 2.000 personas se manifestaron frente a la oficina del Rep. Peter King en Massapequa Park, en los suburbios de Long Island, N.Y. King es el co-autor del cruel proyecto anti-inmigrante HR4437. [email protected] aplaudieron cuando el miembro de la Coalición el Primero de Mayo, Carlos Canales, pidió apoyo para el “Paro del Primero Mayo,” la huelga del Primero de Mayo para apoyar los derechos de [email protected] e inmigrantes. “Ese será ‘un día sin inmigrantes’ en la economía estadounidense,” dijo Saúl, un trabajador de fábrica y un organizador del Workplace Project en Hempstead. Luego tomó el altoparlante y gritó,

“King, escucha, ¡estamos en la lucha!”

Estudiantes salieron de sus clases en McNair Academic High School en Jersey City, NJ una hora antes que las clases terminaran oficialmente, gritando, “Sí se pue de”, “Las escuelas son prisiones” y “El pue blo unido jamás será vencido”.Las familias de [email protected] estudiantes vinieron de muchos países incluyendo México, Repú blica Domi nicana, Puerto Rico, Palestina, Egipto, India, Pakistán, Bangladesh y las Filipinas. Se unieron a [email protected] [email protected] y [email protected] Las madres de [email protected] estudiantes que se salieron de sus clases estaban presentes en solidaridad con sus [email protected]

Más de 4.000 personas asistieron a una asamblea en el Parque del Estado de Libertad situado entre Ellis Island, el punto de entrada de millones de inmigrantes, la mayoría de Europa, al comienzo del siglo 20, y la Estatua de Libertad.

Imani Henry, Bob McCubbin,
Dianne Mathiowetz, Sharon Black, Bryan Pfeifer, Gloria Rubac, Jim McMahon, Heather Cottin, Monica Moorehead and Pat Hilliard
contribuyeron
a este artículo.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :