Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

Volviéndose rico con la ‘Seguridad de la Patria’

(‘Homeland Security’)

Por Deirdre Griswold

No les tomó mucho tiempo. Muchos de los de la ganga que rápidamente tomaron puestos en la nueva agencia de “seguridad de la patria“, cuando la administración de Bush andaba tramando la invasión contra Irak, ahora se están volviendo ricos como ejecutivos y consultores para compañías que venden su pericia y dispositivos “antiterroristas” al gobierno.

“Por lo menos 90 oficiales del Depart amento de Seguridad de la Patria (Depart ment of Homeland Security, DHS) o del Despacho de la Casa Blanca para la Seguridad de la Patria -incluyendo al ex secretario del departamento, Tom Ridge; al ex subsecretario, el almirante James M. Loy; y al ex subsecretario, Asa Hutch in son- ahora son ejecutivos, consultores o cabilderos para compañías que colectivamente hacen miles de millones de dólares en contratos de seguridad nacional”, escribió Eric Lipton en una serie de dos partes intitulado “Seguridad de la Patria, SA” publicada en el New York Times a partir del 18 de junio.

“Más de dos terceras partes de los ejecutivos en los rangos más altos del departamento durante sus primeros años han pasado por la puerta giratoria”, dijo el primer artículo.

Y están recibiendo una generosa recompensa de las compañías que quieren su pericia y sus contactos. Carol A. DiBattiste incrementó su sueldo por un 600 por ciento cuando en apenas un mes, salió de su puesto como administradora asistente de la Administración de Seguridad del Trans porte y tomó un puesto en la empresa Choice-Point, una compañía contratada por el Departamento de Seguridad de la Patria.

Ridge, el ex gobernador de Penn syl vania que firmó la orden de ejecución de Mumia Abu-Jamal fue elegido por Bush para ser el primer secretario del DHS. El año pasado, tres meses después de haber renunciado a ese puesto, Ridge se unió a la junta directiva de la empresa Savi Technology, “fabricante de equipos para la identificación por frecuencias radiales que el departamento promocionó mientras él era secretario”. Ahora Lockheed Martin, un enorme contratista militar, está en el proceso de comprar a Savi Technology. Se espera que Ridge gane enormes sumas por la venta de las opciones de acciones que adquirió antes de la venta de la empresa, dice el Times.

Hutchinson comenzó a trabajar en Venable LLP, “una firma de abogados y cabilderos basada en Washington que representa a importantes contratistas de seguridad nacional como Lockheed Martin”, un día después de haber dejado su posición como subsecretario para asuntos fronterizos y del transporte. Ahora tiene sus manos en compañías que producen o venden: software para la extracción de datos, tecnología para la identificación de huellas digitales y drogas contra la radiación.

Los artículos proporcionan muchos ejemplos más de ex oficiales que han saltado de sus puestos en la “seguridad nacional” hacia puestos lucrativos en industrias que les habían cabildeado.

¿Por qué no están encarcelados estos ex oficiales? La ley federal prohíbe a ex oficiales de la rama ejecutiva el negociar puestos futuros con compañías que ellos supervisan. También prohíbe que cabil deen a ex colegas o subordinados en el gobierno por lo menos durante un año después de salir del puesto gubernamental. Pero, dice el artículo, “por medio de lagunas en la ley, incluso una escrita por ejecutivos en el departamento para facilitar su entrada en el mundo empresarial, frecuentemente es muy fácil para los ex oficiales hacen precisamente eso”.

La puerta giratoria entre oficiales de Washington y ejecutivos de corporaciones o cabilderos no es nada nuevo. Así es como funcionan todos los gobiernos capitalistas. Pero el descaro de aquellos que llevaron la cubierta de “seguridad nacional” tiene pocos paralelos en la historia moderna, dice el Times.

Para [email protected] que se preocupen porque espías del gobierno puedan estar inspeccionando su cuenta bancaria, interceptando sus líneas telefónicas, o leyendo su correspondencia electrónica, deben acordarse de esto: la represión del estado está guiada no sólo por el temor de “terroristas” sino por el motivo más poderoso entre todos en el sistema capitalista-la codicia corporativa.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :