Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

[email protected] pobres de Haití dicen que Préval, aliado de Aristide ganó

Por G. Dunkel

El 13 de febrero el pueblo pobre de los vecindarios en Puerto Príncipe y sus alrededores estaba quemando neumáticos y erigiendo barricadas en protesta de lo que veían como una manipulación del conteo de votos en los comicios presidenciales. Testigos dijeron que las fuerzas de ocupación MINUSTAH mataron a un manifestante en el barrio de Tabarre.

La gente pobre y trabajadora tenía su candidato René Préval, para las elecciones presidenciales del 7 de febrero y no iban a dejar que una ocupación militar extranjera, o las amenazas de ahogar la votación en sangre, algo que ha pasado más de una vez en Haití, ni los engaños sucios de un gobierno brutal impuesto por las fuerzas de los EEUU, Francia y Canadá previnieran que votaran.

Reportes del 10 de febrero desde Haití informaron que Préval tenía una ventaja sobre los demás candidatos de más de un 50 por ciento entre los 32 candidatos. Parecía que él iba a ganar sin la necesidad de una segunda ronda, pero al anochecer del día 11 de febrero, la comisión electoral anunció que el total de votos para Préval había caído por debajo de un 49 por ciento. Pocos creyeron en el reporte, especialmente después de que un diagrama había sido publicado mostrando Préval con un 52 por ciento de los votos. Ninguno de los otros candidatos sacó más de un 12 por ciento del voto total.

Préval mismo dijo en una conferencia de prensa en Puerto Príncipe el 14 de febrero, “Estamos convencidos de que un fraude masivo ha manchado el proceso electoral”.

Préval ganó un 90 por ciento de los votos en Cité Soleil, uno de los barrios más pobres en Haití, y un 70 por ciento del voto en Petionville, vecindario donde mucha gente adinerada vive al lado de [email protected] [email protected] que les sirven.

Mucho antes de las 6 de la madrugada, hora en que abrieron las urnas, decenas de miles de personas habían pasado por las puertas de las murallas que rodean a Cité Soleil rumbo a los lugares de votación. El gobierno ilegal que actualmente tiene el poder conjuntamente con las fuerzas militares de la ONU que ocupan Haití decidió que era demasiado peligroso establecer lugares de votación en Cité Soleil. Si los lugares de votación estaban cerrados, las masas las abrían. Donde ya estaban abiertos, la gente esperaba en largas filas por su turno para votar.

Adonde la población la era impedida votar, se manifestaban, protestaban, y ponían presión intensa en los oficiales electorales para que encontraran alguna manera de abrir los lugares de votación. Un haitiano pobre le dijo a Reuters, “Tengo 46 años y nunca he tenido trabajo. ¡Pero por lo menos debería poder votar!”

La intensa presión ejercida sobre los oficiales electorales les obligó a dejar abiertos los lugares de votación cuatro horas después de la hora que iban a cerrarse, y a adoptar la regla de que ningún lugar de votación cerraría mientras quedara alguna persona en la fila. Más del 50 por ciento de [email protected] votaron.

En Gros Morne, un pueblo pequeño y muy pobre en el noroeste de Haití, un policía mató a balazos a una persona que esperaba para votar. Las otras personas que estaban esperando y vieron el suceso, sacaron sus machetes — herramienta común usada por los trabajadores del campo en Haití — y mataron al policía. La votación continuó.

Préval dijo en su plataforma electoral que permitirá el regreso del Presidente Jean-Bertrand Aristide. También promete establecer un programa de alfabetización del pueblo, y tomar pasos inmediatos para mejorar la agricultura de Haití, donde trabajan dos-terceras parte de la población haitiana. La alfabetización es una cuestión de gran importancia porque mucho más de la mitad de [email protected] [email protected] [email protected] [email protected] no pueden ni leer ni escribir.

No es probable que el partido de Préval, Lespwa, vaya a ganar una mayoría en el parlamento, hecho que lo coloca aún más en una posición defensiva respecto a sus oponentes políticos, la mayoría de los cuáles son burgueses ricos que apoyaron los golpes contra Aristide.

Préval, un hombre de negocios que manejaba una panadería en Port-au-Prince, estudió agronomía en Bélgica y trabajó en Wall Street en Nueva York como mensajero y portero antes de regresar a Haití. Fue el primer ministro en el primer gobierno de Aristide, lo siguió al exilio, y luego fue presidente entre el primer y el segundo término de Aristide. Algunos sectores del Partido Lavalas de Aristide han apoyado a Préval. Fr. Gérard Jean-Juste, por ejemplo, recientemente respaldó a Préval.

Si Préval es elegido en la primera ronda, no se espera que traiga cambios significativos de la vida cotidiana en Haití. Pero es obvio que ni los Estados Unidos ni las fuerzas derechistas en Haití que derrocaron al gobierno de Aristide, lo quieren en la presidencia. Pero ya es evidente que la mayoría de la población pobre está lista para luchar por el derecho de Préval a asumir la presidencia.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :