Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

[email protected] declaran que la Revolución Bolivariana avanza

Por Berta Joubert-Ceci
Caracas, Venezuela

Delegaciones internacionales en visita por Venezuela para el Tercer Encuentro de Solidaridad con la Revolución Bolivariana del 13 al 17 de abril tuvieron la oportunidad de ver por sí mismas cómo [email protected] [email protected] están participando en la transformación de este país.

Este evento conmemora el fallido golpe que se dio en abril del año 2002, cuando el Presidente Hugo Chávez fue secues trado por la oligarquía bajo instrucciones y colaboración de Washington. Por miles bajó el pueblo marchando desde las lomas y vecindades hasta el Palacio Presiden cial—una ola sin fin de rabia y determinación para liberar a su presidente.

[email protected] lo devolvieron a su oficina en menos de 48 horas, con la ayuda del sector progresista del ejército.

Se puede ver claramente que este compromiso con la Revolución Bolivariana, la cual finalmente ha incluido al pueblo y ha elevado su nivel de vida y su dignidad, es hoy aún más firme.

La reunión del año pasado ilustró la firme determinación de Chávez para elevar la calidad de vida del pueblo, en particular de la de los más pobres, por medio de Misiones especiales, o proyectos alternativos de salud, educación y empleo.

La Revolución se encuentra
en una encrucijada crítica

La reunión de ese año tiene un significado excepcional. La revolución se encuentra en una encrucijada crítica. Esta ha incrementado tremendamente su base de apoyo, habiendo sido ratificada por nueve procesos electorales. También ha sobrevivido innumerables campañas de desestabilización dirigidas por el gobierno de los Estados Unidos, tanto dentro del país como mundialmente por medio de campañas hostiles de los medios de comunicación.

La hora ha llegado cuando el avance del proceso ha llegado a una confrontación directa con la burguesía venezolana y con las relaciones de propiedad que apoyan sus enormes privilegios.

Las contradicciones son tan agudas que solo existen dos posibles opciones: dar paso atrás o seguir hacia delante. El dina mismo de la revolución no permite quedarse estática.

Desde que lograron su meta de liberar a Chávez, las masas han aprendido mucho en poco tiempo. Su conciencia política ha avanzado al reconocer su poder. ¿Cómo podrían retroceder?

El camino hacia delante ya ha sido definido por el mismo Chávez: la Revo lución Bolivariana tomará el camino glorioso hacia el Socialismo. Él anunció esto por primera vez en una conferencia de prensa en enero durante el Foro Social Mundial en Brasil y desde entonces lo ha repetido muchas veces.

Chávez anunció el 13 de abril durante la apertura del evento de este año en el Teatro Teresa Carreño que, “Después de muchas reflexiones y leer y releer sobre el mundo, me he convertido en socialista.” Esto se recibió con mucho calor por [email protected] [email protected] [email protected], estudiantes, oficiales del gobierno y visitantes internacionales, juzgando por el aplauso prolongado que siguió a esta declaración.

Esta declaración que cerró la ceremonia de inauguración, era precedida por la frase “y por si esto no fuera poco…” enumer ando Chávez los muchos adelantos de la Revolución, avances que ponen ner vioso al gobierno estadounidense y a sus corporaciones, en particular a las com pañías petroleras.

Listos para defender la revolución

Los avances mencionados fueron muchos. Entre estos está la activación de la Reserva Militar de 200.000 miembros compuesta por mujeres y hombres de todas las edades para defender la patria. Esta será aumentada a 2 millones en los próximos meses. Venezuela sabe que es uno de los blancos en la mira del Pentá gono y por eso está preparando la reserva en todos los rincones del país—desde la región del Apure donde los reservistas patrullan a caballo hasta los pueblos indígenas en la selva amazónica. Como dijo Chávez, “La Revolución está avanzando, y conforme avanza, también avanzan las amenazas.”

Chávez habló extensamente sobre la cuestión del petróleo. Venezuela tiene las reservas petroleras más grandes del mundo, dijo, y son éstas el interés principal de los Estados Unidos. El petróleo hoy está siendo manejado por la revolución para beneficio y ventaja del pueblo y no para las ganancias de las compañías petroleras de los Estados Unidos, como era durante gobiernos anteriores. Las compañías extranjeras finalmente están pagando sus impuestos. El robo del petróleo y sus derivados no será permitido más en Venezuela.

Las compañías pagaban una cifra irrisoria por el alquiler de la tierra que ocupaban, solo unos centavos por hectárea al año. Las regalías eran tan bajas como el uno por ciento por el petróleo crudo pesado. Esto se ha subido hasta el 16 por ciento, y bajo una nueva ley, se aumentó a un 30 por ciento con la posibilidad de que suba aún más. Una investigación por el gobierno bolivariano descubrió que las empresas extranjeras no estaban pagando ningún alquiler por la tierra. Ahora este robo va a terminar.

Chávez también habló sobre las relaciones comerciales con otros países. Venezuela le suministrará a la Argentina, un país cercano, petróleo por primera vez en 100 años. Le suplirá 8 millones de barriles de combustible al año a cambio no de dinero, sino de vacas preñadas, equipo médico nuclear para el tratamiento de cáncer y maquinarias agrícolas.

“Acuerdos similares han sido establecidos con Cuba, Jamaica, Uruguay, Para guay y muchos otros países del Caribe y Centroamérica”, dijo Chávez. “Ahora tenemos un acuerdo estratégico con China, para suministrarle petróleo, y con India”.

Explicó que Venezuela, junto a Brasil, “fundará Petroamérica, una agrupación de empresas petroleras; y pronto nacerá Petrocaribe en la región caribeña”.

También mencionó la nueva iniciativa de Telesur, una red de televisión basada en Caracas y en otros países suramericanos. Venezuela también está proponiendo un “Banco del Sur” para “romper las cadenas opresivas del imperialismo económico del FMI y del Banco Mundial”.

No es necesario destacar que la CIA está operando 24 horas al día para destruir la revolución. Sin embargo, la voluntad política de las masas está progresando a pesar de ello.

La democracia participativa y protagónica, piedra clave de la revolución venezolana, fue palpable en las sesiones donde participó una delegación de seis personas organizada por el Centro de Acción Internacional (IAC por las siglas en inglés) de los EEUU. Los participantes eran Steve Gillis y Frantz Mendes, presidente y vice-presidente, respectivamente, del sindicato de conductores de autobuses escolares de Boston; Julie Fry, de ‘Luche mos Contra el Imperialismo, Unámonos’ (FIST por las siglas en inglés); Lourdes Bela del Círculo Bolivariano Alberto Lovera; Betsey Piette y esta escritora de la sección de Filadelfia del IAC.

[email protected] están
apoderándose de fábricas

[email protected] [email protected] asistieron a tres de las ocho mesas de trabajo celebradas durante el Encuentro. Las mesas trataron los temas “Campesinos enfrentando el desafío de hacer irreversible la reforma agraria,” “El papel jugado por los trabajadores en la gerencia de empresas”, “La educación en la transformación social y la construcción del proyecto ético del sujeto humano”. Betsey Piette asistió a la sesión sobre el papel de [email protected] [email protected]

Ella dijo que más de 500 [email protected] [email protected] asistieron al taller que duró dos días y medio, el cual se enfocó en la co-gestión bolivariana y los modelos eco nó micos alternativos. Con ellos se reunieron delegados de otros países latinoamericanos, canadienses y de los EEUU. El programa fue organizado y facilitado por la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela (UNT).

Entre los participantes estaban el jefe de la UNT; representantes de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores; el presidente del sindicato de los trabajadores de Invepal; la ministra de trabajo de Vene zuela; sindicalistas del sector de transporte; representantes cubanos; y representantes de luchas laborales en Brasil y Argentina. Entre los que asistieron estaban trabajadores de la industria del petróleo, del aluminio, del transporte, de la educación y de la industria eléctrica.

El director nacional de la UNT y un representante de Invepal describieron la lucha de tres años de los trabajadores para impedir el cierre de la fábrica de papel por medio del desarrollo de un sindicato, la ocupación de la fábrica, y finalmente apoderándose de la facilidad con apoyo gubernamental en enero del 2005. Los trabajadores van a reabrir la fábrica a fines de este mes, produciendo libros para el uso del programa de alfabetización de Venezuela.

Un ejemplo alternativo de co-gestión en la planta eléctrica CADAFE también fue presentado. La facilitad incluye un área de recreación para [email protected] [email protected] y sus familias y una cafetería cooperativa. [email protected] participantes de la conferencia pudieron visitar CADAFE y también la planta de Invepal.

Repetidamente, [email protected] participantes de la conferencia enfatizaban que irrespectivamente del modelo empleado, la lucha por el control de los trabajadores en Venezuela no debe estar limitada al sector público o a la toma de poder de las industrias quebradas abandonadas por los dueños capitalistas.

[email protected] oradores recibieron aplausos resonantes cuando dijeron que la co-gestión no es que [email protected] [email protected] [email protected] se vuelvan “accionistas dueños de capital”, sino que terminen las relaciones capitalistas de propiedad y las reemplacen con el control de la industria por [email protected] [email protected] a través del socialismo.

Steve Gillis, presidente del Local 8751 del sindicato USWA, el sindicato de conduc tores de autobuses escolares de Boston, presentó camisetas de la Marcha del Millón de [email protected] y mensajes de solidaridad para [email protected] [email protected] [email protected]

Gillis denunció la crítica que hizo Condoleezza Rice a Chávez quien dijo que el presidente venezolano era el líder de una “revolución fallida”. “El capitalismo es el sistema fallido”, notó Gillis, “porque se ha demostrado incapaz de satisfacer las necesidades más básicas de la gente pobre y trabajadora”.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :