Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
[email protected]

El Tribunal Supremo decide contra pena de muerte para jóvenes

"¡Esta es una victoria de mayor importancia para todos los partidarios de la abolición de la pena de muerte! Otro soporte de la pena de muerte racista y contra los pobres ha sido quitado," declaró Njeri Shakur a través de sus lágrimas de alegría el 1 de marzo, al saber que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos había decidido cinco jueces a cuatro que la pena de muerte para los jóvenes es castigo cruel y extraordinario y contra la Constitución de los Estados Unidos.

Esta decisión afecta a 72 personas encarceladas bajo la pena de muerte en los Estados Unidos que tenían 16 o 17 años cuando fueron acusados de homicidio capital. Veintinueve de estas personas están en las cárceles de Texas.

La última persona que fue sentenciada a la pena de muerte en Texas fue Robert Acuña, condenado por homicidio capital en agosto del año pasado. Sus abogados de defensa trataron de persuadir al fiscal de Houston a demorar el juicio hasta que el Tribunal Supremo tomara la decisión anticipada, pero el fiscal lo negó.

Bárbara Acuña le dijo a Mundo Obrero, "Yo me puse tan feliz y aliviada con esta decisión hoy. Todo ha sido tan traumático para nuestra familia. Apenas puedo esperar a ver a mi hijo esta mañana. Les agradezco mucho a todos esos abogados y activistas que han luchado por esto."

Acuña y otras madres de presos condenados a la muerte hablarán en una conferencia de la prensa el 2 de marzo, llamada por el Movimiento de Texas para Abolir la Pena de Muerte. Ellas hablarán sobre la decisión y sus efectos sobre una familia que ha tenido un hijo de 17 años condenado a morir por el estado.

Uno de los casos más conocido de jóvenes en Texas fue el de Shaka Sankofa, ultimado por el estado en el año 2000. Otro caso fue el de Napoleón Beazley, ultimado en año 2002. Los padres de Beazley respondieron a la decisión con emociones mixtas, "Sabemos que ésta es una victoria y estamos muy felices pero a la vez, nos duelen todavía nuestros corazones por Napoleón. Esta decisión debía haberse tomado más pronto," dijeron ellos.

Desde 1976, cuando la pena de muerte fue restaurada en los Estados Unidos, 22 jóvenes han sido ultimados legalmente, 13 de ellos en Texas.

El primer asesinato por ley de un delincuente juvenil ocurrió en 1642: Thomas Graunger, 16 años, en la colonia de Plymouth, Mass. en los 360 años desde entonces, aproximadamente 365 personas han sido ultimadas por crímenes juveniles.

La persona conocida como la más joven de ser ultimado legalmente en los Estados Unidos, fue James Arcene, un niño indígena que tenía 10 años cuando ocurrió el crimen del cuál era acusado.

Desde la Segunda Guerra Mundial, la persona más joven que se ha muerto en los Estados Unidos debido a la pena de muerte, fue George Stinney, un joven africano-americano de 14 años. Él era tan pequeño, y sólo pesaba 95 libras, que la máscara no le quedaba y se le cayó de su cara mientras que lo electrocutaba el estado de Carolina de Sur.

De los 73 delincuentes juveniles que actualmente están encarcelados bajo pena de muerte, y ellos que ya han sido matados en esta época, dos de tres son o han sido o [email protected] o [email protected] De las 10 delincuentes juveniles femeninas matadas en los Estados Unidos, ocho fueron africana-americanas y una indígena. En cada uno de estos casos, la víctima fue blanca.

Los estados del Sur componen 84 por ciento de todas las penas de muerte impuestas en delincuentes juveniles desde 1973. Sólo tres estados--Texas, Florida y Alabama--contienen la mitad de esos casos condenados a la pena de muerte.

La lucha masiva independiente debe seguir hasta que la pena de muerte racista y contra los pobres, sea abolida para siempre.


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :