Categories: EditorialsMiddle East

¿Es Israel una “democracia”?

Durante las últimas 13 semanas, Israel se ha visto sacudido por manifestaciones masivas de cientos de miles de personas, especialmente en Tel Aviv, dirigidas contra el gobierno neofascista de extrema derecha encabezado por el primer ministro Benjamin Netanyahu, un carnicero. 

Lo que provocó las protestas fue una propuesta de “paquete de reformas” que reduciría el poder judicial del gobierno y daría a los políticos israelíes, considerados el ala “moderada”, más autoridad para elegir a los jueces. Netanyahu declaró que ese cambio era necesario para equilibrar el poder entre jueces y parlamentarios. Al mismo tiempo, Netanyahu sigue enfrentándose a acusaciones de corrupción.

Las manifestaciones han sido tan implacables que los cambios de la “reforma” se han suspendido, al menos por ahora. Por ahora, sólo un pequeño número de personas que se oponen a las reformas de Netanyahu han cuestionado las políticas de apartheid israelíes.

Los críticos de Netanyahu dicen que los cambios propuestos serían una amenaza para la “democracia” de Israel, lo que suscita las siguientes preguntas: ¿Es Israel una democracia ahora y lo ha sido alguna vez desde su fundación? Las respuestas son un rotundo ¡¡¡NO!!!

Jóvenes palestinos se rebelan contra los ocupantes israelíes cerca del asentamiento israelí de Ramat Shlomo, en el este de Jerusalén, 14 de mayo de 2021

El Estado de Israel es una formación ilegal fundada sobre la sangre, el sudor y las lágrimas del pueblo palestino, que fue el habitante original de la tierra durante miles de años. Los imperialistas británicos aprobaron la Declaración Balfour en 1917, declarando que Palestina se convertiría en un “hogar nacional para el pueblo judío”. Una pequeña minoría del pueblo judío vivía entonces en coexistencia pacífica con los palestinos, antes de que se codificara la declaración.

Como se escribió en un editorial de WW de diciembre de 2022: “La fundación oficial del Estado israelí en 1948 fue acompañada de masacres y de la expulsión forzosa mediante el terror genocida y la intimidación de tres cuartas partes de la población de la Palestina de entonces. Unas 750 ciudades y pueblos fueron literalmente borrados de la faz de la Tierra y sus restos arrasados, lo que se conoce como Nakba, alias “el Desastre”.

“En violación del derecho internacional, por no hablar de los derechos humanos de los palestinos, los militares israelíes ocuparon hogares y tierras árabes, jurando no permitir jamás que el pueblo que habían desarraigado y expulsado cruelmente regresara a su patria. En 1967, en otra guerra de agresión, los israelíes se apoderaron de Cisjordania, Gaza y los Altos del Golán, donde aún permanecen para controlar, bloquear y aterrorizar”. (workers.org/2022/12/68147/) 

Israel se convirtió en un Estado de guarnición militar para los intereses imperialistas en esta región rica en petróleo. Para el pueblo palestino, Israel es un Estado colonial de colonos gobernado por el puño de hierro de la supremacía blanca. Los palestinos, incluidos jóvenes trabajadores y niños, son golpeados sin piedad, asesinados y desarraigados de sus hogares, mientras los asentamientos sionistas se expanden a diario en los Territorios Ocupados. 

A pesar de la brutal ocupación de las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF), armadas hasta los dientes por el Pentágono, el pueblo palestino sigue resistiendo heroicamente y contraatacando a esta represión con protestas y huelgas masivas, armado sólo con piedras y botellas. Este tipo de resistencia sigue inspirando no sólo a las masas oprimidas de todo Oriente Medio, sino de todo el mundo, incluidos los centros imperialistas como Estados Unidos. 

Un número creciente de activistas judíos, muchos de ellos jóvenes, desafían al sionismo y se ponen del lado del pueblo palestino uniéndose a la campaña BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) y a otras campañas militantes para contribuir a debilitar políticamente y aislar a Israel. La resistencia también ha provocado que las Fuerzas de Defensa de Israel se enfrenten a una crisis cada vez mayor a causa de quienes se ven obligados a realizar el servicio militar obligatorio y se enfrentan a procesos judiciales por negarse a matar palestinos.

Bajo la actual inestabilidad israelí subyace que, a pesar de cometer actos terroristas, Israel ha sido incapaz de contener la búsqueda de liberación nacional del pueblo palestino, especialmente recuperar de sus opresores sus tierras legítimas, antiguas y robadas. 

En lugar de ondear la despreciable bandera israelí, deberían ondear con orgullo miles de banderas palestinas, prohibidas por el gobierno de Netanyahu.  ¡Palestina será libre!

Editor

Share
Published by
Editor

Recent Posts

Free the Holy Land 5

The Holy Land 5 are five Palestinian humanitarian aid workers — Shukri Abu Baker, Ghassan…

May 25, 2024

UAW rank and file demand their union divest from genocide

UAW Labor for Palestine (UAW L4P) issued the statement below on May 10. United Auto…

May 25, 2024

Israel a society of human shields (2024)

By Kevin “Rashid” Johnson The Zionists kill Palestinian children claiming terrorists attack from behind civilians…

May 25, 2024

Revisiting Mississippi – 60 years after the Klan murder of Civil Rights workers

In 1964 I quit my job as cub reporter for the Detroit News and left…

May 25, 2024

California courts on the hunt for ‘Antifa conspiracy’

This month the Superior Court of San Diego County convicted two activists, Brian Lightfoot and…

May 25, 2024