Tal vez la gente te habló con emoción esta semana, viendo por todas partes esas fotos de mujeres en las calles de Irán, subidas a los coches, quemando coches, protestando por la muerte de una mujer detenida tras su arresto por la “policía de la moral”.

Tal vez te enfureciste tras la sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos que anuló el derecho nacional al acceso al aborto y pensaste: ¿Qué pasaría si hubiera ese tipo de protesta masiva aquí, la ira después de Roe v. Wade vertiendo a la gente en las calles, las estaciones de policía ardiendo y –

Oh. Espera.

Ya ha habido ese nivel de protesta y más en Estados Unidos. Desde 2015 millones de personas han marchado contra los asesinatos de policías, liderados por Black Lives Matter. Se quemó una comisaría en Minneapolis, y se quemaron coches de policía en Seattle y Filadelfia.

Y los policías estadounidenses han seguido matando gente. Sandra Bland. Breonna Taylor. George Floyd. Elijah McClain. Michael Brown. Tony McDade. Más de 5.000 personas han recibido disparos mortales de la policía de servicio en los últimos siete años, y las víctimas son desproporcionadamente negras. 

El sistema de asesinatos sigue vigente en Estados Unidos.

Estamos trabajando para que millones de personas se manifiesten en contra de la “policía de la moralidad” de Estados Unidos, el patriarcal, supremacista blanca y de la nación cristiana, que ahora es mayoría en el SCOTUS y en las legislaturas de muchos estados.

Utilizan las leyes en lugar de las armas para condenar a la gente a la muerte, a la muerte física, intelectual y emocional. Para castigar a las mujeres, a las personas que no se ajustan al género y a las niñas embarazados por violación, para atacar a las personas trans que necesitan tratamiento médico para mantenerse fuertes contra el fanatismo y los ataques físicos, para negar a los niños en edad escolar información objetiva sobre la historia y la salud.

La “policía de la moralidad” está acechando en todos los estados de EE.UU., así que ¿por qué los medios de comunicación corporativos azuzan tanta indignación y desprecio hacia el “gobierno teocrático” de Irán?

Qué hipócrita es que los creadores de opinión de Estados Unidos “se pongan del lado de las mujeres” en Irán, ahora que 20 años de guerra de Estados Unidos contra los talibanes de Afganistán, aparentemente para “liberar a las mujeres”, han dejado a ese país destrozado y a sus mujeres y familias en la más absoluta pobreza.

Así que ahora se podría decir: “¿Pero cómo se puede defender al gobierno de Irán?”

Nosotros decimos: Somos comunistas marxistas-leninistas, y nuestro enemigo es nuestra propia clase dominante. El gobierno de Estados Unidos pretende destruir a Irán, al que considera un enemigo, explotando cualquier queja legítima de las mujeres que viven allí. Washington intenta sembrar el caos y debilitar al gobierno de Irán, prefiriendo las relaciones que mantiene con la monarquía saudí, a pesar de la intransigente represión de los derechos de las mujeres por parte de ese régimen.

Estados Unidos ha sometido a Irán a sanciones y está tratando de desfondarlo económica y militarmente, al igual que Estados Unidos trata de subvertir o aplastar a cualquier nación que mantenga la independencia de la banda de Estados Unidos/OTAN dentro del capital global.

Como comunistas independientes, no nos “amontonamos” en una nación a las órdenes de los gobernantes estadounidenses.

Y extendemos la solidaridad a los pueblos trabajadores y oprimidos dentro de esas naciones para que se organicen para gobernar sus propios destinos -independientemente de la subversión estadounidense- como ocurrió con la revolución dirigida por los comunistas en Afganistán en 1978, que logró grandes avances para las mujeres, antes de que las fuerzas reaccionarias respaldadas por la CIA socavaran ese intento de liberación humana.

Washington armó a las fuerzas que asesinaron a las maestras durante la guerra civil afgana. 

Nos negamos a marchar al unísono con el capital estadounidense y sus maquinaciones. Sabemos que ninguna intervención del imperialismo estadounidense puede liberar a las mujeres o a otros sectores oprimidos de otra nación. El imperialismo capitalista, en aras de sus beneficios, siempre sacrificará a las mujeres mientras afirma que las “salvará”. 

La clase capitalista estadounidense busca dominar a los trabajadores y a los oprimidos -incluyendo a todas las mujeres- con leyes y prejuicios subremacistas blancos, patriarcales, anti-LGBTQ+ y anti-discapacidad. 

Nos dedicamos a derrocar a esta mortífera clase dominante estadounidense.

Editor

Share
Published by
Editor

Recent Posts

Islamic Revolutionary Guard Corps on military action against Israel

The following statement no. 2 was issued by the Islamic Revolutionary Guard Corps on April…

April 15, 2024

No to U.S.-Israeli war on Iran!

Israel’s aggression against sovereign Iranian territory − its bombing of Iran’s Consulate in Damascus, Syria,…

April 15, 2024

On International Workers’ Day: Urgent appeal from the Palestinian General Federation of Trade Unions

The call below was issued in March by the Palestinian General Federation of Trade Unions.…

April 13, 2024

UNAC conference draws hundreds to oppose genocide in Gaza and a hybrid war against China – Focus on building unity in action

The United National Antiwar Coalition released the following news release on April 8 which has…

April 13, 2024

Milei’s policies push Argentina to the brink

Four months after Javier Milei’s inauguration as president, Argentina’s crisis of leadership has worsened, with…

April 13, 2024

Stop attacks on harm reduction in Idaho!

Harm reduction is exactly that: a reduction of the harm that can potentially be caused…

April 12, 2024