Obreros de Starbucks luchan contra ruptura de sindicato

Buffalo, N.Y.

Boletín – 9 de noviembre: Tres tiendas adicionales de Buffalo han presentado ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales para una elección sindical – duplicando el número en la zona a un total de seis. Las tres tiendas iniciales recibirán las papeletas de voto por correo el 10 de noviembre, a la espera de una decisión de la NLRB sobre cualquier intento de última hora por parte de Starbucks de retrasar más la votación.

Estos trabajadores de Starbucks de Buffalo, Nueva York, anunciaron el 9 de noviembre que tres tiendas más han presentado una solicitud de elección sindical, lo que eleva el total a seis tiendas.

Desde que los trabajadores de Starbucks anunciaron públicamente una campaña sindical aquí en octubre, los trabajadores se han enfrentado a una implacable represión sindical por parte de la empresa, que pretende aplastar al sindicato. Durante los últimos meses, los trabajadores han soportado amenazas, acoso, intimidación, vigilancia e incluso el cierre de las tiendas que contaban con el apoyo del sindicato durante largos periodos de tiempo.

La empresa también ha intentado aislar a los trabajadores todo lo posible, cambiando los horarios de las tiendas fuera de la disponibilidad de los trabajadores, obligando a la gente a renunciar o a trasladarse, e inundando la planta con gerentes y funcionarios corporativos, creando una atmósfera de miedo en el trabajo. 

La Unión de Trabajadores de Starbucks contraatacó anunciando el 4 de noviembre que presentaría cargos por prácticas laborales desleales contra la empresa.

Danka Dragic, empleada de Starbucks desde hace dos años, dijo a Workers World: “No deberíamos tener que esperar a que las cosas vayan tan mal como en Amazon o Walmart para poder organizar un sindicato”. 

Los trabajadores saben que todos los trabajadores merecen un sindicato, y Starbucks -una corporación multimillonaria que pone mucho esfuerzo en enmascarar su explotación de los trabajadores con una imagen progresista- ha demostrado que cuando se trata de romper sindicatos, no son mejores que Amazon o Walmart.

Tres de las veinte tiendas en el distrito de Buffalo Starbucks han presentado una peticion por un sindicato, con un amplio apoyo de los trabajadores en otras tiendas. El 28 de octubre, la Junta Nacional de Relaciones Laborales dictaminó que la votación por correo dara lugar en esas tres tiendas del 10 de noviembre al 8 de diciembre. 

En respuesta, Starbucks adaptó su estrategia antisindical, desde reuniones con público cautivo que instruía a los trabajadores para que votaran no, hasta sacar a los trabajadores de la planta durante su turno para ahuyentarlos del sindicato mediante conversaciones individuales. La empresa está añadiendo empleados de otras tiendas a la lista de votantes elegibles en las tiendas que se presentaron, en un intento flagrante de apilar el voto contra los partidarios del sindicato.

Además de la intimidación, Starbucks ha intentado comprar el apoyo de los trabajadores. Desde su fundación en 1971, Starbucks nunca ha concedido la paga por antigüedad, pero ahora ha decidido repartir esa paga extra, durante una creciente campaña sindical.

Sólo bajo la presión de la organización de los trabajadores, Starbucks cedió en cuanto a la paga por antigüedad. Esto es sólo una pequeña muestra de lo que los trabajadores pueden ganar si se organizan juntos en sus intereses clasista compartidos.

El 6 de noviembre, Starbucks organizó lo que ellos llaman un “evento de socios”, en el que participó el ex presidente ejecutivo de la empresa, Howard Schultz. Durante este evento, el multimillonario Schultz aleccionó a los trabajadores sobre la necesidad de ser “humildes”.

A continuación, la barista y organizadora sindical Gianna Reeve pidió a Schultz que firmara los Principios de Elección Justa. Los trabajadores han pedido a la empresa que firme desde el principio de la campaña sindical. Starbucks se ha negado, y Schultz se negó de nuevo. La petición de Reeve fue seguida de aplausos y vítores por parte de muchos otros trabajadores presentes, que consideran que Starbucks no ha permitido a los trabajadores tener una opinión justa frente a las tácticas antisindicales solapadas de la empresa.

La opinión de los trabajadores es que hay que poner fin a la intimidación y el acoso de la dirección. La empresa Starbucks está utilizando todos los trucos del libro para aplastar al sindicato y obtener beneficios por encima de los intereses de sus trabajadores.

Pero los trabajadores de Starbucks persisten y siguen inspirando a otros trabajadores de servicios de alimentos y a los trabajadores de todas las industrias a unirse y organizarse para construir el poder en el lugar de trabajo.

El partido Worker World Party/Partido Mundial de los Trabajadores se solidariza con Starbucks Workers United y con los trabajadores de todo el mundo en la lucha contra la explotación capitalista.

 

Photo: Brian Weber

Tom Suille

Share
Published by
Tom Suille
Tags: Starbucks

Recent Posts

From racist attacks to abortion bans: fight racist terror − a WW commentary

Social developments — political and economic — are interconnected. They reflect the same rotten, inhumane…

May 24, 2022

Sundiata Acoli: Granted parole after 50 years of imprisonment

The New Jersey Supreme Court did what the parole board refused to do since Sundiata…

May 24, 2022

‘The spark that led me to more radical politics” − Commentary

The recent leak from a whistleblower that the Supreme Court could reverse Roe v. Wade…

May 24, 2022

The working class and the global capitalist crisis

The following excerpts are from remarks by Larry Holmes, Workers World Party First Secretary, at…

May 24, 2022

Syracuse Black community speaks out against Buffalo massacre

Syracuse, New York Dozens of people gathered at the Tops grocery store on Pond Street…

May 24, 2022

¡Basta ya!

¡Saquen los pañuelos! Los jueces ultraderechistas no elegidos y nombrados para toda la vida del…

May 24, 2022