Workers World/Mundo Obrero condena en los términos más enérgicos la sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, de 5 a 4, del 2 de septiembre, que se negó a restringir una ley de Texas que prohíbe los procedimientos de aborto a partir de las seis semanas de embarazo.

La ley de Texas también codifica el derecho de cualquier persona, incluso de un completo desconocido, a demandar a una persona que desee abortar o a alguien que la ayude por $10.000 dólares. Esto nos hace recordar a las recompensas que utilizaban las patrullas de esclavos para devolver a la plantación a los negros esclavizados fugados.  

Este es el mismo Texas con la tasa más alta de personas sin seguro médico en el país. Texas se negó a la expansión de la Ley de Cuidado de Salud Asequible, que habría aumentado los fondos federales para los programas de Medicaid para las personas de bajos ingresos, incluidos los que viven con discapacidades, así como las madres solteras y los niños. Un número desproporcionado de afectados son personas de color, incluidos los inmigrantes. La mayoría de los trabajadores pobres ni siquiera tienen derecho a Medicaid.

Este es el mismo Texas que ha ejecutado a muchas más personas encarceladas que cualquier otro estado desde que se reinstauró la pena de muerte en 1976. Y Texas fue el último estado que concedió la libertad a personas que habían sido esclavizadas en 1865, dos años después de que se aprobara la Proclamación de Emancipación en 1863.

Así que no debe sorprender que, en este momento, Texas se haya puesto a la cabeza en la instauración de la ley antiaborto más draconiana hasta la fecha, y que Misisipi, el estado más pobre de Estados Unidos, amenace con aprobar una ley similar este mismo otoño. 

Nancy Northup, presidenta y directora ejecutiva del Centro de Derechos Reproductivos, uno de los grupos que demandan a Texas, declaró: “Estamos desolados por el hecho de que el Tribunal Supremo se haya negado a bloquear una ley que viola flagrantemente el caso Roe v. Wade.

En este momento, las personas que buscan un aborto en todo Texas tienen pánico. No tienen ni idea de dónde o cuándo podrán abortar, si es que pueden hacerlo. Los políticos de Texas han conseguido, por el momento, burlarse del estado de derecho”. (Washington Post, 2 de septiembre)

Una amenaza para Roe v. Wade

Esta ley de Texas promovida por la mayoría del SCOTUS pone en serio peligro el caso Roe v. Wade, la innovadora ley que consiguió el derecho al aborto para todas las mujeres, incluidas las más pobres. La histórica decisión legal fue emitida en 1973 por uno de los Tribunales Supremos más conservadores, durante el gobierno de Richard M. Nixon. Un movimiento de masas liderado por mujeres fue decisivo para forzar esta sentencia que declaraba que las mujeres tenían derecho a controlar su propio sistema reproductivo, no la iglesia ni el estado, incluyendo todos los niveles de gobierno.

Hoy en día, debido a los avances tecnológicos, el derecho al aborto se extiende también a las personas no conformes con el género. La ley de Texas ni siquiera extiende el derecho al aborto a las supervivientes de violaciones e incesto.

 Ahora la mayoría de los estados están intentando aprobar leyes similares a la de Texas que podrían anular completamente el caso Roe v. Wade.  

Desde el comienzo de la sociedad de clases, hace miles de años, las mujeres eran consideradas por los hombres como una propiedad, no diferente de un caballo o una vaca. Las mujeres eran utilizadas como incubadoras para producir hijos como herederos. Esta reciente ley refuerza este estatus de segunda clase para mantener a las mujeres esclavizadas en el hogar y sin poder, lo que se ha vuelto cada vez más difícil económicamente con la pandemia en curso.

Se acaba de anunciar que el 2 de octubre tendrán lugar marchas coordinadas a nivel nacional en todas las capitales de los estados para defender el derecho al aborto, iniciadas por al menos 90 organizaciones feministas. El Partido Demócrata desempeñará sin duda un papel destacado en la convocatoria de estas manifestaciones, que sin embargo tendrán un carácter progresista. Sin embargo, la izquierda, incluido nuestro Partido, debe adoptar una posición independiente y anticapitalista para distinguirse de este partido burgués, racista y pro-guerra, similar al Partido Republicano.

No podemos confiar en ninguno de los partidos burgueses, en la Corte Suprema de Justicia o en cualquier brazo del Estado represivo para defender o salvar a nuestra clase de las calumnias de la derecha y de los fanáticos antiabortistas. La mejor manera de derrotar a estas fuerzas anti-mujeres y anti-género oprimido, legales y extralegales, es construir un poderoso movimiento multinacional, multigénero y multigeneracional, similar a Black Lives Matter, con protestas sostenidas con tácticas masivas y militantes tanto para defender como para fortalecer Roe v. Wade. 

El derecho al aborto debe formar parte de todo un programa de lucha para promover el derecho a criar niños sanos en una sociedad libre de racismo, sexismo, homofobia y transfobia; donde la atención sanitaria, incluida la atención prenatal y neonatal, la vivienda asequible, los alimentos nutritivos, un medio ambiente limpio y el derecho a un trabajo sindical y a un salario digno sean derechos para todos los pueblos trabajadores y oprimidos. ¡Defiende Roe contra Wade! ¡Abajo el SCOTUS!

Editor

Share
Published by
Editor
Tags: Abortion

Recent Posts

Netflix: STOP promoting transphobia!

Oct. 15 – Dave Chappelle has been rightfully criticized for transphobic, homophobic and misogynist comments…

October 15, 2021

No abortion bans
‘We won’t go back!’

The right to access safe, legal abortions is under attack across the U.S., especially in…

October 15, 2021

Cape Verde, nearing designation as human rights abuser, criticized heavily by UN

The following is a statement from the International Action Center. The United Nations has put…

October 15, 2021

Free Alex Saab delegation attends meeting of African Bar Association

By John Philpot and Roger D. Harris, Free Alex Saab Committee An international Free Alex…

October 15, 2021

Pandora Papers confirm that Latin America’s veins are still wide open

By Alejandra Garcia from Havana Note: The following lightly edited article first appeared in Resumen…

October 15, 2021

Venezuela: U.S. ignorance of reality can’t justify farce

By Sergio Rodriguez Gelfenstein Sent to Workers World by the author, a Venezuela analyst and…

October 15, 2021