Destrozar la ley contra el voto en Georgia

El gobierno estatal, dominado por el Partido Republicano, ha impulsado un proyecto de ley que convierte a Georgia en el primer estado en aprobar una amplia ley contra el voto. Esta ley hace retroceder la protección del voto de los afroamericanos a las normas racistas anteriores a la Ley de Derecho al Voto de 1965. 

La pérdida del voto presidencial nacional y de dos escaños en el Senado aterrorizó a los republicanos de Georgia para que suprimieran a los votantes negros. Otros estados tienen leyes similares en proyecto.

La resistencia ha comenzado. Ya se habla de trasladar el Partido de las Estrellas del béisbol fuera de Atlanta este verano. Un movimiento de masas como el que ganó la ley de 1965 todavía puede revertir esta ofensiva racista y ampliar el voto y otros derechos civiles. 

Aunque sus promotores niegan el contenido racista de la ley de Georgia, es fácil demostrarlo repasando la ley punto por punto. Preferimos dar las gracias primero a una valiente mujer afroamericana, Park Cannon, la representante del estado de Georgia, por arrancar la tapa de esta ley y exponer su podredumbre.

La representante Cannon trató de enfrentarse al gobernador de Georgia, Brian Kemp, mientras firmaba la ley, en su despacho privado. Su objetivo era presenciar este acto históricamente reaccionario. 

La diputada Cannon llamó a la pesada puerta de madera del despacho de Kemp. La policía del estado de Georgia en el Capitolio, visiblemente blanca, la detuvo, la esposó y la arrestó. La acusaron de dos delitos inventados, ya que no existe ninguna ley que niegue a los representantes electos el derecho a llamar a la puerta del gobernador. El vídeo de la detención se hizo viral.

Dicho vídeo perturbó la “óptica” del gobernador Kemp, que ya tenía problemas. Las fotografías muestran a seis hombres blancos con traje que flanquean al gobernador mientras firma la ley Jim Crow. Un gran cuadro colgado en la pared detrás de ellos muestra una plantación sacada directamente de la esclavitud. Cabe imaginar que la única moderación que mostraron los hombres blancos fue esperar a que el fotógrafo se fuera antes de ponerse las capuchas del KKK.

 La nueva ley incluye los siguientes puntos:

  • Se crean nuevos requisitos de identificación del votante para el voto por correo;
  • Los funcionarios estatales pueden supervisar las juntas electorales locales;
  • Habrá un número limitado de buzones para depositar las papeletas;
  • Dar comida y agua a los votantes que esperan en la cola será un delito. 

Los puntos primero y tercero inhiben el voto. Obstaculizan especialmente a los votantes de las ciudades de mayoría afroamericana y de las zonas rurales pobres. El segundo punto aleja el desarrollo y la supervisión de los procedimientos de votación de las ciudades y pueblos de mayoría afroamericana.

El cuarto, relativo a los alimentos y el agua, ya ha indignado a grandes mayorías, según las encuestas. En su evidente crueldad inhumana, imita las leyes que impiden a la gente dar agua a sus compañeros resecos que migran por los desiertos del suroeste de Estados Unidos. 

Estas nuevas restricciones también recuerdan a las que se imponían a los negros indigentes que querían registrarse para votar antes de la ley federal de 1965, como el ilegal impuesto electoral o la tasa de voto.  

Esas leyes provocaron resistencia. Y la ley de Georgia pide a gritos una resistencia masiva. 

Tras su salida de la cárcel del condado de Fulton, la diputada Cannon escribió en las redes sociales “No vamos a vivir con miedo, y no vamos a ser controlados. . . . Tenemos derecho a nuestro futuro y derecho a nuestra libertad”.

Aplaudimos la valentía de la diputada demócrata Cannon. Sin embargo, desconfiamos del liderazgo nacional del Partido Demócrata en esta lucha. A pesar de la retórica del presidente atacando esta ley, y a pesar del interés propio de su partido en ampliar la participación electoral, anticiparnos que este otro partido imperialista evite una confrontación seria con los republicanos en esta cuestión.

Al igual que el movimiento Black Lives Matter del verano pasado, una nueva lucha por el derecho al voto debe ser independiente de los dos grandes partidos capitalistas.

¡Retirar todos los cargos contra la diputado Cannon de Georgia! ¡Destruyan las leyes de supresión del voto en Georgia! 

Editor

Share
Published by
Editor
Tags: Georgia

Recent Posts

Eviction resistance

Philadelphia A long anticipated confrontation between residents fighting for housing justice and the Philadelphia Sheriff’s…

August 9, 2022

U.S. media hide military threats vs. China

Why has there been almost no coverage of what was taking place at the same…

August 9, 2022

Palestine will be free!

New York City Thousands of supporters of the Palestinian struggle for liberation from Zionist settler-colonialism…

August 9, 2022

Breonna Taylor: still fighting for justice – an editorial

Breonna Taylor was a 26-year-old, African American emergency medical technician, whose life was tragically cut…

August 9, 2022

Global warming causing worldwide heat-wave crises

Fiddling while the Northern Hemisphere burns, roasts, melts and drowns. That’s what is going on…

August 9, 2022

Boston Starbucks Workers United brings strike line to NLRB

Boston, Aug. 7 Disgusted by the National Labor Relations Board and its entire federal enforcement…

August 8, 2022