Cómo COVID-19 revela las desigualdades en la economía de EE.UU

La administración de Trump ha admitido que no tiene ningún plan controlar al virus COVID-19. El jefe de personal de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijo a CNN el 25 de octubre que “No vamos a controlar la pandemia. Vamos a controlar el hecho de que tenemos vacunas, terapias y otras áreas de mitigación”.

Supermarket Workers, BrattleboroVT 6\9-Un gran porcentaje de las mujeres negras y latinas se concentran en trabajos de servicios y de venta al por menor y se han visto especialmente afectadas. Bajo las presiones del comercio electrónico y la pandemia, cerca de un millón de trabajadores del comercio minorista han perdido sus empleos, que en un principio estaban mal pagados. Incluso cuando los restaurantes y las tiendas están abiertas, los clientes se mantienen alejados por miedo a ser infectados. Esto crea dificultades adicionales para los trabajadores que dependen de las propinas o de la comisión de ventas.

Los trabajadores peor pagados, con pocos o ningún ahorro de emergencia, ahora se enfrentan al mayor desempleo. El número de empleos para los trabajadores que ganaban menos de $14 por hora ha bajado un 20% desde enero. El número de trabajos que pagan entre 14 y 20 dólares por hora ha disminuido casi tanto como el 16%, mientras que el número de trabajos para los trabajadores que ganan 32 dólares o más por hora ha aumentado en un 2%. (Encuesta sobre la población actual)

Los jefes se hacen más ricos, los trabajadores se enferman

Mientras que los trabajadores sufren bajo el azote del desempleo y se ven obligados a aceptar trabajos peligrosos y mal pagados para sobrevivir, los ricos se hacen cada vez más ricos. Los ingresos del tercer trimestre de Google ascendieron a 46.020 millones de dólares, frente a los 37.990 millones del trimestre anterior. Amazon informó que los ingresos del tercer trimestre fiscal de 2020 aumentaron un 37% con respecto a los de 2019, hasta alcanzar los 96.100 millones de dólares.

Un área de venta al por menor que sigue funcionando a plena capacidad son las tiendas de comestibles, incluyendo la tienda Whole Foods, propiedad de Amazon. Aunque sus propietarios están obteniendo miles de millones de beneficios, los trabajadores de las tiendas de comestibles siguen enfrentándose a riesgos mortales todos los días, a pesar de que los jefes les han cortado su paga de “bonificación por peligrosidad”.

Según el Washington Post (12 de agosto), “Al menos 130 trabajadores de supermercados de EE.UU. han muerto, y más de 8.200 han dado positivo por el nuevo coronavirus desde finales de marzo”. Con o sin pago por riesgo, dadas las altas tasas de desempleo actuales, los trabajadores están dispuestos a aceptar los trabajos.

Los grandes jefes -que saben lo desesperados que están los trabajadores por poner comida en la mesa para sus familias y mantener un techo sobre sus cabezas- se amontonan en el trabajo, recortan las horas y obligan a los trabajadores a tratar con clientes sin máscaras que no tienen en cuenta el distanciamiento social. Algunos trabajadores están tan disgustados con su tratamiento que renuncian a mitad de turno. Pero otros están tan desesperados que vienen a trabajar aun enfermos.

Las estadísticas de EE.UU. comparadas con las de China

El Departamento de Comercio informó que la producción de bienes y servicios de los Estados Unidos, el Producto Interno Bruto, cayó por el precipicio en el segundo trimestre (abril, mayo, junio). Se redujo un 9,5%, unos 450.000 millones de dólares. Este fue el mayor descenso porcentual desde 1875. Esto siguió a un descenso en el primer trimestre.

Incluso después de que el PIB de EE.UU. creciera un 7% en el tercer trimestre, ayudado por el paquete de estímulo de marzo, la economía de EE.UU. ha disminuido un 3,5% desde principios de enero.

Compare esto con la tasa de crecimiento de China del 1,9% según el Banco Mundial. China, que ha tenido 4.746 muertes de 91.921 casos de COVID-19 según la Organización Mundial de la Salud, (OMS) ha logrado controlar la pandemia allá.

China ha mostrado una respuesta ordenada, científica y altamente organizada a escala nacional. El gobierno de China sigue planeando poner fin a la pobreza antes de 2021 a pesar de la pandemia. Tiene previsto llegar a una sociedad moderadamente próspera para todos en 2030 y alcanzar una economía desarrollada y socialista en 2050.

Lo que está claro es que los trabajadores estadounidenses necesitan un nuevo enfoque para controlar esta pandemia y su impacto económico. China podría proveer un buen ejemplo de lo que se necesita

G. Dunkel

G.Dunkel@workers.org

Share
Published by
G. Dunkel
Tags: COVID-19

Recent Posts

Palestinian resistance pays tribute to martyr, Aaron Bushnell

The following statements appeared on Resistance News Network on Feb. 26, 2024. Hamas We, in…

February 26, 2024

Politicians attack harm reduction programs

It’s 2024 and people are still buying into anti-addict, anti-houseless politics in the age of…

February 26, 2024

Philadelphia: High school students walk out for Palestine

Philadelphia Over 150 youth from Philadelphia high schools walked out of classes on Feb. 23…

February 26, 2024

Texas plans another legal lynching: Save the life of Ivan Cantu!

Houston When speaking about prisons and the death penalty, many activists and leaders have said,…

February 26, 2024

Buffalo police kill a Black man – yet again

On Saturday morning, on Buffalo's East Side, police shot and killed a Black man –…

February 26, 2024

No slam dunk for 76ers arena

Philadelphia When the billionaires who own the Philadelphia 76ers basketball team made their announcement on…

February 24, 2024